Nuevas recetas

La televisión hace que los adolescentes coman toneladas más de comida chatarra, según un estudio

La televisión hace que los adolescentes coman toneladas más de comida chatarra, según un estudio


No es raro que los adolescentes vean en exceso sus programas de televisión favoritos después de un largo día en la escuela. Según un informe de Cancer Research UK, los anuncios de comida chatarra que a menudo se muestran en la televisión comercial pueden influir en los adolescentes para que coman cientos de bocadillos de comida chatarra más que sus compañeros que no ven televisión.

Los adolescentes cuyas tardes son atacadas por anuncios de alimentos y bebidas ricos en calorías y bajos en nutrientes podrían verse influenciados para que coman 500 bocadillos adicionales de comida chatarra en el transcurso de un solo año. La investigación mostró que las sesiones de televisión de tres horas o más resultaron ser las más influyentes sobre los hábitos alimenticios de los adolescentes. Después de ver tanta televisión, los adolescentes supuestamente comieron más papas fritas, galletas, refrescos y "comida para llevar", el término británico para comida para llevar o comida a domicilio, como comida rápida y pizza.

Cuando los adolescentes vieron la misma cantidad de televisión pero con los anuncios de comida chatarra eliminados, sus bocadillos no se vieron afectados.

"Esta es la evidencia más sólida hasta ahora de que los anuncios de comida chatarra podrían aumentar la cantidad de adolescentes que eligen comer", dijo la Dra. Jyotsna Vohra, autora principal del estudio. "No estamos afirmando que todos los adolescentes que miran televisión comercial se atiborrarán de comida chatarra, pero esta investigación sugiere que existe una fuerte asociación entre la publicidad y los hábitos alimenticios". Los anuncios televisivos de comida chatarra suelen incluir jerga, referencias a las tendencias actuales, tramas divertidas de personajes y otras tácticas manipuladoras dirigidas a los adolescentes.

Si bien las propias marcas de comida chatarra probablemente estén entusiasmadas con la eficacia de su publicidad, los funcionarios de salud están preocupados. El consumo regular de refrescos, dulces y otra comida chatarra en reemplazo de otros bocadillos nutritivos se ha relacionado con problemas de salud graves como diabetes, enfermedades cardíacas e incluso anomalías del comportamiento.

Los investigadores creen que la correlación debería influir en Ofcom, la organización reguladora de comunicaciones y medios aprobada por el gobierno del Reino Unido, para imponer nuevas limitaciones a los anuncios que los adolescentes ven en la televisión.

"Ofcom debe evitar que se muestren anuncios de comida chatarra durante los programas que son populares entre los jóvenes", insistió el Dr. Vohra, "como los concursos de talentos y los partidos de fútbol, ​​donde actualmente no existe ninguna regulación".

Si se pregunta qué bocadillos les preocupan tanto a estos científicos, es probable que estén en contra del consumo frecuente de artículos como estos: los 8 bocadillos menos saludables en el pasillo de la comida chatarra.


Los atletas estrella a menudo respaldan la comida chatarra, según un estudio

Por Amy Norton
Reportero de HealthDay

LUNES, 7 de octubre (HealthDay News) - Es posible que los atletas profesionales sean conocidos por su forma física, pero los alimentos que recomiendan no suelen ser tan saludables, encuentra un estudio reciente.

El estudio encontró que los alimentos y bebidas promovidos por personas como Peyton Manning y Serena Williams suelen tener un alto contenido de calorías y carecen de nutrientes. De los 62 productos alimenticios que los atletas aprobaron en 2010, el 79 por ciento cayó en la categoría de comida chatarra. Y casi todas las bebidas promovidas por atletas obtienen el 100 por ciento de sus calorías del azúcar.

Los expertos dijeron que los hallazgos, publicados en línea el 7 de octubre y en la edición impresa de noviembre de Pediatría, no son sorprendentes.

Pero son preocupantes, en parte porque los atletas son modelos del fitness, dijo el Dr. Michael Rich, pediatra y director del Center on Media and Child Health, en Boston.

"Hay un mensaje implícito de que los atletas realmente usan estos productos y que (los productos) son saludables", dijo Rich, que no participó en el estudio.

Vincular a un atleta a una comida o bebida "podría darle un halo de salud", coincidió Marie Bragg, investigadora principal del estudio y doctora en Filosofía. candidato en la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

El hallazgo de que los atletas respaldan alimentos nutricionalmente sospechosos no es una sorpresa, según Bragg. "Creo que todo el mundo tiene la sensación de que esto es lo que está sucediendo, solo en base a lo que vemos", dijo.

Pero, agregó, este estudio en realidad examinó el contenido nutricional de los alimentos respaldados por los atletas y analizó el alcance de marketing de esos anuncios.

"Los ves en todas partes: televisión, periódicos, revistas, Internet", dijo Bragg. Y según los datos de Nielsen, descubrió su equipo, los adolescentes ven esos anuncios de televisión con más frecuencia que los adultos.

Eso es preocupante, dijo Bragg, porque los adolescentes a menudo idolatran a las estrellas del deporte.

Y, añadió Rich, "es mucho más probable que los niños vean anuncios de televisión que leer las etiquetas nutricionales de los productos".

Para el estudio, el equipo de Bragg analizó datos sobre el respaldo de los atletas durante 2010. De las 512 marcas vendidas por 100 atletas, el 24 por ciento eran de alimentos y bebidas, incluidas McDonald's, Burger King, Oreos, Pepsi, Mountain Dew y Red Bull.

LeBron James del Miami Heat (Asociación Nacional de Baloncesto), Peyton Manning de los Denver Broncos (Liga Nacional de Fútbol Americano) y la estrella del tenis Serena Williams fueron los "mayores contribuyentes a la comercialización de alimentos no saludables", informó el equipo de Bragg.

Quizás no sea sorprendente que los atletas promovieran con mayor frecuencia bebidas deportivas como Gatorade y Powerade. Pero los investigadores consideraron no saludable cualquier bebida que obtenga el 100 por ciento de sus calorías del azúcar, y las bebidas deportivas entran en esa categoría.

"Las bebidas deportivas son básicamente gaseosas", dijo Rich. Pero los consumidores, en particular los niños, pueden verlos como alimentos saludables, anotó.

