Nuevas recetas

Un nuevo sabor de España llega a la ciudad de Nueva York

Un nuevo sabor de España llega a la ciudad de Nueva York


Dani García tiene dos estrellas Michelin en su estilo minimalista Calima en la comunidad turística andaluza de Marbella (también nombramos su más tradicional La Moraga, en el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol de España, uno de nuestros 31 mejores restaurantes de aeropuerto en todo el mundo). Pronto García abrirá un restaurante en la ciudad de Nueva York, llamado Manzanilla, en Park Avenue South en 26th Street. Su socio en la empresa es Yann de Rochefort, cuyas aportaciones anteriores a la gastronomía española en América son los bares de tapas de la Boquería en Nueva York (dos) y Washington, D.C.

Me senté con García en Madrid Fusión para hacerle unas preguntas sobre el lugar.

Colman Andrews: ¿Por qué decidió abrir en Nueva York?
Dani García: Porque para mí es la mejor ciudad del mundo. Es una ciudad muy emocionante. Pero es muy difícil trabajar aquí.

CA: ¿Por qué?
DG: Tengo que cambiar muchas cosas. Tengo que aprender sobre las estaciones allí y sobre las verduras. La gente de Nueva York come muchas coles de Bruselas y col rizada, que no usamos mucho en España. Los sándwiches significan algo diferente. Las ensaladas también son muy diferentes. En España, una ensalada es de hojas y quizás tomates y el aderezo es aceite de oliva, vinagre de jerez y sal. En América te gustan las verduras en tu ensalada, diferentes texturas, y los aderezos pueden tener diferentes vinagres, yogur, menta… En España, la comida es más sencilla, más elegante. En Nueva York, a la gente le gustan más cosas en su comida. Cuando hago la sopa de pescado malagueña que se llama gazpachuelo, por ejemplo, en España solo tiene bacalao, pero en Nueva York pondré coliflor cocida a dos, en puré y frita. Nunca he frito coliflor, pero en Nueva York, a la gente le encanta la coliflor frita.

CA: Si cambias todo por los gustos estadounidenses, ¿Manzanilla seguirá siendo un restaurante español?
DG: Será un restaurante español para neoyorquinos, con productos españoles y actitud española.

CA: ¿Cuáles son algunos de los otros platos que servirás?
DG: Algunos crudités especiales, tortilla de Cabrales con kimchee, pulpo ahumado con patata y pimentón, cordero cocido a fuego lento con pistachos y mollejas, rabo de toro con col rizada y setas, camarones importados de Cádiz, tres arroces - uno una negra con tinta de calamar, una vegetariana con setas y queso Valdeón, una con bogavante y un carpaccio de gambas rojas…

CA: ¿Qué opinas de los otros restaurantes españoles en Nueva York?
DG: Son muy buenos, pero todos son tapas. Este será un restaurante muy real. Habrá algunas tapas, pero será más como una brasserie.

CA: ¿Cuánto tiempo pasarás realmente en Manzanilla?
DG: No soy consultor. Este es mi restaurante. Es muy importante para mi. Quiero estar allí muchos días.


Chorizo ​​verdaderamente español, por fin en América

SI alguna vez ha experimentado con el chorizo, la salchicha de cerdo curada con pimentón y ajo, sabe lo persuasivo que puede ser su aroma completo y su calor profundo y pegajoso. Es posible que lo haya cortado en rodajas y mezclado en paella, cortado en cubos pequeños que se barrieron en una tortilla o se infundió en un guiso para darle un toque ahumado. Su sabor robusto y su picante cálido y hormigueante eran distintivos, dando a todo lo que tocaba la sensación de la cocina española.

Pero lo que quizás no hayas notado es que el chorizo ​​no era de España. Durante mucho tiempo no se aprobó la importación de chorizo. En 1997, el Departamento de Agricultura y el gobierno español dieron permiso a un fabricante de chorizo, Palacios, de Rioja, pero no fue hasta octubre pasado que el chorizo ​​comenzó a entrar en cualquier cantidad. Ahora, las tiendas parecen no tener suficiente. El chorizo, que viene en salchichas largas y firmes y en eslabones más cortos y un poco más densos, se encuentra en tiendas de comestibles como Butterfield Market, Fairway y Citarella en Manhattan.

Si nunca ha estado en España y mordisqueó rodajas de chorizo ​​antes de la cena, los Palacios serán una revelación. Cuando lo prueba, de repente se da cuenta de todos los compromisos que hizo. Las marcas de chorizo ​​americano como Quijote y Corte & # x27s son salchichas buenas y abundantes. Pero no se parecen en nada a los de España, que son ahumados, terrosos, dulces y bastante picantes.

Las salchichas se utilizan a menudo como sabor de fondo. Dan cuerpo a las salsas de carne, forman la base de los rellenos y, a pesar de su riqueza, se pueden convertir en salteados. Pero el chorizo ​​se diferencia de la mayoría de los demás en un aspecto: su sabor es tan poderoso que no influye sutilmente en un plato. Quema su huella en sus mismos cimientos. Rayará los huevos revueltos con sus aceites de naranja y los hará tan llenos y ricos que no pensarías en agregar un solo ingrediente más. Puede hacer que un caldo delgado se sienta abundante y puede envolver papas salteadas con capas de especias asadas y ajo.

En muchos sentidos, el chorizo ​​es una destilación de los ingredientes principales (pimientos, ajo y cerdo) en la cocina española y, en esencia, una destilación de su terruño. Esto me quedó claro la primavera pasada como amigo y me acerqué a Jabugo, un pequeño pueblo enterrado en un manto de nubes a unas dos horas al noroeste de Sevilla. Siguiendo nuestro camino hacia la ciudad, contemplamos exuberantes colinas salpicadas de cerdos, que deambulaban libremente, sus hocicos se alimentaban de pastos espesos bajo encinas retorcidas y alcornoques.

El período desde finales del otoño hasta principios de la primavera se llama montanera, o temporada de bellotas, cuando los cerdos se alimentan de las bellotas de estos árboles, cada uno comiendo entre 22 y 26 libras de bellotas al día. El cerdo ibérico, que desciende del jabalí del sur de Europa, no es un ejemplar atractivo. Tiene orejas caídas, hocico largo, patas delgadas y cabello oscuro. Pero su carne tiene un denso rayado de grasa y un sabor intenso, lo que da lugar a los jamones curados más cotizados de España.

