blackmilkmag.com
Nuevas recetas

Los 10 restaurantes más populares de Londres: febrero de 2015

Los 10 restaurantes más populares de Londres: febrero de 2015


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


En una gran ciudad gastronómica que realmente tiene muchas opciones para elegir, muy pocos Londres los restaurantes pueden atravesar el desorden y emerger en la cima. Las obsesiones actuales de la ciudad van desde el este hasta Shoreditch, hasta el suroeste en Clapham, y la variedad, desde comida india con estrellas Michelin hasta barbacoa honky-tonk, dice mucho del paladar internacional de Londres. Haga cola con anticipación o reserve sus reservas con mucha anticipación, ya que estos restaurantes son los mejores restaurantes de London Town.

Barrafina

Barrafina ya era un elemento fijo en los últimos años, pero su nuevo estatus de estrella Michelin en septiembre solo ha agregado más leña a su fuego. El restaurante de tapas sin reservas, dirigido por los hermanos españoles Sam y Eddie Hart, trae algunos de los mejores platos catalanes y mallorquines a la capital. Los comensales están dispuestos a esperar horas para probar platos como cerebro de cordero alimentado con leche, arroz de marisco y flores de calabacín rellenas, y la nueva ubicación de Adelaide Street no ha hecho mucho para frenar la demanda popular. Sin embargo, los clientes habituales y los críticos duros están de acuerdo: es una experiencia saciante por la que vale la pena hacer cola.

Estación de Bomberos de Chiltern

El imperio de la hospitalidad de André Balazs generó una leyenda instantánea el año pasado en Chiltern Firehouse, el hotel y restaurante ultra exclusivo en Marylebone. El magnate hotelero transformó una extinta estación de bomberos catalogada como Grado II en uno de los lugares de reunión más calientes del mundo (juego de palabras enfáticamente intencionado). El restaurante se ha convertido en el lugar predilecto de la lista A del mundo: Naomi Campbell, Bill Clinton, Rita Ora, Kate Moss y los Beckham han cenado aquí, y la publicidad de celebridades ocasionalmente supera a la comida en sí. El chef Nuno Mendes, que lidera el impresionante estatus del restaurante, sirve platos estilo brasserie, como rosquillas de cangrejo y ensalada César con piel de pollo. Si no eres una celebridad, es mejor que pruebes suerte en un almuerzo de lunes a viernes, ya que Chiltern está realmente tan caliente como se pone.

Fera en Claridge's

La residencia de Fera en el lujoso Claridge's Hotel debería dar una buena indicación de que probablemente sea cara (y excelente). Las mesas abiertas son escasas mientras las masas de bolsillos profundos claman por reservar el lugar más nuevo con estrellas Michelin de Simon Rogan. Inspirado por el término latino para "salvaje", Fera se centra en ingredientes orgánicos naturales, muchos de los cuales se cultivan y se alimentan en la granja privada de Rogan en el interior del país. Los menús de degustación y a la carta siempre cambiantes de Fera garantizan experiencias originales en cada visita posterior, ya que el restaurante solo cosecha y sirve los mejores ingredientes. La cena para dos aquí puede superar fácilmente la marca de £ 300 ($ 460), pero su almuerzo de tres platos de £ 30 ($ 46) es una ganga para uno de los restaurantes más suntuosos y famosos de Londres.

Gincana

Gymkhana todavía está en lo alto de un glorioso 2014; no solo recibió su primera estrella Michelin, también fue nombrado Restaurante Nacional del Año para todo el Reino Unido. Iniciado por Karam y Jyotin Sethi (el mismo equipo detrás de la casa de curry Trishna, galardonada con una estrella Michelin), el restaurante Mayfair lidera el grupo de la lujosa cocina india de Londres. Aquellos que tienen la suerte de hacerse con las codiciadas reservas para cenar, se sienten atraídos por la India colonial y aristocrática tanto en la atmósfera como en el gusto. Los comensales se deleitan con selecciones originales como el vindaloo de jabalí, el kebab seekh de codorniz y el bhurji de huevo de pato con langosta. Sin apenas una mala crítica a la vista, Gymkhana demuestra que los restaurantes pueden ser sumamente solicitados y aclamados a partes iguales.

Caja caliente

Este popular vendedor de comida callejera de barbacoa creció recientemente y se estableció en su primera ubicación permanente en Spitalfields. El Pitmaster y jefe de cocina Lewis Spencer hizo todo lo posible para hacer "carnes artesanales" a la parrilla y acompañamientos tan auténticos como el sur de Estados Unidos y, a juzgar por la demanda, lo ha logrado. Se trata de la carne en el restaurante más popular de East London; Para los más hambrientos, está la Selección ahumada: una fuente sin verduras de costilla de res, cerdo desmenuzado, muslo de pollo, costilla de cerdo y salchicha hot-link. A menos que vengan solo para tomar algo, este no es el lugar al que desea llevar a sus amigos vegetarianos y veganos; Hotbox es un patio de recreo decadente para los carnívoros.