La Asociación Estadounidense de Bebidas, que representa a la industria, dijo que sus miembros han tenido cuidado de evitar apuntar a los niños pequeños.

"Este estudio, de hecho, reafirma que los niños menores de 12 años no son el grupo de edad que ve principalmente anuncios relacionados con alimentos y bebidas que incluyen a atletas profesionales", dijo el grupo en un comunicado. "Nuestra industria ofrece a los consumidores una variedad de opciones para ayudarlos a tomar decisiones informadas y respetamos el papel de los padres como los principales tomadores de decisiones al elegir lo que consumen sus hijos".

Rich estuvo de acuerdo y dijo que los padres deben ser consumidores inteligentes y enseñar a sus hijos a hacer lo mismo. Sugirió que cuando aparezca el respaldo de un atleta en la pantalla de su televisor, hable con sus hijos al respecto. "Hágales saber, solo porque Peyton Manning está sentado junto a una jarra de Gatorade, eso no significa que Gatorade lo convirtió en lo que es hoy", dijo Rich.

Bragg estuvo de acuerdo, pero "estar consciente no es suficiente", agregó.

"Idealmente, los atletas dejarían de promover alimentos poco saludables", dijo Bragg. Y si los padres están realmente preocupados, anotó, podrían "encontrar formas de expresarse al respecto", como apoyar a los grupos de defensa de la nutrición.

Lo que este estudio no puede decir es si los niños o los adultos realmente comen más comida chatarra debido al respaldo de los atletas. Tanto Rich como Bragg señalaron los millones de dólares que las empresas están dispuestas a pagar a los atletas: la estrella de la NBA Kobe Bryant ganó un estimado de $ 12 millones por año de su contrato con McDonald's, escribió el equipo de Bragg.

"Si las empresas están invirtiendo tanto", dijo Bragg, "creo que es seguro asumir que hay una razón".


Copyright & # 169 2013 HealthDay. Reservados todos los derechos.


Los atletas estrella a menudo respaldan la comida chatarra, según un estudio

Por Amy Norton
Reportero de HealthDay

LUNES, 7 de octubre (HealthDay News) - Es posible que los atletas profesionales sean conocidos por su estado físico, pero los alimentos que respaldan generalmente son menos que saludables, encuentra un estudio reciente.

El estudio encontró que los alimentos y bebidas promovidos por personas como Peyton Manning y Serena Williams suelen tener un alto contenido de calorías y carecen de nutrientes. De los 62 productos alimenticios que los atletas aprobaron en 2010, el 79 por ciento cayó en la categoría de comida chatarra. Y casi todas las bebidas promovidas por atletas obtienen el 100 por ciento de sus calorías del azúcar.

Los expertos dijeron que los hallazgos, publicados en línea el 7 de octubre y en la edición impresa de noviembre de Pediatría, no son sorprendentes.

Pero son preocupantes, en parte porque los atletas son modelos del fitness, dijo el Dr. Michael Rich, pediatra y director del Center on Media and Child Health, en Boston.

"Hay un mensaje implícito de que los atletas realmente usan estos productos y que (los productos) son saludables", dijo Rich, que no participó en el estudio.

Vincular a un atleta a una comida o bebida "podría darle un halo de salud", coincidió Marie Bragg, investigadora principal del estudio y doctora en Filosofía. candidato en la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

El hallazgo de que los atletas respaldan alimentos nutricionalmente sospechosos no es una sorpresa, según Bragg. "Creo que todo el mundo tiene la sensación de que esto es lo que está sucediendo, solo en base a lo que vemos", dijo.

Pero, agregó, este estudio en realidad examinó el contenido nutricional de los alimentos respaldados por los atletas y analizó el alcance de marketing de esos anuncios.

"Los ves en todas partes: televisión, periódicos, revistas, Internet", dijo Bragg. Y según los datos de Nielsen, descubrió su equipo, los adolescentes ven esos anuncios de televisión con más frecuencia que los adultos.

Eso es preocupante, dijo Bragg, porque los adolescentes a menudo idolatran a las estrellas del deporte.

Y, añadió Rich, "es mucho más probable que los niños vean anuncios de televisión que leer las etiquetas nutricionales de los productos".

Para el estudio, el equipo de Bragg analizó datos sobre el respaldo de los atletas durante 2010. De las 512 marcas vendidas por 100 atletas, el 24 por ciento eran de alimentos y bebidas, incluidas McDonald's, Burger King, Oreos, Pepsi, Mountain Dew y Red Bull.

LeBron James del Miami Heat (Asociación Nacional de Baloncesto), Peyton Manning de los Denver Broncos (Liga Nacional de Fútbol Americano) y la estrella del tenis Serena Williams fueron los "mayores contribuyentes a la comercialización de alimentos no saludables", informó el equipo de Bragg.

Quizás no sea sorprendente que los atletas promovieran con mayor frecuencia bebidas deportivas como Gatorade y Powerade. Pero los investigadores consideraron no saludable cualquier bebida que obtenga el 100 por ciento de sus calorías del azúcar, y las bebidas deportivas entran en esa categoría.

"Las bebidas deportivas son básicamente gaseosas", dijo Rich. Pero los consumidores, en particular los niños, pueden verlos como alimentos saludables, anotó.

La Asociación Estadounidense de Bebidas, que representa a la industria, dijo que sus miembros han tenido cuidado de evitar apuntar a los niños pequeños.

"Este estudio, de hecho, reafirma que los niños menores de 12 años no son el grupo de edad que ve principalmente anuncios relacionados con alimentos y bebidas que incluyen a atletas profesionales", dijo el grupo en un comunicado. "Nuestra industria ofrece a los consumidores una variedad de opciones para ayudarlos a tomar decisiones informadas y respetamos el papel de los padres como los principales tomadores de decisiones al elegir lo que consumen sus hijos".

Rich estuvo de acuerdo y dijo que los padres deben ser consumidores inteligentes y enseñar a sus hijos a hacer lo mismo. Sugirió que cuando aparezca el respaldo de un atleta en la pantalla de su televisor, hable con sus hijos al respecto. "Hágales saber, solo porque Peyton Manning está sentado junto a una jarra de Gatorade, eso no significa que Gatorade lo convirtió en lo que es hoy", dijo Rich.