En Jabugo, un pueblo de modesto encanto, no cabía duda del principal comercio. Un humo cálido y dulce llenó el aire. Sánchez Romero Carvajal, uno de los mayores productores de cerdo curado de la zona, se sentó a las afueras de la ciudad en un gran edificio construido en 1901. Era extrañamente civilizado para una fábrica, con un patio central para los descansos de los empleados y pasillos largos con baldosas.

Los cerdos son llevados a Sánchez Romero cuando tienen entre 14 y 16 meses. Una vez sacrificados, los muslos se curan en un proceso de dos a tres años para el jamón ibérico. Los lomos se elaboran en caña de lomo, y la carne de la paleta se utiliza para hacer chorizo. Es un proceso increíblemente sencillo. La carne se muele, luego se mezcla con pimentón, ajo, sal y una pizca de jerez en una máquina que truena y bate. La carne condimentada se marina durante la noche antes de embutirse en tripas y atarse.

La siguiente parte está controlada en gran parte por la naturaleza. Los trabajadores de la fábrica simplemente responden. Las salchichas se cuelgan juntas en el techo de una habitación grande y oscura. El techo está hecho de tejas, espaciadas para que puedas ver pequeños fragmentos de luz a través de las grietas. Hay mosquiteros en las ventanas pero no vidrios. Cuando hace calor y está seco, las ventanas se cierran y las esteras de arpillera se empapan en agua y se colocan en el piso de las salas de curado. Cuando hace frío, las contraventanas están cerradas. En todo momento, un suave fuego de roble humeante se sienta en un barril bajo en el piso.

El aire es denso y húmedo, y todo lo que oyes es el crujido de la madera. Los hombres mueven los barriles y reorganizan las salchichas a medida que avanza el curado. Se necesitan unas semanas para curar el chorizo ​​y, a veces, hasta cuatro meses, según el tamaño y la época del año. Durante ese tiempo, la carne se seca y absorbe el humo, humo de la misma madera cuya fruta le da sabor a la carne.

No todo el chorizo ​​se elabora exactamente de la misma manera. Cada región tiene sus propios tics. De hecho, algunos productores, incluido Palacios, en realidad no fuman sus salchichas. Pero incluso el chorizo ​​curado al aire como estos tienen una cualidad misteriosamente ahumada.

Jesús García, responsable de exportación de Sánchez Romero, dijo: & # x27 & # x27Con chorizo, estamos hablando de un tipo de embutido. Para nosotros chorizo ​​significa cerdo, grasa y pimentón. & # X27 & # x27

Y a veces, también orégano, nuez moscada y pimentón picante.

& # x27 & # x27 Por supuesto, & # x27 & # x27 añadió, & # x27 & # x27 no se conocía la paprika hasta que se descubrió el Nuevo Mundo, pero había otras salchichas. Todavía hoy en España se puede encontrar chorizo ​​sin pimentón. Se llama chorizo ​​blanco. & # X27 & # x27

Como todos los alimentos con terruño, el chorizo ​​sabe un poco a aire y tierra, el carácter mismo de la región. Todo esto lo convierte en un sabor que se distingue de casi cualquier otro chorizo. El chorizo ​​Palacios lo tiene de todo menos el cerdo ibérico.

Ningún matadero en España ha obtenido la aprobación de las autoridades estadounidenses. Al igual que otras empresas españolas que exportan productos porcinos a Estados Unidos, Palacios debe importar el cerdo de mataderos homologados en otros países europeos. Su cerdo procede de Dinamarca y se cura con el método español.

Debido a los estrictos estándares, Palacios es solo una de las tres empresas españolas que exportan productos de cerdo curados a Estados Unidos. & # x27 & # x27 El problema, & # x27 & # x27, explicó el Sr. García de Sánchez Romero, & # x27 & # x27 es que las autoridades estadounidenses no reconocen los estándares de producción de la Unión Europea & # x27. Quieren que las empresas sigan sus propios estándares. Y algunas empresas no quieren cambiar. Ya vendemos en todo el mundo. No necesitamos vender en los EE. UU. & # X27 & # x27

Y entonces, esta podría ser la razón por la que el comercio aún no ha florecido. Pero si las tiendas de comestibles de la ciudad de Nueva York son un indicio, la demanda podría ser muy parecida a la de los embutidos italianos, que después de un comienzo lento han inundado el mercado durante las últimas dos décadas. (Fuera de los mercados de especialidades, Palacios está disponible en www.tienda.com, un sitio web de alimentos españoles. O puede llamar a Palacios en Miami al 305 758-1089).

Incluso sin el cerdo ibérico, el chorizo ​​Palacios, dulce o picante, es muy superior a marcas americanas como Conte & # x27s, que es elástico y suave, y al firme y dulce Quijote, que es bastante bueno pero marcadamente diferente. No todos los chorizos de Estados Unidos están hechos para imitar a los españoles. Puedes encontrar chorizo ​​mexicano, que tiene una textura más fina y picante fuerte, y a veces chorizo ​​portugués, que es más suave.

La mejor manera de familiarizarse con el chorizo ​​español (y uno de los mejores platos que descubrí) es mezclarlo con huevos. Esparcí rodajas de chorizo ​​en una sartén antiadherente y las calenté hasta que empezaron a chisporrotear. Luego agregué un poco de aceite de oliva, rompí los huevos en la sartén y comencé a revolver rápidamente, haciendo girar los huevos alrededor de la sartén y doblándolos unos sobre otros hasta que apenas estuvieran cocidos.

Qué cocinar esta semana

Sam Sifton tiene sugerencias de menú para los próximos días. Hay miles de ideas sobre qué cocinar esperándote en New York Times Cooking.

    • Una de las mejores cosas del pollo asado con chile de Melissa Clark con miel, limón y queso feta es la grasa agridulce de la sartén.
    • El tofu glaseado de Yewande Komolafe con chile y anís estrellado es una versión de la técnica detrás de Sichuan hui guo rou, o cerdo cocido dos veces.
    • Las hamburguesas de camarones de Mark Bittman son perfectas con mayonesa, mezcladas con salsa picante Texas Pete y abundante jugo de limón.
    • Este japchae de verduras de primavera de Kay Chun está hecho con los fideos de batata coreanos conocidos como fideos de vidrio.
    • El pollo al estofado marrón de Millie Peartree se elabora sobre una base de salsa para dorar comprada en la tienda, un brebaje de azúcar quemado de color caramelo.