Kurobuta

El elegante set ha encontrado su nueva solución en Kurobuta, un café japonés contemporáneo dirigido por el ex jefe de cocina de Nobu, Scott Hallsworth. La afinidad del australiano por la cocina japonesa moderna provocó olas sísmicas de elogios desde el debut de Kurobuta en Chelsea en 2013. Ahora hay una ubicación permanente tanto en Marble Arch como en Chelsea, esta última inaugurada a principios de este año. Kurobuta tiene una lista exhaustiva de platos pequeños para compartir, entre los que se destacan el cordero ahumado con té robata asado con miso coreano y el tataki de filete de ternera cruda con ponzu de cebolla. La clientela de la jet set que se ve a menudo aquí refleja a veces los precios de la jet set (dos trozos de deslizadores de carne wagyu cuestan £ 19 ($ 30)), pero Kurobuta es simplemente incomparable en calidad y factor "it" entre sus contemporáneos japoneses.

La mansión

El nuevo héroe gastronómico local de Clapham ha consolidado aún más el estatus de "uno a seguir" del vecindario para las comidas serias. El mismo equipo detrás del famoso y compañero vecino de Clapham, The Dairy, vuelve a encontrar el oro con platos imaginativos y modernistas. La cocina aquí emplea todas las palabras de moda culinarias actuales, ya que las verduras se fermentan, el nitrógeno líquido está involucrado en los postres y la carbonización de los ingredientes aparece con frecuencia, pero todo ejecutado con delicadeza y sentido de propósito. Si te gusta la comida elegante, este es un tren al que querrás subirte, porque esta joya del suroeste de Londres, sin duda, vale la pena la caminata.

Pachamama

Un éxito instantáneo del ex alumno de Ottolenghi, Tom Caley, Pachamama comparte el rango de los mejores peruanos de platillos pequeños de la capital, como Lima, Ceviche y Andina, pero se sirve con un toque británico. El restaurante cuenta con muchos platos que debes probar, como la crujiente panza de cordero con dulce miso y el dulce de plátano con queso feta y malta inglesa. Su menú de ceviches, sin embargo, es el principal atractivo; La versión de lubina de Pachamama con samphire, rábano, camote y leche de tigre es posiblemente el ceviche más picante de la ciudad. Si solo viene a tomar una copa, su bar moderno y sexy ofrece una selección de pisco para beber de calidad. Marylebone no es exactamente el barrio más "de moda" de Londres, pero no ha impedido que las multitudes lleven a Pachamama todas las noches.

El Palomar

Los hermanos Layo y Zoë Paskin hicieron todo lo posible en su primer restaurante de Londres, sirviendo comidas serias y modernas de Jerusalén en un ambiente divertido y coqueto. El Palomar está ubicado en una sección bastante destartalada de Chinatown, pero es probable que uno se sienta transportado una vez dentro por la suntuosa decoración de los años 30 y el ambiente animado del lugar. El entusiasmo de la ciudad por las magistrales ofertas de platos pequeños de Palomar, lo que hace que puntuar las reservas de mesa para cenar sea un acto siempre difícil. Los mejores asientos, sin embargo, están en su exuberante barra de cocina de 16 asientos, donde puede ver a los cocineros entusiasmados crear platos como la polenta de Jerusalén con aceite de trufa, espárragos y ragú de hongos (un favorito de los fanáticos), o bistec de pulpo cocido al estilo Josper. con hummus, garbanzos y tomate confitado.

Cabra humeante

The Smoking Goat ha estado realmente caliente desde su debut en octubre. Este moderno café de barbacoa tailandés atrae a los comensales a un estudio compacto y con poca luz, que ofrece restaurantes tailandeses "familiares" inspirados en la comida callejera que no ofrecen. Su plato estrella es el cangrejo de Cornualles entero, desafiante y divertido (las palabras “comer desordenado” están en la descripción del menú). Si alguna vez le ha gustado visitar la Cabra Fumadora para cenar, tenga cuidado con las citas ... no sea que se arriesgue a ver las manos pegajosas y la crema de coco y chile rojo salpicada por toda la mesa, y tal vez a usted mismo. Som Saa podría ser un rival encomiable, un compañero al que se le ha hablado mucho sobre el moderno local tailandés que abrió semanas después, pero Smoking Goat ofrece el tailandés en su forma más deprimente y sucia, y los espectadores del Soho no se cansan.


Lo que significa ser mujer en la industria de la cerveza artesanal

Las mujeres que trabajan en la cerveza artesanal han estado compartiendo de forma anónima experiencias de acoso sexual, agresión sexual y racismo en el trabajo. Algunos están hablando.