Bragg estuvo de acuerdo, pero "estar consciente no es suficiente", agregó.

"Idealmente, los atletas dejarían de promover alimentos poco saludables", dijo Bragg. Y si los padres están realmente preocupados, anotó, podrían "encontrar formas de expresarse al respecto", como apoyar a los grupos de defensa de la nutrición.

Lo que este estudio no puede decir es si los niños o los adultos realmente comen más comida chatarra debido al respaldo de los atletas. Tanto Rich como Bragg señalaron los millones de dólares que las empresas están dispuestas a pagar a los atletas: la estrella de la NBA Kobe Bryant ganó un estimado de $ 12 millones por año de su contrato con McDonald's, escribió el equipo de Bragg.

"Si las empresas están invirtiendo tanto", dijo Bragg, "creo que es seguro asumir que hay una razón".


Copyright & # 169 2013 HealthDay. Reservados todos los derechos.


Los atletas estrella a menudo respaldan la comida chatarra, según un estudio

Por Amy Norton
Reportero de HealthDay

LUNES, 7 de octubre (HealthDay News) - Es posible que los atletas profesionales sean conocidos por su forma física, pero los alimentos que recomiendan no suelen ser tan saludables, encuentra un estudio reciente.

El estudio encontró que los alimentos y bebidas promovidos por personas como Peyton Manning y Serena Williams suelen tener un alto contenido de calorías y carecen de nutrientes. De los 62 productos alimenticios que los atletas aprobaron en 2010, el 79 por ciento cayó en la categoría de comida chatarra. Y casi todas las bebidas promovidas por atletas obtienen el 100 por ciento de sus calorías del azúcar.

Los expertos dijeron que los hallazgos, publicados en línea el 7 de octubre y en la edición impresa de noviembre de Pediatría, no son sorprendentes.

Pero son preocupantes, en parte porque los atletas son modelos del fitness, dijo el Dr. Michael Rich, pediatra y director del Center on Media and Child Health, en Boston.

"Hay un mensaje implícito de que los atletas realmente usan estos productos y que (los productos) son saludables", dijo Rich, que no participó en el estudio.

Vincular a un atleta a una comida o bebida "podría darle un halo de salud", coincidió Marie Bragg, investigadora principal del estudio y doctora en Filosofía. candidato en la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

El hallazgo de que los atletas respaldan alimentos nutricionalmente sospechosos no es una sorpresa, según Bragg. "Creo que todo el mundo tiene la sensación de que esto es lo que está sucediendo, solo en base a lo que vemos", dijo.

Pero, agregó, este estudio en realidad examinó el contenido nutricional de los alimentos respaldados por los atletas y analizó el alcance de marketing de esos anuncios.

"Los ves en todas partes: televisión, periódicos, revistas, Internet", dijo Bragg. Y según los datos de Nielsen, descubrió su equipo, los adolescentes ven esos anuncios de televisión con más frecuencia que los adultos.

Eso es preocupante, dijo Bragg, porque los adolescentes a menudo idolatran a las estrellas del deporte.

Y, añadió Rich, "es mucho más probable que los niños vean anuncios de televisión que leer las etiquetas nutricionales de los productos".

Para el estudio, el equipo de Bragg analizó datos sobre el respaldo de los atletas durante 2010. De las 512 marcas vendidas por 100 atletas, el 24 por ciento eran de alimentos y bebidas, incluidas McDonald's, Burger King, Oreos, Pepsi, Mountain Dew y Red Bull.

LeBron James del Miami Heat (Asociación Nacional de Baloncesto), Peyton Manning de los Denver Broncos (Liga Nacional de Fútbol Americano) y la estrella del tenis Serena Williams fueron los "mayores contribuyentes a la comercialización de alimentos no saludables", informó el equipo de Bragg.

Quizás no sea sorprendente que los atletas promovieran con mayor frecuencia bebidas deportivas como Gatorade y Powerade. Pero los investigadores consideraron no saludable cualquier bebida que obtenga el 100 por ciento de sus calorías del azúcar, y las bebidas deportivas entran en esa categoría.

"Las bebidas deportivas son básicamente gaseosas", dijo Rich. Pero los consumidores, en particular los niños, pueden verlos como alimentos saludables, anotó.

La Asociación Estadounidense de Bebidas, que representa a la industria, dijo que sus miembros han tenido cuidado de no apuntar a los niños pequeños.

"Este estudio, de hecho, reafirma que los niños menores de 12 años no son el grupo de edad que ve principalmente anuncios relacionados con alimentos y bebidas que incluyen a atletas profesionales", dijo el grupo en un comunicado. "Nuestra industria ofrece a los consumidores una variedad de opciones para ayudarlos a tomar decisiones informadas y respetamos el papel de los padres como los principales responsables de la toma de decisiones al elegir lo que consumen sus hijos".

Rich estuvo de acuerdo y dijo que los padres deben ser consumidores inteligentes y enseñar a sus hijos a hacer lo mismo. Sugirió que cuando aparezca el respaldo de un atleta en la pantalla de su televisor, hable con sus hijos al respecto. "Hágales saber, solo porque Peyton Manning está sentado junto a una jarra de Gatorade, eso no significa que Gatorade lo convirtió en lo que es hoy", dijo Rich.

Bragg estuvo de acuerdo, pero "estar consciente no es suficiente", agregó.

"Idealmente, los atletas dejarían de promover alimentos poco saludables", dijo Bragg. Y si los padres están realmente preocupados, señaló, podrían "encontrar formas de expresarse al respecto", como apoyar a los grupos de defensa de la nutrición.

Lo que este estudio no puede decir es si los niños o los adultos realmente comen más comida chatarra debido al respaldo de los atletas. Tanto Rich como Bragg señalaron los millones de dólares que las empresas están dispuestas a pagar a los atletas: la estrella de la NBA Kobe Bryant ganó un estimado de $ 12 millones por año de su contrato con McDonald's, escribió el equipo de Bragg.

"Si las empresas están invirtiendo tanto", dijo Bragg, "creo que es seguro asumir que hay una razón".


Copyright & # 169 2013 HealthDay. Reservados todos los derechos.