    La grasa del chorizo ​​recubre los huevos y les da un color amarillo azafrán. Y hay algo en el chorizo ​​que hace que los huevos tengan un sabor abundante y casi cremoso. Encontrarás este plato en España, donde se le llama revueltos de chorizo. O, a menudo, se agrega a la tortilla, que es más como una tortilla. Sin embargo, debido a que los huevos no se mueven alrededor de la sartén, el sabor del chorizo ​​es menos dominante.

    Es útil pensar en el chorizo ​​en términos de tocino o ajo: un sabor picante que puede agregar al comienzo de la cocción para perfumar el plato. Los cocineros españoles a veces tratan el chorizo ​​más como un bouquet garni o un cubo de caldo. Cada región parece tener un plato de frijoles hervidos a fuego lento, e invariablemente se agrega chorizo ​​a los frijoles mientras hierven a fuego lento. Los frijoles absorben el sabor picante del chorizo ​​y el ajo, y juntos se vuelven ahumados, ligeramente picantes y suaves. Si agrega otras carnes y algunas verduras, tiene algo no muy lejos de cassoulet.

    Todos estos parecen maridajes naturales, pero el chorizo ​​es quizás mejor con algo en lo que nunca pensarás, pescado y mariscos. Puede agregarlo a la sartén con berberechos o almejas mientras los abre al vapor. Puedes meter rodajas en mero como dientes de ajo en una pierna de cordero, como hace Daniel Orr, el chef de Guastavino, antes de saltearlo. O simplemente puede convertir su grasa y espolvorear los jugos de naranja picantes sobre el bacalao asado. El chorizo ​​aporta sabor de fondo y una especie de cuerpo y definición intangible a estos platos. Es una lástima que el español no tenga una palabra para umami.

    Antes de que el chorizo ​​Palacios comenzara a llegar desde España, Patricia Yeo, la chef de AZ, había estado buscando ese sabor esquivo. Había renunciado a las marcas nacionales y comenzó a hacer las suyas propias. Ella marina cubos de paleta y panceta de cerdo en una mezcla de pimentón, ajo, azúcar morena, pimienta de Alepo y sal, luego muele la carne, la empaqueta en tripas de cordero y la ahuma. Alteré un poco su método para mi cocina. Usé pimentón ahumado y me salté las tripas, prefiriendo usarlo desmenuzado. Es muy fácil y una excelente alternativa, en la que vale la pena confiar si su tienda aún no tiene Palacios.

    Pero si las cosas siguen yendo bien, no tendrá que preocuparse de todos modos. El chorizo ​​de Palacios, como mínimo, abrió la puerta a la importación. Y hay muchos más embutidos deliciosos detrás. Está la caña de lomo, un sublime morcón de lomo curado, que se parece al chorizo, solo que las morcillas un poco más gordas, las morcillas sabrosas y bastantes otras creaciones para consumir hasta el último rincón del cerdo. Solo están esperando que nuestro gobierno se ponga al día con el apetito de los estadounidenses por todo.

    SOPA DE CONEJO CON AJO, PIMIENTOS Y CHORIZO

    Adaptado de & # x27 & # x27 En manos de un chef & # x27 & # x27 por Jody Adams (William Morrow, 2002)

    sal kosher y pimienta negra recién molida

    1/2 taza de aceite de oliva virgen extra

    1/2 libra de chorizo ​​suave, picado con un tenedor

    3 cebollas medianas, picadas en dados de 1/4 de pulgada

    3 pimientos rojos, sin tallos, sin semillas y cortados en tiras de 1/2 pulgada

    1 cucharada de tomillo picado

    1/2 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo picante

    2 tazas de garbanzos cocidos o garbanzos enlatados, bien enjuagados

    1 lata de 15 onzas de tomates cortados en cubitos

    1/2 taza de perejil de hoja plana picado.

    1. Sazone todo el conejo con sal y pimienta. Caliente el aceite de oliva en un horno holandés o una olla sopera, lo suficientemente grande como para que quepan el conejo y las salchichas en una capa, a fuego medio. Agrega el conejo y la salchicha, y dora por ambos lados, unos 5 minutos por cada lado. Transfiera a un plato.

    2. Agregue las cebollas a la olla, sazone con sal y pimienta y cocine hasta que estén ligeramente doradas, aproximadamente 10 minutos. Baja el fuego si las cebollas se cocinan demasiado rápido. Agregue los pimientos, sazone con sal y pimienta y cocine hasta que los pimientos comiencen a ablandarse, aproximadamente 3 minutos. Agrega el ajo, el pimentón, las hojas de laurel, el tomillo y las hojuelas de pimiento rojo y cocina por 1 minuto.

    3. Agregue el caldo de pollo y deje hervir. Baja el fuego a fuego lento, luego regresa el conejo y la salchicha a la olla. Tape y cocine por 1 hora.

    4. Voltee la salchicha y el conejo para que se cocinen uniformemente. Agregue los garbanzos y cocine por otros 30 minutos más o menos, agregando más caldo si es necesario. Cuando termine, el conejo debería estar a punto de caerse del hueso. Retire el conejo y la salchicha de la olla. Cuando esté frío, triture la carne del conejo y deseche los huesos. Corta la salchicha en trozos diagonales de 1/2 pulgada. Retire las hojas de laurel y deséchelas. Sazone la sopa con sal y pimienta.

    5. Regrese la carne a la olla. Calentar la sopa para calentar todo. Agregue el jerez, los tomates y el perejil y cocine a fuego lento durante 5 minutos. Sirva en tazones calientes y sirva.

    CHORIZO CON BOBINAS Y HOJA DE BAHIA

    2 libras de berberechos o almejas, lavados

    1/4 de libra de chorizo, en rodajas finas, luego cortado transversalmente en medias lunas

    1 chalota grande, en rodajas finas

    Vino blanco seco (aproximadamente 1 taza)

    4 rebanadas de pan de campo tostadas y espolvoreadas con aceite de oliva

    Sal marina gruesa o sal kosher.