Norte

Top Cuv y eacute e, Highbury

Top Cuv & eacute e en Highbury permanecerá abierto durante todo el mes de noviembre como Shop Cuv & egravee, vendiendo vino y artículos esenciales para guardarropas, así como un menú de platos & lsquoTop Night In & rsquo para calentar en casa. Los mensajeros en bicicleta pedalearán sobre una comida de tres platos y ndash completo con vino & ndash dondequiera que se encuentre en Londres. Elija entre platos como terrina de pulpo y mayonesa de perejil, pasta de tallarines con ragú de ternera y pudín de caramelo pegajoso.

Panadería Pophams, Islington / Hackney

Pophams Bakery está entregando su pasta fresca, salsas, panes, quesos, galletas y kits de menú fijo a clientes locales dentro de un radio de tres millas de sus panaderías de Islington o Hackney y ndash simplemente haga un pedido 24 horas antes de la ventana de entrega deseada. La repostería es la auténtica estrella del espectáculo, desde tocino y sirope de arce hasta membrillo y mascarpone con pistacho y miel.

Suscríbase al boletín de noticias de Luxury London

Sea el primero en saber qué hay en Londres, desde eventos exclusivos hasta las últimas inauguraciones de boutiques y restaurantes.

La Fromagerie, Highbury / Marylebone / Bloomsbury

Los turófilos no necesitan perderse una rebanada de su queso cheddar y quesero favorito La Fromagerie está entregando desde sus tres tiendas en Marylebone, Highbury y Bloomsbury a códigos postales selectos, así como a través de Deliveroo. Además de su impresionante selección de quesos (tablas de quesos especialmente curados están disponibles para aquellos que se sienten abrumados por la elección), hay una variedad de sopas frescas, caldos, salsas para pasta y productos horneados.


Los mejores restaurantes vegetarianos de Londres

En la era de los requisitos dietéticos de nicho, el vegetarianismo sencillo se siente casi pintoresco, pero un viaje a uno de los mejores restaurantes vegetarianos de Londres puede servir como un recordatorio de lo deliciosos que pueden ser los platos a base de plantas (especialmente con una cucharada de yogur griego). , un huevo frito perfecto o una pizca de parmesano encima). Ordene rondas de platos del Medio Oriente y bellinis de pomelo salado en Bubula, pruebe el pino silvestre, las trufas marinas y la alcachofa con humo de heno en Cub o trabaje en el menú de degustación de verduras en Casa Fofó, que incluye platos como ricotta de algas, remolacha y hoshigaki . Debajo, Moda comparte sus restaurantes vegetarianos favoritos en la capital. ¿Listo para ir completamente a base de plantas? Vea nuestra lista de los mejores restaurantes veganos de Londres, aquí.

Localización: Hoxton

Descripción: Douglas McMaster, el chef detrás del restaurante pionero de cero residuos Silo, unió fuerzas con Lyan y LVMH para lanzar el Cub favorito de Hoxton. La atención se centra, por supuesto, en los ingredientes vegetarianos sostenibles, desde hierbas recolectadas localmente hasta productos "feos" que normalmente se descartarían. Opte por el menú degustación, que siempre comienza con una copa de champán Krug. ¿Quién puede discutir eso?


Los mejores restaurantes de Londres para desayunar

Junio ​​de 2019: Hemos añadido siete refugios matutinos más, incluido el restaurante HIDE (de super chef Ollie Dabbous ) y The Coal Office cerca de King & rsquos Cross, que sirve delicias inspiradas en Jerusalén. Allí y rsquos también el Henrietta Bistro de influencia vasca en Covent Garden Spitafields y rsquo Crispin con sus maravillosos cafés y Neptune en Bloomsbury (intercambiando mariscos por clásicos británico-estadounidenses). Para los sabores del Medio Oriente, diríjase a Ottolenghi & rsquos Rovi en Fitzrovia, o, si desea huevos en abundancia, diríjase al cercano Yopo en Mandrake.


Londres, hogar de los que se fríen y millones de millennials que padecen lesiones relacionadas con el aguacate, podría ser el mejor lugar para desayunar en el mundo. Ya sea que desee comenzar el día en un restaurante elegante, una cuchara grasienta o un café para moteros, hemos reunido la lista definitiva. Desde tapas hasta croissants y cuencos de acai y ndash it & rsquos todo aquí.


Un día en la vida de AL & # 39s Place, el mejor restaurante nuevo de Estados Unidos 2015

El único trabajo que pudo conseguir fue lavar platos en un restaurante mexicano. Con el tiempo, comenzó a cocinar en Mixx, un bistró cerrado en Santa Rosa donde, en sus propias palabras, "mostró creatividad pero le faltó disciplina". Durante una noche difícil en la línea, el chef le dio un consejo: "Deja de chupar tanto".