Los atletas estrella a menudo respaldan la comida chatarra, según un estudio

Por Amy Norton
Reportero de HealthDay

LUNES, 7 de octubre (HealthDay News) - Es posible que los atletas profesionales sean conocidos por su forma física, pero los alimentos que recomiendan no suelen ser tan saludables, encuentra un estudio reciente.

El estudio encontró que los alimentos y bebidas promovidos por personas como Peyton Manning y Serena Williams suelen tener un alto contenido de calorías y carecen de nutrientes. De los 62 productos alimenticios que los atletas aprobaron en 2010, el 79 por ciento cayó en la categoría de comida chatarra. Y casi todas las bebidas promovidas por atletas obtienen el 100 por ciento de sus calorías del azúcar.

Los expertos dijeron que los hallazgos, publicados en línea el 7 de octubre y en la edición impresa de noviembre de Pediatría, no son sorprendentes.

Pero son preocupantes, en parte porque los atletas son modelos del fitness, dijo el Dr. Michael Rich, pediatra y director del Center on Media and Child Health, en Boston.

"Hay un mensaje implícito de que los atletas realmente usan estos productos y que (los productos) son saludables", dijo Rich, que no participó en el estudio.

Vincular a un atleta a una comida o bebida "podría darle un halo de salud", coincidió Marie Bragg, investigadora principal del estudio y doctora en Filosofía. candidato en la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

El hallazgo de que los atletas respaldan alimentos nutricionalmente sospechosos no es ninguna sorpresa, según Bragg. "Creo que todo el mundo tiene la sensación de que esto es lo que está sucediendo, solo en base a lo que vemos", dijo.

Pero, agregó, este estudio en realidad examinó el contenido nutricional de los alimentos respaldados por los atletas y analizó el alcance de marketing de esos anuncios.

"Los ves en todas partes: televisión, periódicos, revistas, Internet", dijo Bragg. Y según los datos de Nielsen, descubrió su equipo, los adolescentes ven esos anuncios de televisión con más frecuencia que los adultos.

Eso es preocupante, dijo Bragg, porque los adolescentes a menudo idolatran a las estrellas del deporte.

Y, añadió Rich, "es mucho más probable que los niños vean anuncios de televisión que leer las etiquetas nutricionales de los productos".

Para el estudio, el equipo de Bragg analizó datos sobre el respaldo de los atletas durante 2010. De las 512 marcas vendidas por 100 atletas, el 24 por ciento eran de alimentos y bebidas, incluidas McDonald's, Burger King, Oreos, Pepsi, Mountain Dew y Red Bull.

LeBron James del Miami Heat (Asociación Nacional de Baloncesto), Peyton Manning de los Denver Broncos (Liga Nacional de Fútbol Americano) y la estrella del tenis Serena Williams fueron los "mayores contribuyentes a la comercialización de alimentos no saludables", informó el equipo de Bragg.

Quizás no sea sorprendente que los atletas promovieran con mayor frecuencia bebidas deportivas como Gatorade y Powerade. Pero los investigadores consideraron no saludable cualquier bebida que obtenga el 100 por ciento de sus calorías del azúcar, y las bebidas deportivas entran en esa categoría.

"Las bebidas deportivas son básicamente gaseosas", dijo Rich. Pero los consumidores, especialmente los niños, pueden verlos como alimentos saludables, anotó.

La Asociación Estadounidense de Bebidas, que representa a la industria, dijo que sus miembros han tenido cuidado de evitar apuntar a los niños pequeños.

"Este estudio, de hecho, reafirma que los niños menores de 12 años no son el grupo de edad que ve principalmente anuncios relacionados con alimentos y bebidas que incluyen a atletas profesionales", dijo el grupo en un comunicado. "Nuestra industria ofrece a los consumidores una variedad de opciones para ayudarlos a tomar decisiones informadas y respetamos el papel de los padres como los principales tomadores de decisiones al elegir lo que consumen sus hijos".

Rich estuvo de acuerdo y dijo que los padres deben ser consumidores inteligentes y enseñar a sus hijos a hacer lo mismo. Sugirió que cuando aparezca el respaldo de un atleta en la pantalla de su televisor, hable con sus hijos al respecto. "Hágales saber, solo porque Peyton Manning está sentado junto a una jarra de Gatorade, eso no significa que Gatorade lo convirtió en lo que es hoy", dijo Rich.

Bragg estuvo de acuerdo, pero "estar consciente no es suficiente", agregó.

"Idealmente, los atletas dejarían de promover alimentos poco saludables", dijo Bragg. Y si los padres están realmente preocupados, señaló, podrían "encontrar formas de expresarse al respecto", como apoyar a los grupos de defensa de la nutrición.

Lo que este estudio no puede decir es si los niños o los adultos realmente comen más comida chatarra debido al respaldo de los atletas. Tanto Rich como Bragg señalaron los millones de dólares que las empresas están dispuestas a pagar a los atletas: la estrella de la NBA Kobe Bryant ganó un estimado de $ 12 millones por año de su contrato con McDonald's, escribió el equipo de Bragg.

"Si las empresas están invirtiendo tanto", dijo Bragg, "creo que es seguro asumir que hay una razón".


Copyright & # 169 2013 HealthDay. Reservados todos los derechos.


Los atletas estrella a menudo respaldan la comida chatarra, según un estudio

Por Amy Norton
Reportero de HealthDay

LUNES, 7 de octubre (HealthDay News) - Es posible que los atletas profesionales sean conocidos por su forma física, pero los alimentos que recomiendan no suelen ser tan saludables, encuentra un estudio reciente.

El estudio encontró que los alimentos y bebidas promovidos por personas como Peyton Manning y Serena Williams suelen tener un alto contenido de calorías y carecen de nutrientes. De los 62 productos alimenticios que los atletas aprobaron en 2010, el 79 por ciento cayó en la categoría de comida chatarra. Y casi todas las bebidas promovidas por atletas obtienen el 100 por ciento de sus calorías del azúcar.

Los expertos dijeron que los hallazgos, publicados en línea el 7 de octubre y en la edición impresa de noviembre de Pediatría, no son sorprendentes.

Pero son preocupantes, en parte porque los atletas son modelos del fitness, dijo el Dr. Michael Rich, pediatra y director del Center on Media and Child Health, en Boston.

"Hay un mensaje implícito de que los atletas realmente usan estos productos y que (los productos) son saludables", dijo Rich, que no participó en el estudio.