    1. Coloque los berberechos en una sartén lo suficientemente grande como para que quepan en una sola capa. Espolvoree el chorizo, la chalota, el laurel y las hojas de menta por encima. Vierta suficiente vino para cubrir la base de la sartén (aproximadamente 1/8 de pulgada de profundidad). Tape la sartén, coloque a fuego alto y cocine hasta que los berberechos se abran y estén recién cocidos. Coloque una tostada en el centro de cada uno de los cuatro tazones poco profundos. Con una espumadera, divida los berberechos y el chorizo ​​entre los tazones. Espolvorea con sal marina gruesa. Servir. Usa tenedores diminutos para comer los berberechos y el chorizo.

    Rendimiento: 4 porciones de aperitivo.

    Tiempo: 20 minutos más 24 horas y # x27 marinado

    1 1/4 libras de paleta de cerdo cortada en cubitos

    1 cucharada escasa de sal kosher

    1 cucharada escasa de azúcar morena

    2 dientes de ajo finamente picados

    1/2 cucharadita de nuez moscada recién molida

    1 cucharada de pimentón ahumado

    1 cucharada de pimienta de Alepo.

    1. En un tazón mediano, mezcle la carne de cerdo, la sal, el azúcar morena, el ajo, la nuez moscada, el pimentón y la pimienta. Tape y refrigere 24 horas.

    2. Al día siguiente, muele la carne usando el dado más grande en una picadora de carne. Cubra y refrigere por lo menos una o dos horas. Haz empanadas o simplemente úsalo desmenuzado.

    Rendimiento: Aproximadamente 1 1/4 libras de chorizo.

    1 1/2 onzas de chorizo ​​suave, en rodajas finas, luego cortado transversalmente en medias lunas

    6 huevos, partidos en un bol

    1. Extienda el chorizo ​​en rodajas alrededor de la base de una sartén antiadherente grande y colóquelo a fuego medio-alto. Cuando el chorizo ​​comience a chisporrotear, agregue el aceite de oliva a la sartén. Vierta los huevos, luego con una cuchara de madera, revuelva muy rápidamente la mezcla de huevo, rompiendo las yemas y volteando los huevos una y otra vez hasta que estén apenas cocidos, levantando la sartén del fuego a la mitad. Tomará menos de un minuto. Vierta en un plato para servir, espolvoree con sal marina y sirva.

    Nota: Si desea servir cuatro, es mejor repetir la receta en la misma sartén o usar dos sartenes a la vez.


    30 VINOS ROSADOS PARA DEGUSTAR: LA PROVENCE LLEGA A LA CIUDAD DE NUEVA YORK

    La creciente demanda de rosados ​​excelentes, y la capacidad de Provence para satisfacer esa demanda, fue inequívocamente clara en "Provence in the City 2013", una degustación de vinos rosados ​​en la ciudad de Nueva York el martes pasado. Con más de 30 bodegas del corazón de la eminente región de rosados ​​del mundo, esta cata fue la mayor colección de productores de vino rosado que verá Estados Unidos este año, según Conseil Interprofessionnel des Vins de Provence (CIVP), el grupo francés que organizó el evento.

    El chef Florian Hugo conversa con la gente en la mesa del Chateau Vignelaure, donde se sirvieron vinos que mi esposo disfrutó muchísimo.

    El restaurante Brasserie Cognac, en el corazón de Manhattan, fue el escenario perfecto para este evento anual. Una asombrosa variedad de hors d'oeurves fueron servidos bajo la atenta mirada del chef ejecutivo Florian V. Hugo. Este joven chef, originario de Provenza y con impresionantes habilidades culinarias perfeccionadas bajo la tutela de Alain Ducasse en Nueva York, París, Mónaco y Londres, creó un desfile aparentemente interminable de alimentos dulces y salados, todo lo cual subrayó la inmensa versatilidad de la región. rosados ​​secos.

    “Pellizcame”, le dije a mi esposo. "Me he ido a la Provenza ... o al cielo". (No sabría la diferencia).

    El chef Florian Hugo conversa con la gente en la mesa del Chateau Vignelaure donde se sirvieron vinos que mi esposo disfrutó muchísimo.

    El CIVP, también conocido en los EE. UU. Como el Consejo de Vinos de Provenza, se encarga de promover los vinos rosados ​​de Provenza. A juzgar por la multitud desbordante —y muy feliz— de profesionales del vino y gente de los medios de comunicación, ya no es necesario promocionar el rosado provenzal.

    El rosado no es una tendencia: una vez que los estadounidenses abandonaron el refresco barato y enfermizo llamado “white zin” en favor de los rosados ​​más complejos y serios de la Provenza, no hubo vuelta atrás. Estados Unidos es el segundo mayor consumidor de vinos rosados: ¡el 14% del consumo mundial de rosados! (Francia es el número uno, como era de esperar).

    Nicolas Beausset, de Chateau de Calavon, sirvió un buen rosado que es increíblemente asequible, pero aún no está disponible en los EE. UU. ¿Alguien conoce un buen importador?

    Francia se adelantó a la hora de beber rosado. Los griegos introdujeron el vino en el sur de Francia ya en el año 600 a. C. y la gente de esta zona ha estado cultivando uvas y elaborando vino desde entonces. Es la región vinícola más antigua de Francia y se dice que es el rosado donde se originó el vino. En la actualidad, la Provenza puede presumir de ser la región vinícola más grande del mundo con el estado rosado de Denominación de Origen Controlada (AOC).

    Rimauresq Cru Classé sirvió dos excelentes vinos rosados.

    El rosado ha sido popular durante mucho tiempo en la Provenza, pero la demanda de vino rosado del país está aumentando rápidamente. Aunque el consumo de vino en Francia ha caído, el consumo de rosado ha seguido creciendo. Por ejemplo, la demanda de vino tinto disminuyó de alrededor del 78% del consumo total de vino en 1990 a alrededor del 56% en 2011. Sin embargo, el consumo de vino rosado subió de alrededor del 11% a poco más del 27% en el mismo período — 9 de de 10 bebedores de vino franceses informan que beben rosado.

    Mas de Cadenet & # 8217s Arbaude rosado fue muy agradable.