Escuchó y aprendió. El seminal French Laundry Cookbook acababa de ser lanzado, y London se sumergió en él. No eran tanto las recetas, sino la obsesión de Keller por los sistemas y los detalles. Se matriculó en el Culinary Institute of America en Hyde Park, Nueva York, en 2002, realizando una pasantía en el Restaurant Daniel de la ciudad. Un año después, London abandonó y se mudó a Montreal, donde fue el chef de la línea de apertura en el ahora legendario Au Pied de Cochon. Dos años más tarde regresó a la escuela y se graduó en un concierto en Blue Hill de Dan Barber en Stone Barns. Allí, no solo aprendió a “saborear el terruño en las verduras”, sino que dio el salto conceptual de cocinero a chef. “Me quitaron las anteojeras y pude ver toda la cocina”, dice. "Estaba listo para dirigir un restaurante".

En 2008, cuando llegó a Ubuntu en Napa Valley, todo encajó. Mientras estuvo allí, Ubuntu se convirtió en el primer restaurante vegetariano en Estados Unidos en ganar una codiciada estrella Michelin. A partir de los dos acres de jardines del restaurante, London descubrió que las verduras podían ser más versátiles que la carne. También es donde aprendió a manejar una cocina con precisión militar. Toda la energía sin canalizar de su juventud ahora se centró en ser el mejor chef que podía ser. Era un líder, un modelo a seguir en la cocina, impensable tan solo unos años antes. Cuando Ubuntu cerró en 2011, London se puso en marcha por su cuenta.

Y luego, durante los siguientes tres años, no cocinó. El restaurante de San Francisco para el que había firmado para abrir sufrió un retraso tras otro. Comenzó a trabajar como barman y finalmente abandonó el proyecto. “Eran días oscuros”, recuerda. “Temía no volver a cocinar nunca más”. Para recuperar su mojo culinario, viajó al sudeste asiático durante unos meses. Cuando regresó, estaba inspirado y listo para volver a intentarlo, esta vez en sus propios términos.


Los mejores kits de comida para restaurantes de Londres

Acai Girls, caja de brownie de Oreo

Hundir los dientes en un trozo de brownie de chocolate rico y pegajoso es increíblemente reconfortante. ¿Pero cuando está recién salido del horno? Aun mejor. Podrías hacerlo desde cero, pero esto está cerrado en Londres en 2021, lo que significa que puedes recibir todos los ingredientes en una bonita y colorida caja de cartón, dividida en pequeñas bolsas atadas con cintas rosas. Las Acai Girls (hermanas Megan y Georgia Salamat) aparecieron como un restaurante de solo entrega en 2020, enviando cuencos, ensaladas y waffles de a & ccedila & iacute nutritivos y fotogénicos desde su cocina de Battersea a través de Deliveroo. Aparentemente, todos se enamoraron de su brownie vegano de Oreo, por lo que ahora puedes comprar el kit de bricolaje para & pound20. Es bastante caro para lo que es esencialmente una selección de ingredientes bastante estándar (aunque, para ser justos, el sustituto de huevo aquafaba no siempre es fácil de conseguir) y ndash, pero sería ideal como un lindo regalo para un amigo vegano. Los brownies son súper fáciles de armar y salen exactamente como lo describieron: crujientes por fuera, súper pegajosos por dentro y cargados de galletas Oreo trituradas. Realmente satisfactorio. Rose Johnstone

Aktar, caja de curry vegano

En lo que respecta a los kits de comida, este es fácilmente el más sencillo de preparar. Es también posiblemente la mejor relación calidad-precio y ndash y tal vez incluso la más sabrosa. Aktar Islam es el chef detrás del restaurante Opheem, galardonado con una estrella Michelin en Birmingham & rsquos. El restaurante de alta cocina es famoso por su enfoque innovador de la comida india (por ejemplo, hígado de pato con piña, chile y coco), pero para su servicio de kit de comida, Aktar at Home, el chef profesional ha adoptado un enfoque más simple. Definitivamente fue la decisión correcta. Por & pound70, obtienes una selección de ocho curry, además de arroz basmati con especias aromáticas, naan y sheermal (pan de leche estilo Hyderabadi). Lo primero que se da cuenta es que las porciones son increíblemente generosas y lo suficiente como para servir a cuatro personas dos veces (puede congelarlo, no se preocupe). El menú cambia con regularidad, con una opción de carne o vegana disponible. Fui por el menú vegano e instantáneamente me encontré en una nube celestial de aromas mientras calentaba cada curry en cacerolas separadas. El cremoso curry de garbanzos del sur de la India en leche de coco con mango seco me envió instantáneamente a los trópicos, y el picante curry khatte baingan fue un sueño de berenjena picante. Cuando el Reino Unido se abre de nuevo, I & rsquom se dirige directamente a Birmingham y Hellip Rose Johnstone

Arábica, fiesta de Beirut

A pesar de consistir en 21 envases numerados y bolsas de ingredientes inicialmente desalentadores, este kit de comida de Oriente Medio & pound45 para dos es fácil de armar y totalmente delicioso. El plato principal, un estofado de costillas de ternera para hervir en bolsa con arroz fideos, es rico y abundante, y la inclusión de un baklava satisfactoriamente con nueces y una ramita de menta fresca para hacer té es un buen toque. Pero la mezcla de meze mezclada es la estrella aquí: el houmous con chinche, baba ghanoush con semillas de granada para espolvorear, el zingy tabbouleh y el kibbeh de calabaza son excepcionales, y estoy seguro de que el halloumi lo habría estado si no lo hubiera matado friéndolo por demasiado largo. Mi mala comida es buena. Sarah Cohen

NOTA DEL EDITOR: Este kit de comida está actualmente fuera del menú de Arabica, pero lo han reemplazado con una gran cantidad de otros deliciosos kits y ndash, desde un festín de cordero de temporada hasta una selección de meze vegetariano.