Vincular a un atleta a una comida o bebida "podría darle un halo de salud", coincidió Marie Bragg, investigadora principal del estudio y doctora en Filosofía. candidato en la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

El hallazgo de que los atletas respaldan alimentos nutricionalmente sospechosos no es ninguna sorpresa, según Bragg. "Creo que todo el mundo tiene la sensación de que esto es lo que está sucediendo, solo en base a lo que vemos", dijo.

Pero, agregó, este estudio en realidad examinó el contenido nutricional de los alimentos respaldados por los atletas y analizó el alcance de marketing de esos anuncios.

"Los ves en todas partes: televisión, periódicos, revistas, Internet", dijo Bragg. Y según los datos de Nielsen, descubrió su equipo, los adolescentes ven esos anuncios de televisión con más frecuencia que los adultos.

Eso es preocupante, dijo Bragg, porque los adolescentes a menudo idolatran a las estrellas del deporte.

Y, añadió Rich, "es mucho más probable que los niños vean anuncios de televisión que leer las etiquetas nutricionales de los productos".

Para el estudio, el equipo de Bragg analizó datos sobre el respaldo de los atletas durante 2010. De las 512 marcas vendidas por 100 atletas, el 24 por ciento eran de alimentos y bebidas, incluidas McDonald's, Burger King, Oreos, Pepsi, Mountain Dew y Red Bull.

LeBron James del Miami Heat (Asociación Nacional de Baloncesto), Peyton Manning de los Denver Broncos (Liga Nacional de Fútbol Americano) y la estrella del tenis Serena Williams fueron los "mayores contribuyentes a la comercialización de alimentos no saludables", informó el equipo de Bragg.

Quizás no sea sorprendente que los atletas promovieran con mayor frecuencia bebidas deportivas como Gatorade y Powerade. Pero los investigadores consideraron no saludable cualquier bebida que obtenga el 100 por ciento de sus calorías del azúcar, y las bebidas deportivas entran en esa categoría.

"Las bebidas deportivas son básicamente gaseosas", dijo Rich. Pero los consumidores, en particular los niños, pueden verlos como alimentos saludables, anotó.

La Asociación Estadounidense de Bebidas, que representa a la industria, dijo que sus miembros han tenido cuidado de evitar apuntar a los niños pequeños.

"Este estudio, de hecho, reafirma que los niños menores de 12 años no son el grupo de edad que ve principalmente anuncios relacionados con alimentos y bebidas que incluyen a atletas profesionales", dijo el grupo en un comunicado. "Nuestra industria ofrece a los consumidores una variedad de opciones para ayudarlos a tomar decisiones informadas y respetamos el papel de los padres como los principales tomadores de decisiones al elegir lo que consumen sus hijos".

Rich estuvo de acuerdo y dijo que los padres deben ser consumidores inteligentes y enseñar a sus hijos a hacer lo mismo. Sugirió que cuando aparezca el respaldo de un atleta en la pantalla de su televisor, hable con sus hijos al respecto. "Hágales saber, solo porque Peyton Manning está sentado junto a una jarra de Gatorade, eso no significa que Gatorade lo convirtió en lo que es hoy", dijo Rich.

Bragg estuvo de acuerdo, pero "estar consciente no es suficiente", agregó.

"Idealmente, los atletas dejarían de promover alimentos poco saludables", dijo Bragg. Y si los padres están realmente preocupados, señaló, podrían "encontrar formas de expresarse al respecto", como apoyar a los grupos de defensa de la nutrición.

Lo que este estudio no puede decir es si los niños o los adultos realmente comen más comida chatarra debido al respaldo de los atletas. Tanto Rich como Bragg señalaron los millones de dólares que las empresas están dispuestas a pagar a los atletas: la estrella de la NBA Kobe Bryant ganó un estimado de $ 12 millones por año de su contrato con McDonald's, escribió el equipo de Bragg.

"Si las empresas están invirtiendo tanto", dijo Bragg, "creo que es seguro asumir que hay una razón".


Copyright & # 169 2013 HealthDay. Reservados todos los derechos.


Los atletas estrella a menudo respaldan la comida chatarra, según un estudio

Por Amy Norton
Reportero de HealthDay

LUNES, 7 de octubre (HealthDay News) - Es posible que los atletas profesionales sean conocidos por su forma física, pero los alimentos que recomiendan no suelen ser tan saludables, encuentra un estudio reciente.

El estudio encontró que los alimentos y bebidas promovidos por personas como Peyton Manning y Serena Williams suelen tener un alto contenido de calorías y carecen de nutrientes. De los 62 productos alimenticios que los atletas aprobaron en 2010, el 79 por ciento cayó en la categoría de comida chatarra. Y casi todas las bebidas promovidas por atletas obtienen el 100 por ciento de sus calorías del azúcar.

Los expertos dijeron que los hallazgos, publicados en línea el 7 de octubre y en la edición impresa de noviembre de Pediatría, no son sorprendentes.

Pero son preocupantes, en parte porque los atletas son modelos del fitness, dijo el Dr. Michael Rich, pediatra y director del Center on Media and Child Health, en Boston.

"Hay un mensaje implícito de que los atletas realmente usan estos productos y que (los productos) son saludables", dijo Rich, que no participó en el estudio.

Vincular a un atleta a una comida o bebida "podría darle un halo de salud", coincidió Marie Bragg, investigadora principal del estudio y doctora en Filosofía. candidato en la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

El hallazgo de que los atletas respaldan alimentos nutricionalmente sospechosos no es una sorpresa, según Bragg. "Creo que todo el mundo tiene la sensación de que esto es lo que está sucediendo, solo en base a lo que vemos", dijo.

Pero, agregó, este estudio en realidad examinó el contenido nutricional de los alimentos respaldados por los atletas y analizó el alcance de marketing de esos anuncios.

"Los ves en todas partes: televisión, periódicos, revistas, Internet", dijo Bragg. Y según los datos de Nielsen, descubrió su equipo, los adolescentes ven esos anuncios de televisión con más frecuencia que los adultos.

Eso es preocupante, dijo Bragg, porque los adolescentes a menudo idolatran a las estrellas del deporte.