    El cuarenta por ciento de los rosados ​​de Francia proceden de la Provenza. Aunque los lectores de Los trovadores modernos Sé que se producen excelentes rosados ​​en toda la Provenza; por ejemplo, he escrito sobre rosados ​​de Côtes-du-Luberon y Coteaux de Pierrevert, así como de Vaucluse, donde se elaboran los vinos de Indication Géographique Protégée (Vins de Pays). Pero la mayoría de los rosados ​​provenzales provienen de las siguientes AOC: Côtes de Provence (73%), Coteaux d’Aix-en-Provence (17%) y Coteaux Varois en Provence (10%). La CIVP representa esas tres denominaciones e informa que las bodegas miembros producen el 95% del rosado de la región.

    Usado, con permiso, de www.winesof provence.com

    Como escribí anteriormente, más de 30 bodegas de las denominaciones mencionadas anteriormente estuvieron representadas en esta degustación. Todos los vinos fueron excelentes, lo que hizo que esta degustación fuera muy personal. Los vinos con muchos puntos y premios, incluso una codiciada medalla de oro de Le Mondial du Rosé, no fueron necesariamente los que más agradaron a mi paladar. El mayor desafío fue distinguir qué tan lejos estábamos de los vinos que más nos gustaban & # 8230. Había tantos. Baste decir que nuestras notas de cata son, pues, nuestro. Sin duda, sus notas serían diferentes.

    Por último, conviene recordarle que gran parte del placer de un vino se deriva de la comida que lo acompaña. Nuestra elección de qué vino servir con un tofu-scamble metido en una taza de brioche sería diferente de nuestra elección de vino para acompañar el tartar de atún aleta amarilla con salsa de cilantro, lima y pepino. (Sí, estos fueron algunos de los hors d'oeurves que fueron servidos!)

    Estas son algunas de nuestras notas:

    Este pequeño productor se encuentra en las afueras de Pierrefeu-du-Var, al norte de Toulon, en el corazón de las Côtes de Provence. Los dos vinos que probamos, Chapelle Gordonne y Vérité du Terroir, están hechos de Garnacha (80%) y Syrah (20%), pero las uvas del primero se seleccionan con más cuidado, lo que lo convierte en la celebridad. Con 90 puntos de Wine Spectator y dos medallas de oro (de Vinalies International y Mondial du Rosé), esta potencia era a la vez rica y delicada y llena de sabor.

    Conocíamos estos vinos después de haber tenido uno memorable (aunque no puedo & # 8217t recordar cuales uno que tuvimos) con el almuerzo en St. Tropez un verano. La bodega está ubicada cerca de esta famosa ciudad de Riveria y solo tiene unos pocos rivales reales en la zona. Crujiente y refrescante con una pequeña sensación mineral en la boca, ¡nos sentimos como si estuviéramos en Nikki Beach nuevamente! Su Rose et Or es excepcional.

    La mesa de Jules Wines fue una de nuestras últimas paradas. El sol brillaba en este rincón y el grupo que se reunió alrededor de Maureen Daly de Barterhouse Imports se rió de que nos sentíamos como en la soleada Provenza. Los dos rosados ​​de Côtes de Provence que sirvió, Esprit de Provence y Jules, apagaron nuestra sed con gran delicadeza. Preferí el primer vino (con una mezcla de Garnacha y Cinsault), pero también me gustó mucho el segundo vino (con una mezcla de Cinsault y Carignan). La opinión de mi marido era la contraria. El vino tinto también era una buena mezcla de Cabernet Sauvignon y Syrah, y se le llamó acertadamente & # 8220Nectar & # 8221.

    Las formas de las botellas que estaban llenas de vino rosado provenzal y # 8217 eran bastante variadas, al igual que las etiquetas. Chateau Pigoudet Insolite tenía una forma inusual y una etiqueta inusual, así como un rosado inusualmente atractivo. Con un hermoso color rosa pálido elaborado con Cabernet Sauvignon (55%), Garnacha (40%) y Syrah (5%), el productor lo describe como & # 8220fresco y rico, textura sedosa y especiada, cremosa y picante, [con] favores de cítricos. & # 8221 Me pareció delicioso. El segundo rosado, el Premiere, es una mezcla de Cabernet Sauvignon (30%), Garnacha (30%), Cinsault (30%) y Syrah (10%) y tiene un color más dorado. El productor describe este vino como un & # 8220fresco aroma & # 8221 de & # 8220 fresas, melocotón, plátano, [y] toques de melón. & # 8221 Este era el favorito de mi marido de los dos. Este productor es oriundo de Rians en la esquina más oriental de Coteaux d & # 8217Aix-en-Provence.

    El Cuvée Rosée d & # 8217Aurore de Domaine de la Foquette fue uno de los cuatro vinos rosados ​​presentados por John O & # 8217Neill de Jeff Welburn Selections Importers. John, en la foto de la derecha, insistió en que probáramos este vino de Côtes de Provence, la última de sus cuatro importaciones, y su consejo fue acertado. Fue uno de los rosados ​​más insólitos y, para mi marido y para mí, más atractivos que tuvimos el placer de degustar. Mi esposo lo describió como rico y untuoso como un Viognier. Es un coupage dominado por Garnacha (65%) con algo de Cinsault (30%) con un poco de uva blanca Rolle. Complementaría perfectamente alimentos ricos como la langosta y tiene suficiente cuerpo para mantenerse con una jugosa hamburguesa con queso y todo eso. No es para todos, pero nos gustó mucho.

    Disfrutamos de todas sus importaciones presentadas en la degustación, pero otro destacado para mí fue el Côtes de Provence Rosé elaborado por Chateau de Pampelonne. Ubicada cerca de St. Tropez, esta finca pertenece a la misma familia, la familia Gasquet-Pascaud, desde 1840. Este rosado es una mezcla de Garnacha (40%, Cinsault (30%), Syrah (20%) y Tibouren (10%), la variedad griega antigua que se ve ocasionalmente en los rosados ​​de Provenza. Tiene un color de rosa ligeramente más profundo que sus compañeros. Me pareció que tenía una nariz encantadora y mucho sabor (cuyos detalles no puedo descifrar en mis notas) .