Bancone, pasta para dos

El plato más famoso de bancone & rsquos, & lsquosilk pañuelos & rsquo con mantequilla de nuez y yema de huevo confitada, no es un viajero. Pero el paraíso de los fanáticos de la pasta del West End acaba de tener fazzoletti bajo la manga. Entregado todos los viernes en el M25, su selección Plateaway que induce a la baba incluye cinco platos de pasta diferentes, además de antipasti y postres. Bucatini cacio e pepe fue tan simple como te gusta juntarlo, salió súper cursi, audaz con pimienta negra y con esas pequeñas mangueras de pasta tan masticables y deliciosas que apenas necesitaban la salsa. Luego llegó el momento de los tagliatelle con trapo de jabalí y uacute y una pizca de pecorino: comida reconfortante muy necesaria con mucha sutileza. Asegúrate de aflojar las salsas con agua de pasta. Y tenga en cuenta: las porciones se facturan como & lsquofor dos & rsquo, pero si está hambriento, probablemente podría pulir una sola, así que piense en aumentar el volumen de la comida con un poco de ensalada te permite traer tu pripia bedida alcohólica o prosciutto. James Manning

Bao, kit clásico de cerdo hecho por ti

Hay mucho más en Bao que la comida y ndash. Yo doy mucho por estar sentado en la sucursal de Fitzrovia y el mostrador de rsquos en este momento, burlándose de bollos taiwaneses acolchados sin ninguna preocupación en el mundo. Pero no debe dejar pasar la oportunidad de pasar la noche en casa, especialmente cuando es tan fácil como lo hace este pequeño kit. Para & pound24 a través del sitio web de Bao & rsquos, obtienes todos los componentes para hacer seis de los bollos de cerdo estofados que, en épocas anteriores, solían otorgar a Bao el codiciado título de & lsquolongest restaurant cola en Soho & rsquo. Caliente la carne de cerdo y las verduras de champiñón fermentadas por separado, viértalas en los bollos y decore con cilantro y cacahuete en polvo y ndash that & rsquos literalmente. Usted & rsquoll tiene jugo de cerdo corriendo vergonzosamente por su barbilla en menos de media hora. Se entregan en Londres y en todo el país, y hay una versión daikon para verduras. James Manning

Berenjak, gormeh sabzi

Esto es: el motherlode, un delicioso guante establecido por el lugar iraní de Soho Berenjak. Gormeh sabzi es un guiso de cordero, hierbas y frijoles, servido con tahdig (arroz crujiente con azafrán), salsa de yogur y hierbas y ensalada de pepino, tomate y cebolla. En términos de tradición, delicia y pura carga de trabajo, es esencialmente el equivalente iraní de un asado dominical completo.

Primero, aquí & rsquos lo que don & rsquot Qué hacer: marinar una paleta de cordero, perfeccionar su mástil o sabzi y rastrear limas secas, fenogreco y una cazuela de barro. Berenjak ha incluido amablemente todo eso en la caja realmente enorme, dejándote simplemente rehidratar y freír un montón de hierbas, tirarlas en la olla con un montón de otras cosas, meter todo en el horno durante cuatro horas y enjuagar cargas de arroz unas siete veces. y fríelo al vapor en la encimera para obtener una capa crujiente perfecta. Pica y aliña tu ensalada y deja todos los elementos sobre la mesa. Uf.

Es un trabajo intensivo, pero vale la pena y puedes quedarte con la olla de barro, en caso de que quieras volver a hacer el plato desde cero. Las instrucciones de Berenjak & rsquos son épicas pero completas (hay & rsquos incluso un video), usted y rsquoll obtienen de cuatro a cinco porciones, y la sensación de logro de cocinar algo totalmente desconocido y realmente difícil fue bastante apresurada, al menos para este mono de encierro hambriento de dopamina . Combínalo con una botella de vino y la música del rey del rock psicodélico iraní Kourosh Yaghmaei para una tarde de domingo preparada. James Manning