Y, añadió Rich, "es mucho más probable que los niños vean anuncios de televisión que leer las etiquetas nutricionales de los productos".

Para el estudio, el equipo de Bragg analizó datos sobre el respaldo de los atletas durante 2010. De las 512 marcas vendidas por 100 atletas, el 24 por ciento eran de alimentos y bebidas, incluidas McDonald's, Burger King, Oreos, Pepsi, Mountain Dew y Red Bull.

LeBron James del Miami Heat (Asociación Nacional de Baloncesto), Peyton Manning de los Denver Broncos (Liga Nacional de Fútbol Americano) y la estrella del tenis Serena Williams fueron los "mayores contribuyentes a la comercialización de alimentos no saludables", informó el equipo de Bragg.

Quizás no sea sorprendente que los atletas promovieran con mayor frecuencia bebidas deportivas como Gatorade y Powerade. Pero los investigadores consideraron no saludable cualquier bebida que obtenga el 100 por ciento de sus calorías del azúcar, y las bebidas deportivas entran en esa categoría.

"Las bebidas deportivas son básicamente gaseosas", dijo Rich. Pero los consumidores, especialmente los niños, pueden verlos como alimentos saludables, anotó.

La Asociación Estadounidense de Bebidas, que representa a la industria, dijo que sus miembros han tenido cuidado de evitar apuntar a los niños pequeños.

"Este estudio, de hecho, reafirma que los niños menores de 12 años no son el grupo de edad que ve principalmente anuncios relacionados con alimentos y bebidas que incluyen a atletas profesionales", dijo el grupo en un comunicado. "Nuestra industria ofrece a los consumidores una variedad de opciones para ayudarlos a tomar decisiones informadas y respetamos el papel de los padres como los principales responsables de la toma de decisiones al elegir lo que consumen sus hijos".

Rich estuvo de acuerdo y dijo que los padres deben ser consumidores inteligentes y enseñar a sus hijos a hacer lo mismo. Sugirió que cuando aparezca el respaldo de un atleta en la pantalla de su televisor, hable con sus hijos al respecto. "Hágales saber, solo porque Peyton Manning está sentado junto a una jarra de Gatorade, eso no significa que Gatorade lo convirtió en lo que es hoy", dijo Rich.

Bragg estuvo de acuerdo, pero "estar consciente no es suficiente", agregó.

"Idealmente, los atletas dejarían de promover alimentos poco saludables", dijo Bragg. Y si los padres están realmente preocupados, señaló, podrían "encontrar formas de expresarse al respecto", como apoyar a los grupos de defensa de la nutrición.

Lo que este estudio no puede decir es si los niños o los adultos realmente comen más comida chatarra debido al respaldo de los atletas. Tanto Rich como Bragg señalaron los millones de dólares que las empresas están dispuestas a pagar a los atletas: la estrella de la NBA Kobe Bryant ganó un estimado de $ 12 millones por año de su contrato con McDonald's, escribió el equipo de Bragg.

"Si las empresas están invirtiendo tanto", dijo Bragg, "creo que es seguro asumir que hay una razón".


Copyright & # 169 2013 HealthDay. Reservados todos los derechos.


Los atletas estrella a menudo respaldan la comida chatarra, según un estudio

Por Amy Norton
Reportero de HealthDay

LUNES, 7 de octubre (HealthDay News) - Es posible que los atletas profesionales sean conocidos por su estado físico, pero los alimentos que respaldan generalmente son menos que saludables, encuentra un estudio reciente.

El estudio encontró que los alimentos y bebidas promovidos por personas como Peyton Manning y Serena Williams suelen tener un alto contenido de calorías y carecen de nutrientes. De los 62 productos alimenticios que los atletas aprobaron en 2010, el 79 por ciento cayó en la categoría de comida chatarra. Y casi todas las bebidas promovidas por atletas obtienen el 100 por ciento de sus calorías del azúcar.

Los expertos dijeron que los hallazgos, publicados en línea el 7 de octubre y en la edición impresa de noviembre de Pediatría, no son sorprendentes.

Pero son preocupantes, en parte porque los atletas son modelos del fitness, dijo el Dr. Michael Rich, pediatra y director del Center on Media and Child Health, en Boston.

"Hay un mensaje implícito de que los atletas realmente usan estos productos y que (los productos) son saludables", dijo Rich, que no participó en el estudio.

Vincular a un atleta a una comida o bebida "podría darle un halo de salud", coincidió Marie Bragg, investigadora principal del estudio y doctora en Filosofía. candidato en la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut.

El hallazgo de que los atletas respaldan alimentos nutricionalmente sospechosos no es ninguna sorpresa, según Bragg. "Creo que todo el mundo tiene la sensación de que esto es lo que está sucediendo, solo en base a lo que vemos", dijo.

Pero, agregó, este estudio en realidad examinó el contenido nutricional de los alimentos respaldados por los atletas y analizó el alcance de marketing de esos anuncios.

"Los ves en todas partes: televisión, periódicos, revistas, Internet", dijo Bragg. And based on Nielsen data, her team found, teenagers see those TV ads more often than adults do.

That's troubling, Bragg said, because teenagers often idolize sports stars.

And, Rich added, "kids are much more likely to see TV ads than to read nutrition labels on products."

For the study, Bragg's team looked at data on athlete endorsements during 2010. Of 512 brands hawked by 100 athletes, 24 percent were for food and beverages -- including McDonald's, Burger King, Oreos, Pepsi, Mountain Dew and Red Bull.

LeBron James of the Miami Heat (National Basketball Association), Peyton Manning of the Denver Broncos (National Football League) and tennis star Serena Williams were the "highest contributors to the marketing of unhealthy foods," Bragg's team reported.

Perhaps not surprisingly, athletes most commonly promoted sports drinks like Gatorade and Powerade. But the researchers considered any drink that gets 100 percent of its calories from sugar as unhealthy -- and sports beverages fall into that category.

"Sports drinks are basically soda," Rich said. But consumers, particularly kids, may view them as health foods, he noted.

The American Beverage Association, which represents the industry, said its members have been careful to avoid targeting young children.

"This study, in fact, reaffirms that children younger than 12 are not the age group primarily viewing food- and beverage-related advertisements that include professional athletes," the group said in a statement. "Our industry offers consumers a variety of choices to help make informed decisions and we respect parents' roles as the primary decision makers in choosing what their children consume."