    No podía faltar la atrevida etiqueta de este bonito vino rosado. Afortunadamente, el contenido definitivamente está a la altura de su gran etiqueta. Ubicado, como su nombre indica, a las afueras de Aix-en-Provence, este vino es elaborado por Domaine de la Grande Seouve, una antigua granja de trufas. Con bodegas recientemente renovadas, el objetivo de la finca es producir & # 8220 la mejor rosa del mundo & # 8221. Si bien es posible que aún no hayan alcanzado su objetivo, están en camino. Disfrutamos mucho de esta mezcla de uvas Garnacha, Cinsault, Syrah y Counoise. A juzgar por los premios y reconocimientos, también lo han hecho otros.

    Chateau Margui, vecino de Brad y Angelina (como en Pitt y Jolie) en Coteaux Varois en Provence, produce un rosado ligero, delicado y muy agradable. Gran cantidad de minerales en boca y un final muy satisfactorio. Conocemos este viñedo porque un conocido de una bodega del Luberon fue a trabajar allí recientemente. El viñedo fue comprado por una pareja joven, Marie-Christine y Philippe Guillanton, en 2000. Aunque se habían producido vinos durante muchas décadas en esta propiedad, la finca había estado descuidada desde principios de la década de 1970. Los nuevos propietarios trabajaron incansablemente para revivir el castillo y sus viñedos (y los olivares). Ahora tiene certificación orgánica completa, muchos premios y algunos vinos finos.


    Despana - Café de tapas y comidas finas

    La compañía abrió en 2006 la primera, y todavía es la única, boutique de comida especial de Nueva York que ofrece productos auténticos de España.

    Despana Soho - Fine Foods & amp Tapas Café

    Cuando entré a la tienda, lo primero que me llamó la atención fueron las piernas de jamón colgadas de la pared exhibidas en stands y todo tipo de selecciones de diferentes jamones y quesos en los mostradores.

    Pierna de jamón español en su stand - Despana Fine Foods & amp Tapas Cafe Soho - Nueva York Despana - Soho. Fine Foods & amp Tapas Café en el interior - Nueva York Puestos de jamón Despana - Nueva York

    En la quesería podrás degustar y seleccionar entre una variedad de 50 o más quesos especiales y en su sección de embutidos secos podrás pedir jamón ibérico loncheado a mano, jamón serrano y degustar entre otros elementos de despensa y carnes, algunas de las favoritas. siendo la marca Despana cocinando chorizos, christorra y morcillas.

    Mostrador de quesos Despana Fine Foods & amp Tapas Café en Soho Selección de quesos en Despana Fine Foods & amp Tapas Café Soho (Imagen: Despana) Muestras de chorizos en Despaña Fine Foods & amp Tapas Café Soho Despaña Fine Foods & amp Tapas Café Soho - selecciones de chorizos y jamones Mostradores de las tiendas Despaña Fine Foods & amp Tapas Café Soho

    La tienda cuenta con estantes llenos de todo tipo de productos de España como aceites de oliva, vinagre, arroz para paella, salsas y condimentos, miel, arroz, dulces, conservas de marisco, conservas de verduras y conservas de frutas.

    Despaña Fine Foods & amp Tapas Café Soho Estantes de productos alimenticios

    Varios de los mostradores tienen productos en exhibición que permiten a los clientes probar algunas muestras antes de comprar. Todo se presenta claramente y se etiqueta con descripciones. Me encontré comiendo las muestras que estaban en los mostradores, mirando las muchas ofertas de pescado enlatado en aceite de oliva español y pensando en las tapas que quería comer.

    Clientes probando algunos de los productos de degustación en Despaña Fine Foods & amp Tapas Café Soho Pruebe degustaciones de aceitunas, vinagre, aceite de oliva en Despaña Fine Foods y amp Tapas Café Soho

    Mientras caminaba hacia la parte trasera de la tienda, los clientes hacían fila para pedir tapas tradicionales españolas, como bocadillos (tipo de sándwich español), tortillas (tortilla española, hecha con huevos y papas) y Flan (mi favorito personal) de postre. Todos se hacen frescos todos los días. El Chorizo ​​Picante es su bocadillo más popular, que consiste en chorizo ​​picante, queso Mahón (un queso de leche de vaca de la isla de Menorca), guindilla picantes y alioli sobre pan chapata.

    Despaña Fine Foods & amp Tapas Café Soho- bocadillos españoles, tortilla de tortilla, ensaladas Despaña Fine Foods & amp Tapas Café Soho Flagship Store - Ciudad de Nueva York

    Junto al mostrador tienen un área de comedor con mesas que le permite sentarse y disfrutar de su comida con una buena copa de vino o cerveza española.

    Despaña Fine Foods & amp Tapas Café Soho - Área de comedor Comedor Despaña Fine Foods & amp Tapas Café Soho con clientes disfrutando de sus comidas

    El gerente de la tienda fue lo suficientemente amable para prepararme un plato especial de muestra de carnes curadas y quesos finos con todo tipo de jamones (jamones) y quesos (quesos). El queso manchego siempre ha sido uno de mis quesos favoritos. Cuanto más viejo es el queso, mejor sabe. También pude probar una rebanada de tortilla. Me senté en una de las mesas y devoré mi plato de muestra. ¡Estaba delicioso!

    Despaña Fine Foods & amp Tapas Café degustación selección de embutidos y quesos finos hechos especialmente para mí Una rebanada de tortilla (tortilla de papas) en Despaña Fine Foods & amp Tapas Café

    La mayoría de la gente no se da cuenta de que cortar jamón es un arte que requiere práctica y paciencia. No es tan fácil como la mayoría de nosotros pensamos. En Despaña ofrecen clases de tallado privadas con su maestro tallador. La clase de 1,5 horas se lleva a cabo después de horas e incluye una breve historia sobre el jamón con una hora completa de instrucciones prácticas para tallar. An entire bone in Serrano Jamón (Ibérico or Bellota are available at additional cost), Jamonera (Ham Stand), Recipe Booklet, and Jamón Carry Bag.

    Jamon Carving Class at Despaña Fine Foods & Tapas Café (Image: Despaña)

    In 2011, Despaña Vinos Y Mas vino shop opened right next door, it features hundreds upon hundreds of Spanish wines and liquors. You can buy a bottle there, bring it into the taperia/grocery, and they’ll uncork for you. The workers are very helpful in picking a wine, and will make recommendations based on what you like. They have wine tastings every Thursday and Saturday and they also give cheese samples from the other part of the store. You can go to the wine store, get a bottle and enjoy it at the “cafe”, since there is no cork fee and the price per bottle is exceptionally low.