Berenjak, kit de kabab

La gente del restaurante persa Berenjak está tan comprometida en darte las herramientas para crear un auténtico kebab en casa, el kit de bricolaje incluye brochetas de metal a medida importadas de Teherán. Parecen espadas y te harán sentir como si estuvieras dirigiendo una tienda legítima de kebab, en el buen sentido. La caja viene con dos enormes panes planos, mast-o-masir (una salsa de yogur), tomates para asar, cebollas y hierbas y paquetes de cordero y pollo preparados previamente, que es suficiente para hacer cuatro kebabs muy generosos. Las instrucciones son claras y hay incluso un código QR que lo lleva a un video de YouTube si necesita más orientación. Arreglar esos pinchos se siente como un gran logro a pesar de que Berenjak ha hecho casi todo el trabajo duro. Lo más importante: el resultado final es realmente delicioso y casi definitivamente tendrás sobras. Izzy Aron

Burger & amp Beyond, kit de hamburguesa bougie

Teniendo en cuenta que tienes cebollas con grasa de res, cebollas encurtidas y salsa Burger & amp Beyond y rsquos Steak 2.0 en estas hamburguesas antes de que siquiera pensaras en la carne o el queso, lsquobougie y rsquo es la manera perfecta de describir el contenido de este kit. Además de los ingredientes antes mencionados, obtienes bollos de brioche, dos tipos de queso americano y una mezcla de carne picada añejada de 35 días y suficiente para cuatro burgs. Soy un comedor bastante grande, pero no estoy dispuesto a acabar con cuatro de estos chicos malos fornidos, así que llamé a tres compañeros de casa hambrientos para ayudar. Encontré que hacer las cuatro hamburguesas al mismo tiempo por mi cuenta es un desafío y ndash, hay bastantes sartenes involucradas y ndash, por lo que obtener algo de respaldo es un buen grito. Las instrucciones son perfectamente claras, pero con tantos ingredientes, hay muchas cosas que hacer. Sin embargo, valió la pena por el resultado final, que los cuatro estuvimos de acuerdo en que era muy sabroso, aunque un poco desordenado (algunos optaron por la opción de cuchillo y tenedor que a menudo se evita). Ah, ¿y el precio? & pound25 por el lote. George sopló

Hamburguesa y langosta, kit de rollo de langosta

Se requiere una cocción mínima para recrear este lujoso sándwich en casa y solo un poco de tostado y calentamiento de salsa. El generoso paquete de carne de langosta, suficiente para dos porciones, viene previamente hervido, listo para ser mezclado con el aderezo picante y amontonado en los brioches.

Para una máxima autenticidad, los artículos terminados se pueden colocar en las cajas estilo perrito caliente de la marca Burger & amp Lobster que vienen con este kit & pound28 y un toque agradable. Pero ellos no estaban allí para verse bonitos, estos bebés necesitan comer, y qué delicia fue eso: langosta fresca para la cena del lunes por la noche y exuberante. Sarah Cohen

Butler & # 039s Wharf Chop House & # 039s, kit de bistec

Lo primero es lo primero. Estos muchachos han ganado el concurso de las "mejores fichas de bloqueo". Es posible que no haya estado al tanto del concurso. Pero ha estado en curso durante todo un año. Butler's Wharf Chop House, con sus tres papas fritas cocinadas, ganó todo a medio galope. Las mejores fichas imaginables. El bistec también estaba increíblemente sabroso, hecho muy bueno por la salsa de mantequilla especial en la que lo fríes. ¿Fue difícil? No. Lo frotas con mantequilla y lo cocinas un poco en la sartén. Grite también al pegajoso postre de pud-pud de toffee. No soy realmente un 'tipo pud pud' pero disfruté muchísimo comiendo esto. En general: una comida grande y carnosa de la vieja escuela. Joe Mackertich

Chick ’N’ Sours, todo incluido

Habiendo echado de menos sus hamburguesas K-Pop de inspiración coreana casi tanto como yo había echado de menos a mi familia, la llegada del kit de comida Chick & rsquoN & rsquo Sours (& pound50) es una noticia emocionante. ¿Está a la altura de esas expectativas? Bueno, sobre todo. El kit viene con cada uno de los tres lados y ndash característicos de Chick & rsquoN & rsquo Sours & rsquos, incluidos los pepinos bang bang y ndash picantes y picantes, y también obtienes ocho alitas de pollo y cuatro tiernos, combinados con adobos de kung pao y salsa picante. Es una buena cantidad de comida, incluso antes de comenzar a armar la atracción principal: el poderoso K-Pop, o su cursi hamburguesa política The General. Entonces, ¿qué & rsquos es la leve vacilación? Bueno, el pollo viene parcialmente cocido, pero aún necesita mojarlo en una olla profunda de aceite burbujeante y ndash y, a menos que esté interesado en servir la cena con una catapulta, esta sigue siendo la única técnica de cocina directamente inspirada en la guerra de asedio medieval. Si tiene una freidora, ya conoce el ejercicio; de lo contrario, asegúrese de llevar una mano firme, el aceite adecuado y algo para decantarlo después. Y si quiere ir con el kit & pound75 con los cócteles de cuatro amargos, definitivamente guárdelos hasta que termine de freír. Phil de Semlyen