Rich agreed, saying parents need to be savvy consumers and teach their kids to do the same. He suggested that when an athlete endorsement pops up on your TV screen, talk to your kids about it. "Let them know, just because Peyton Manning is sitting by a jug of Gatorade, that doesn't mean Gatorade made him what he is today," Rich said.

Bragg agreed, but "just being aware isn't enough," she added.

"Ideally, athletes would stop promoting unhealthy foods," Bragg said. And if parents are really concerned, she noted, they could "find ways to be vocal about it" -- such as supporting nutrition advocacy groups.

What this study cannot say is whether kids, or adults, actually eat more junk food because of athletes' endorsements. Both Rich and Bragg pointed to the millions of dollars that companies are willing to pay athletes: NBA star Kobe Bryant earned an estimated $12 million per year from his contract with McDonald's, Bragg's team wrote.

"If companies are investing that much," Bragg said, "I think it's safe to assume there's a reason."


Copyright © 2013 HealthDay. All rights reserved.


Star Athletes Often Endorse Junk Food, Study Says

Por Amy Norton
Reportero de HealthDay

MONDAY, Oct. 7 (HealthDay News) -- Professional athletes may be known for their fitness, but the foods they endorse are usually less than healthy, a new study finds.

The study found that food and beverages promoted by the likes of Peyton Manning and Serena Williams are most often high in calories and devoid of nutrients. Of 62 food products athletes endorsed in 2010, 79 percent fell into the junk food category. And nearly all athlete-promoted beverages got 100 percent of their calories from sugar.

Experts said the findings, reported online Oct. 7 and in the November print issue of Pediatría, are not startling.

But they are concerning, in part because athletes are paragons of fitness, said Dr. Michael Rich, a pediatrician and director of the Center on Media and Child Health, in Boston.

"There's an implicit message that the athletes actually use these products, and that (the products) are healthy," said Rich, who did not work on the study.

Linking an athlete to a food or drink "could lend it a health halo," agreed Marie Bragg, the lead researcher on the study and a Ph.D. candidate at Yale University in New Haven, Conn.

The finding that athletes endorse nutritionally suspect foods is no surprise, according to Bragg. "I think everyone has the sense that this is what's happening, just based on what we see," she said.

But, she added, this study actually examined the nutritional content of athlete-endorsed foods, and looked at the marketing reach of those ads.

"You see them everywhere -- TV, newspapers, magazines, the Internet," Bragg said. And based on Nielsen data, her team found, teenagers see those TV ads more often than adults do.

That's troubling, Bragg said, because teenagers often idolize sports stars.

And, Rich added, "kids are much more likely to see TV ads than to read nutrition labels on products."

For the study, Bragg's team looked at data on athlete endorsements during 2010. Of 512 brands hawked by 100 athletes, 24 percent were for food and beverages -- including McDonald's, Burger King, Oreos, Pepsi, Mountain Dew and Red Bull.

LeBron James of the Miami Heat (National Basketball Association), Peyton Manning of the Denver Broncos (National Football League) and tennis star Serena Williams were the "highest contributors to the marketing of unhealthy foods," Bragg's team reported.

Perhaps not surprisingly, athletes most commonly promoted sports drinks like Gatorade and Powerade. But the researchers considered any drink that gets 100 percent of its calories from sugar as unhealthy -- and sports beverages fall into that category.

"Sports drinks are basically soda," Rich said. But consumers, particularly kids, may view them as health foods, he noted.

The American Beverage Association, which represents the industry, said its members have been careful to avoid targeting young children.

"This study, in fact, reaffirms that children younger than 12 are not the age group primarily viewing food- and beverage-related advertisements that include professional athletes," the group said in a statement. "Our industry offers consumers a variety of choices to help make informed decisions and we respect parents' roles as the primary decision makers in choosing what their children consume."

Rich agreed, saying parents need to be savvy consumers and teach their kids to do the same. He suggested that when an athlete endorsement pops up on your TV screen, talk to your kids about it. "Let them know, just because Peyton Manning is sitting by a jug of Gatorade, that doesn't mean Gatorade made him what he is today," Rich said.

Bragg agreed, but "just being aware isn't enough," she added.

"Ideally, athletes would stop promoting unhealthy foods," Bragg said. And if parents are really concerned, she noted, they could "find ways to be vocal about it" -- such as supporting nutrition advocacy groups.

What this study cannot say is whether kids, or adults, actually eat more junk food because of athletes' endorsements. Both Rich and Bragg pointed to the millions of dollars that companies are willing to pay athletes: NBA star Kobe Bryant earned an estimated $12 million per year from his contract with McDonald's, Bragg's team wrote.

"If companies are investing that much," Bragg said, "I think it's safe to assume there's a reason."


Copyright © 2013 HealthDay. All rights reserved.


Star Athletes Often Endorse Junk Food, Study Says

Por Amy Norton
Reportero de HealthDay

MONDAY, Oct. 7 (HealthDay News) -- Professional athletes may be known for their fitness, but the foods they endorse are usually less than healthy, a new study finds.

The study found that food and beverages promoted by the likes of Peyton Manning and Serena Williams are most often high in calories and devoid of nutrients. Of 62 food products athletes endorsed in 2010, 79 percent fell into the junk food category. And nearly all athlete-promoted beverages got 100 percent of their calories from sugar.

Experts said the findings, reported online Oct. 7 and in the November print issue of Pediatría, are not startling.

But they are concerning, in part because athletes are paragons of fitness, said Dr. Michael Rich, a pediatrician and director of the Center on Media and Child Health, in Boston.

"There's an implicit message that the athletes actually use these products, and that (the products) are healthy," said Rich, who did not work on the study.

Linking an athlete to a food or drink "could lend it a health halo," agreed Marie Bragg, the lead researcher on the study and a Ph.D. candidate at Yale University in New Haven, Conn.

The finding that athletes endorse nutritionally suspect foods is no surprise, according to Bragg. "I think everyone has the sense that this is what's happening, just based on what we see," she said.

But, she added, this study actually examined the nutritional content of athlete-endorsed foods, and looked at the marketing reach of those ads.