    Despaña Vinos Y Mas Shop in Soho Despaña Vinos Y Mas Shop in Soho

    Entertaining at home or the office? No worries, they offer a list of catering platter options of meats and cheese specialties as well as office lunch platters of their famous bocadillos, salads, and more for you to choose from.

    Despaña Fine Foods & Tapas Cafe Party Catering Platters of Hams and Cheeses (Image: Despaña)

    They also offer an after-hour event menu making the entire store available to customers for parties for a fee, where you can host birthday parties, small gatherings, book signings, and holiday events. The after hour event menu consists of a buffet table of meats and cheese platters, four pass-around appetizers, staff included, and you select whatever wine and beer to be served for the evening.

    At Despaña you’ll find tons of authentic Spanish products that are hard to find outside of specialty stores such as this one.

    Despaña Fine Foods & Tapas Cafe Gift Baskets

    Give the gift of Spanish flavor to your friends and family this holiday season with a perfect gift basket of delicious assortments of some of the finest products from Spain. They offer pre-assembled gift baskets that you can view on their online brochure, but they would be happy to customize a gift basket for you with any products from the Fine Foods shop and Vinos y Mas. They can also ship your gift basket through UPS (United States only), and hand-deliver the baskets within Manhattan.

    Despaña Fine Foods & Tapas Cafe Passion for Paella Gift Basket

    Spaniards know how to live the good life. I highly recommend visiting Despaña for a taste of Spain and also if you are entertaining. This is a great place to pick up some goodies for you and your friends. If you live in NJ, you can travel to Despaña Princeton store for a piece of Spain in NJ.


    Gallery: A Taste of New York City Comes to Detroit's Fisher Building

    Less than a month ago, City Bakery opened in the Fisher Building on West Grand Boulevard -- its first U.S. shop beyond the New York City base.

    The bakery is known for pretzel croissants and homemade hot chocolate and marshmallows delivered in blue and white-branded cups. Owner Maury Rubin operates eight locations in Japan and five in New York, including the flagship that opened in 1990 in the Flatiron District of Lower Manhattan.

    "It's obvious Detroit is undergoing a Renaissance and he wanted to be a part of it," says Staceyjoy Elkin, a New Yorker who manages the new site. It's open weekdays from 7:30 a.m. to 6 p.m. for breakfast, lunch and desserts. There are plans to open for Fisher Theatre audiences.

    The menu has mostly vegetarian dishes and sandwiches, including grilled cheese. There's also a turkey slider with white cheddar cheese on a pretzel bun.

    We stopped by the other day for a bite and take a look. And yes, the pretzel croissant measures up to the melt-in-your-mouth hype.


    A variety of vegetable dishes inncluding brussel sprouts and cauliflower.


    A close up of the star of the show, the pretzel croissant.


    Brussel sprouts and cauliflower.

    Why Tapas Are A Great First Date

    When it comes to first dates, there are a lot of choices: a fancy dinner, a romantic walk in the park, karaoke, or a game of mini-golf. But for those who really want to set the tone for a memorable evening, Tapas are a fantastic option. According to Dating Inquirer, people first meet online through sites like this one then make plans to go out to dinner as a first date which Tapas is heavily suggested as a choice. Tapas are small dishes meant to be shared, which are perfect for a dinner date since you and your date can try a number of different foods and drinks.

    Mix of different snacks and appetizers. Spanish tapas on a black stone plate. Tapas bar. Deli, sandwiches, olives, sausage, anchovies, cheese, jamon, marinated pepper, tomatoes, canapes. Top view

    Why Tapas are great for first dates? Este es el por qué:

    • Ideal Location.Dinner dates can be awkward, especially if it’s the first time you’ve met up with someone. If you’re looking for a first date spot that allows you to have a good time without sacrificing a good conversation, a tapas bar may be the ideal location. The menu is small and simple and allows you to split and share a variety of dishes easily.

    The small portions at a tapas restaurant also allow you to try a variety of different foods to get a sense of the wide array of flavors on offer since you don’t have to worry too much about being over-full. Plus, there’s a wide variety of tapas restaurants in most major cities, which means you’ll never run out of options when it comes to choosing the ideal location for the date.

    • Best conversation starters. First dates can be really nerve-wracking, especially if you are trying to impress the person you’re out to dinner with. And it can be hard to break the ice! The best way to get a conversation going is to make a good impression, and Tapas are a great way to do that.

    Food is one of the best conversation starters. If you and your date are both enjoying a plate of Tapas, you can ask each other about your favorite dishes, what you think of them, and what you think of the restaurant. You’re also likely to get a chance to try some exotic dishes on tapas menus, and you can ask each other about what food is popular in your home countries.&hellip


    Unique New York: 17 foods from Upstate NY that we all love

    We Upstate New Yorkers know how to eat. Some of the most beloved foods in America originate right here in our own kitchen. But what are the quintessential foods of Upstate New York? Many things could be included on the list: Half-moon cookies, apple pie a la mode, yogurt, disco fries and poutine, pizza rolls, frozen custard, ice cream sandwiches, turkey joints, cheese curds, Cornell chicken, potato chips, dairy and Jell-o. But the dishes that are indicative to our culture and cuisine not only feature unique recipes they also have a clear home base from where to eat them.

    Photo: A plate of chicken wings at Anchorbar in Buffalo, N.Y. (Joed Viera | newyorkupstate.com)

    No football game or night at the bar is complete without wings, perhaps the most renowned food to come from Upstate New York. Many places make good wings, but if you want authentic Buffalo wings, go to the place believed to have invented them in 1964, Anchor Bar.

    Where to eat it:

    Anchor Bar1047 Main Street
    Buffalo, NY 14209

    Photo: The garbage plate from Nick Tahou Hots in Rochester. Scott Schild | [email protected]

    Far more appetizing than it sounds, a garbage plate is simply a platter of macaroni salad or baked beans, fried potatoes, and some sort of meat (hamburger, hot dogs, chili, even fried fish). The best way to eat it is either to starve yourself for a day and spend several hours chipping away at the massive plate of food, or it's a great cure for even the toughest hangover. Nick Tahou Hots is revered as the birthplace of this mammoth plate of food.