Cafe Murano, Cafe Murano en casa

Cafe Murano tiene varios kits de comida de pasta y risotto que puede pedir en cualquier momento, pero todos los viernes, Angela Hartnett y su equipo preparan algo muy especial. Aunque el contenido está sujeto a cambios, el menú tal como lo recibimos era una comida italiana de cuatro platos sellada en 11 cajas y bolsas que se sintió como una impresionante hazaña de logística incluso antes de contemplar los sabores reales. Y los sabores eran buenos: focaccia con verduras en escabeche para el antipasti, canelones de calabaza y ricotta para el primi, guiso de cuello de cordero y rsquos con repollo braseado para el secundo y pera pochada con pannacotta para el pudín. Estaba delicioso, y tenía una excelente relación calidad-precio en & pound55 para dos. Y aunque no es exactamente lo mismo que comer en un restaurante, me dio una patada posiblemente un poco extraña al seguir las instrucciones de preparación relativamente largas pero completamente lúcidas. Andrzej & # 321ukowski

NOTA DEL EDITOR: Las cajas de Cafe Murano y rsquos están agotadas actualmente, pero volverán pronto.

Corazón, kit de taco de carne asada

Las tortillas de maíz sacan del parque a sus primos a base de trigo y obtienes 12 en este kit de comida mexicana & pound35, pero son bastante pequeñas y, aunque la cantidad de comida aquí es para cuatro, no es suficiente para satisfacer a mi hambrienta familia. Pero lo que comemos da en el clavo. La única cocción adecuada involucrada es freír las dos largas losas de bistec para perchas marinado; de lo contrario, solo hay que calentar las tortillas y los frijoles & lsquodrunken & rsquo y un poco de picado ligero. Por supuesto sobrecargamos masivamente cada taco, cubriendo la ternera con mojo de cítricos, salsa ranchera, cebollas rosadas en escabeche, chile, aguacate y cilantro: un derroche de sabores que acaba en nuestras manos. Chuparse los dedos y rsquo bien. Sarah Cohen

Club Mexicana, kit de tacos megabox

Club Mexicana, el más moderno de los maestros veganos de Londres y rsquos, ha tomado el concepto de kit de comida como una excusa para tener una fiesta en una caja. El kit de tacos & pound50 llega en una bolsa aislante plateada brillante cuya maravilla no puede ser subestimada: si fuera 20 años más joven, empapelaría mis paredes con él, si tuviera 30 años más joven, me metería en él y si fuera Pharrell Williams. Lo usaría como sombrero. Obtienes 24 tacos, tres de los rellenos veganos exclusivos de Mexicana & rsquos (incluidos & lsquobeef & rsquo con especias molidas y BBQ short & lsquoribs & rsquo) y múltiples salsas y chispas, que incluyen cebolla roja, pepinillo encurtido, limas, cilantro, tomate, mayonesa y más. De hecho, alimenta a seis de forma muy cómoda. Las instrucciones están excelentemente detalladas, aunque se necesitan algunos intentos para entrar en el ritmo de la preparación del taco (implica freír en seco e improvisar una vaporera con un paño de cocina). Todo se vuelve más fácil después de una Margarita. Esta es la comida perfecta para compartir, una versión de la mesa de la cocina del tipo de comida comunitaria que todos amamos y extrañamos tanto. Caroline McGinn

Decatur, hervido de camarones y ostras a la brasa

Cuando un miembro de la casa es un cocinero particularmente bueno (definitivamente no me refiero a mí aquí), un kit de bricolaje tiene que ser muy bueno para justificar el desembolso. Uno de los que merecen su dinero es elaborado por Hackney & rsquos Decatur, especialistas en mariscos al estilo de Luisiana.

Se puede pedir un kit de & lsquoshrimp boil & rsquo para dos (desde & pound37.50) o cuatro (desde & pound70) y viene con todos los ingredientes que necesita para recrear el cielo condimentado por el chef Thom Browne & rsquos Cajún. & # 8203También están disponibles, por el precio de ganga de & pound16, sus ostras Maldon súper frescas y sabrosas que vienen con condimentos de la casa y mantequilla de ajo pecorino & ndash, pero tenga cuidado, probablemente necesite experiencia previa con un cuchillo para ostras (también disponible en el sitio web de Decatur & rsquos) .

El kit y las instrucciones se han elaborado con tanto cuidado que los platos que se terminan en casa son & ndash crucial & ndash calientes, y al estándar del restaurante. ¡Es complicado hacerlo bien! Los sabores realmente te llevan a las calles de Nueva Orleans y pequeños toques como el periódico para servir agregan un elemento de teatro, sacándote momentáneamente de la locura actual. Tenemos la sensación de que este no es una moda pasajera, y viviremos mucho más allá del bloqueo y más allá. Samantha Willis

Dirty Bones, kit de papas fritas de cordero

Cualquiera que haya pensado en sofocar un montón de papas fritas con chile fresco, cebolleta, aderezo de jalape y ntildeo y trozos de panceta de cordero glaseada con miso, ha inventado un nuevo manjar para los comensales. Este kit cuesta & pound13.50 y contiene suficientes de estos ingredientes para un banquete de dos personas.