"You see them everywhere -- TV, newspapers, magazines, the Internet," Bragg said. And based on Nielsen data, her team found, teenagers see those TV ads more often than adults do.

That's troubling, Bragg said, because teenagers often idolize sports stars.

And, Rich added, "kids are much more likely to see TV ads than to read nutrition labels on products."

For the study, Bragg's team looked at data on athlete endorsements during 2010. Of 512 brands hawked by 100 athletes, 24 percent were for food and beverages -- including McDonald's, Burger King, Oreos, Pepsi, Mountain Dew and Red Bull.

LeBron James of the Miami Heat (National Basketball Association), Peyton Manning of the Denver Broncos (National Football League) and tennis star Serena Williams were the "highest contributors to the marketing of unhealthy foods," Bragg's team reported.

Perhaps not surprisingly, athletes most commonly promoted sports drinks like Gatorade and Powerade. But the researchers considered any drink that gets 100 percent of its calories from sugar as unhealthy -- and sports beverages fall into that category.

"Sports drinks are basically soda," Rich said. But consumers, particularly kids, may view them as health foods, he noted.

The American Beverage Association, which represents the industry, said its members have been careful to avoid targeting young children.

"This study, in fact, reaffirms that children younger than 12 are not the age group primarily viewing food- and beverage-related advertisements that include professional athletes," the group said in a statement. "Our industry offers consumers a variety of choices to help make informed decisions and we respect parents' roles as the primary decision makers in choosing what their children consume."

Rich agreed, saying parents need to be savvy consumers and teach their kids to do the same. He suggested that when an athlete endorsement pops up on your TV screen, talk to your kids about it. "Let them know, just because Peyton Manning is sitting by a jug of Gatorade, that doesn't mean Gatorade made him what he is today," Rich said.

Bragg agreed, but "just being aware isn't enough," she added.

"Ideally, athletes would stop promoting unhealthy foods," Bragg said. And if parents are really concerned, she noted, they could "find ways to be vocal about it" -- such as supporting nutrition advocacy groups.

What this study cannot say is whether kids, or adults, actually eat more junk food because of athletes' endorsements. Both Rich and Bragg pointed to the millions of dollars that companies are willing to pay athletes: NBA star Kobe Bryant earned an estimated $12 million per year from his contract with McDonald's, Bragg's team wrote.

"If companies are investing that much," Bragg said, "I think it's safe to assume there's a reason."


Copyright © 2013 HealthDay. All rights reserved.


Star Athletes Often Endorse Junk Food, Study Says

Por Amy Norton
Reportero de HealthDay

MONDAY, Oct. 7 (HealthDay News) -- Professional athletes may be known for their fitness, but the foods they endorse are usually less than healthy, a new study finds.

The study found that food and beverages promoted by the likes of Peyton Manning and Serena Williams are most often high in calories and devoid of nutrients. Of 62 food products athletes endorsed in 2010, 79 percent fell into the junk food category. And nearly all athlete-promoted beverages got 100 percent of their calories from sugar.

Experts said the findings, reported online Oct. 7 and in the November print issue of Pediatría, are not startling.

But they are concerning, in part because athletes are paragons of fitness, said Dr. Michael Rich, a pediatrician and director of the Center on Media and Child Health, in Boston.

"There's an implicit message that the athletes actually use these products, and that (the products) are healthy," said Rich, who did not work on the study.

Linking an athlete to a food or drink "could lend it a health halo," agreed Marie Bragg, the lead researcher on the study and a Ph.D. candidate at Yale University in New Haven, Conn.

The finding that athletes endorse nutritionally suspect foods is no surprise, according to Bragg. "I think everyone has the sense that this is what's happening, just based on what we see," she said.

But, she added, this study actually examined the nutritional content of athlete-endorsed foods, and looked at the marketing reach of those ads.

"You see them everywhere -- TV, newspapers, magazines, the Internet," Bragg said. And based on Nielsen data, her team found, teenagers see those TV ads more often than adults do.

That's troubling, Bragg said, because teenagers often idolize sports stars.

And, Rich added, "kids are much more likely to see TV ads than to read nutrition labels on products."

For the study, Bragg's team looked at data on athlete endorsements during 2010. Of 512 brands hawked by 100 athletes, 24 percent were for food and beverages -- including McDonald's, Burger King, Oreos, Pepsi, Mountain Dew and Red Bull.

LeBron James of the Miami Heat (National Basketball Association), Peyton Manning of the Denver Broncos (National Football League) and tennis star Serena Williams were the "highest contributors to the marketing of unhealthy foods," Bragg's team reported.

Perhaps not surprisingly, athletes most commonly promoted sports drinks like Gatorade and Powerade. But the researchers considered any drink that gets 100 percent of its calories from sugar as unhealthy -- and sports beverages fall into that category.

"Sports drinks are basically soda," Rich said. But consumers, particularly kids, may view them as health foods, he noted.

The American Beverage Association, which represents the industry, said its members have been careful to avoid targeting young children.

"This study, in fact, reaffirms that children younger than 12 are not the age group primarily viewing food- and beverage-related advertisements that include professional athletes," the group said in a statement. "Our industry offers consumers a variety of choices to help make informed decisions and we respect parents' roles as the primary decision makers in choosing what their children consume."

Rich agreed, saying parents need to be savvy consumers and teach their kids to do the same. He suggested that when an athlete endorsement pops up on your TV screen, talk to your kids about it. "Let them know, just because Peyton Manning is sitting by a jug of Gatorade, that doesn't mean Gatorade made him what he is today," Rich said.

Bragg agreed, but "just being aware isn't enough," she added.

"Ideally, athletes would stop promoting unhealthy foods," Bragg said. And if parents are really concerned, she noted, they could "find ways to be vocal about it" -- such as supporting nutrition advocacy groups.

What this study cannot say is whether kids, or adults, actually eat more junk food because of athletes' endorsements. Both Rich and Bragg pointed to the millions of dollars that companies are willing to pay athletes: NBA star Kobe Bryant earned an estimated $12 million per year from his contract with McDonald's, Bragg's team wrote.

"If companies are investing that much," Bragg said, "I think it's safe to assume there's a reason."


Copyright © 2013 HealthDay. All rights reserved.


Ver el vídeo: QUE ESCONDE LA COMIDA RAPIDA Documental LSChannel