    A New Taste of Spain Comes to New York City - Recipes

    We had a pretty good taste of Spain at Sangria 46. This place passed the test of me comparing it to my Spanish mother-in-law's paella and Sangria. Both were on point and authentic. They even got the hard bottom of the paella right. The calamari was not bad, but just ok. I will have to take issue with the bread offering though. Tortilla chips and salsa!? Come on now, you know that's not Spanish. Other than that, it was good food and priced well for NYC. The service was friendly and prompt considering they were really busy and the atmosphere was ok. It's a little crowded, but they made do with what they had. I would visit again.

    21 - 25 de 557 críticas

    The worst experience ever! The service was friendly although the main waiter, Mexican looking, was dressed in a vest and cropped jeans. This is hardly a professional set up. The food was awful and the order of service was worse. Some of us were waiting for started for 30 minutes while my brothers, 1 of 8 of us, main course came out 5 minutes after the starter/entree. By the time the set course dessert came out we knew the chefs were not capable and all of us left the congealed mass that was supposed to be flan. Burn skirt steak, dry and battered chicken with ketchup brought with it because the staff knew just how bad it was going to be. Not good in a city with so many good options. There is how ever, a chair in the bathroom.

    First time in New York and myself and my daughter were going to see a show on Broadway..perfect pre theatre or just a get together place

    Whenever we are in the upper 40's West Side, i.e., for a show, we make Sangria 46 our meeting place for dinner. Nunca decepciona. Whether you decide on dishes to share, tapas, or appetizer & entree, it's always good and served in a timely manner, without feeling rushed.

    We spent a week in New York, and once we discovered this special place in its great location we just kept coming back. We love tapas, and Sangria 46 has a large selection, so we did not try any of the larger meals on the menu. Our favourites were Pulpo a la Parrilla (grilled octopus with a delicious pesto chickpea salad), Gambas a la Plancha (grilled garlic shrimp), the eggplant with goat cheese, the meatballs, the stuffed mushrooms, the tripe with chickpeas, and the chorizo with onions. The flan is good too. There is a well-priced wine list, and service is friendly and efficient. On our first night there, there was a lively birthday dinner in full swing, the next time it was much quieter but equally enjoyable. We loved Sangria 46 and will definitely return next time we are in New York.


    Taste of a decade: 1950s restaurants

    By the end of the decade almost 40% of Americans live in suburbs and 75% have televisions. Church-going enjoys a revival. “Under God” is added to the Pledge of Allegiance and “In God we trust” is stamped on coins. Even as social pressures push women toward homemaking, 40% work outside the home. Congress passes the Internal Security Act requiring communists to register with the Attorney General. In Brown vs. Board of Education the Supreme Court rules that “separate but equal” education must end. Casual dining prevails, both at home and in public, yet interest in new dining experiences, luxury, and exotic cuisines is apparent. The restaurant industry looks forward to a bright future.

    1950 Trade magazine Restaurant Management warns restaurateurs to have nothing to do with subversive organizations on the Attorney General’s list, including the Abraham Lincoln Brigade, the Hawaii Civil Liberties Committee, and the Michigan School of Social Science. – The National Restaurant Association adopts the slogan “It’s fun to eat out” to boost the family trade which has fallen off because, the organization believes, people are home watching TV.

    1952 A Chicago restaurant advertises its “atomic menu,” with items such as “Guided Mussels.” – Teens get behind the wheel and drive-ins flourish. In Stockton CA patrons can choose among Billy’s Drive-In, Dick’s Drive In, Don’s Drive-In, Travo-Burger Drive Inn, or the Snow White Drive Inn. – A prominent black Denver physician wins a suit against a drive-in restaurant in Fort Morgan CO after he and his wife are refused service.

    1953 Dazzled and bewildered, vacationing Eleanor writes to Clare in Haverhill MA about the smorgasbord she enjoyed at Old Scandia in Miami: “Had dinner here today. Couldn’t tell you half of what I ate as the food is so different. What a life.”

    1954 A wine expert advises restaurateurs that California wines, though inexpensive, are hard to merchandise because of their “strange un-American names” such as Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, and Chardonnay. – Restaurant surveys in Chicago reveal that “some establishments use 25 per cent fewer man hours in the kitchen now than five years ago because of pre-fabricated meats, frozen foods, pre-pared potatoes, and commercial pies and cakes.”

    1955 A pancake boom begins after the Aunt Jemima Pancake House opens in the new Disneyland in Anaheim CA. – Duncan Hines says that some of the best restaurant dishes he’s ever eaten are almond souffle at Voisin in NYC, cheesecake at Lindy’s, and apple pie at the Forum Cafeterias in Chicago.

    1957 The Hot Shoppes company operates restaurants and cafeterias in 11 states and D.C. as well as serving meals on airlines, the NY Thruway, and in government dining facilities. It keeps a 3,000-acre sheep and cattle ranch in Virginia, as well as a commissary, butcher shop, bakery, and ice cream plant in D.C. – In NYC the Forum of the Twelve Caesars opens. Unfazed by its campy decor and toga-clad waiters, NYT reviewer Craig Claiborne hails its “lusty elegance,” “opulent” food, and “superb” service.

    1958 When the IRS cracks down on expense accounts by requiring detailed proof of expenses, membership in The Diners’ Club rises sharply. In NYC, advertising executives make up the largest category of members, followed by people in the TV industry. – The Burger Chef chain gets its start.


    400 Rabbits | Photo via Goosefeather at Tarrytown House Estate

    400 Rabbits- such a weird name for a drink, no? The name is based on Aztec mythology, celebrating the 400 drunken Rabbit Gods that were the children of the Goddess of Alcohol Mayahuel y Petecatl, God of Medicine.

    And to make things even better, the Aztecs would see someone who had far too much to drink and say they were &ldquoas drunk as 400 rabbits&rdquo! Save that one for your repertoire.

    The 400 Rabbits Cocktail comes from Goosefeather at Tarrytown House Estate in Westchester County, New York. It is the only tequila-based beverage that I have ever seen that calls for carrot juice. But there is also lime, passion fruit, and cinnamon syrup in there to spice things up.