Las instrucciones fueron un poco confusas y ndash, ¿cuánto tiempo se fríe el cordero? Y ndash, pero el resultado rivalizó con la versión que comimos en Dirty Bones. Las patatas fritas eran más suaves y ndash, ¿quizás el restaurante las fríe en lugar de hornearlas? & ndash pero el cordero estaba más crujiente y menos graso. Las patatas fritas desnudas nunca serán suficientes ahora. Sarah Cohen

Dishoom, Dishoom at Home bacon naan

Dishoom&rsquos #iconic bacon naan roll is a delicious mash-up of greasy-spoon realness and Irani-Indian flavour. It&rsquos not impossible to bodge your own version at home, but now you don&rsquot have to: Dishoom&rsquos DIY kit contains bacon, chilli-tomato chutney, cream cheese, herbs and, crucially, three balls of dough to make your own naans. You even get a spice blend to brew Dishoom-style masala chai.

There are enough ingredients for three rolls, which are totally delicious and pretty easy to assemble, though make sure the dough is at room temperature before rolling it &ndash and be careful when you take the hot naan pan out of the oven (ouch!). The cost? £16 including a charity donation. There&rsquos even a vegan version now, which comes with fermented mushroom sausages. James Manning

Galvin, Galvin at Home

It&rsquos safe to say that things like lobster ravioli and chicken supreme with truffle bouillon are not in my regular recipe rotation. That&rsquos where the weekly-changing three-course lockdown menu offering from Michelin-starred Galvin La Chapelle comes in. I tried the ravioli and chicken, as well as pear tarte tatin for dessert. Each course comes in a plastic takeaway container and instructions on how to assemble it. It&rsquos all relatively straightforward to prepare &ndash cook the dumplings, reheat the chicken in the oven, heat the sauce &ndash but wrangling all the different aspects does create a fair amount of washing-up. The portion sizes aren&rsquot massive (this is Michelin-starred dining, darling), but it&rsquos rich (and very tasty) food, so you aren&rsquot left feeling short-changed. If you&rsquore looking for a treat meal that you&rsquod never normally cook at home, this is one for you. But be tactical: offer to do the &lsquocooking&rsquo so your lockdown buddy has to wash up. £55 (meat) or £50 (veggie) per person. Isabelle Aron

10 Greek Street, slow-cooked short rib

I reviewed this place when it opened about a decade ago. I feel old. Back then I remember being blown away, not just by how good the food was but by its simplicity: great ingredients and excellent technique, basically. It&rsquos the same deal here: two massive hunks of dexter short rib slippery on their bones, confit potatoes, garlicky curly kale, carrots, parsnips and horseradish cream &ndash all for £55. Throw them in some pans and you&rsquore done: restaurant-quality food in an obscenely efficient 20 minutes. My only concern would be for those who like to spend a bit more time pottering in the kitchen. ¿Me? Dinner done early meant more time to stare into space considering the pointlessness of existence. Cosas bonitas. Stephen Farmer

EDITOR&rsquoS NOTE: The short rib is no longer on the menu but 10 Greek Street is doing a winter duck pie, with beetroot and gorgonzola salad and a chocolate and peanut butter fondant, instead.

Gunpowder, Empire Biryani

If you can&rsquot stand the heat from another set of fiddly instructions, there&rsquos no need to get out of the kitchen. London Indian restaurant Gunpowder has launched a biryani meal kit (£30) and it&rsquos so straightforward to follow, you&rsquoll end up feeling like the emperor of the oven. Stick in a pre-made biryani and watch as its heavenly pastry lid turns golden. Side dishes &ndash including a banging paneer masala &ndash can simply go in the microwave or over a gentle heat with a splash of water. Is it even a meal kit? When the results taste this good &ndash fluffy, fragrant rice and lamb, or a shahi mushroom option that might even trump the meaty version &ndash don&rsquot question it. Laura Richards

Hawksmoor, Porterhouse box

If you&rsquore like me and really don&rsquot know what you&rsquore doing in the butcher, Hawksmoor is on hand with something it is calling &lsquosteak kits&rsquo. That basically means: a steak, chips, veg, plus booze if you want it.

The cut I go for is a porterhouse. It doesn&rsquot fit in my pan (and I don&rsquot have barbecue or cast iron griddle, as the menu suggests I might). As a workaround, I contravene all steak orthodoxy and hack it to smaller bits that can actually squeeze on the hob. Fortunately, it works. The steak, because it&rsquos a steak, is really quick and easy to cook. The beef dripping-blanched chips are a straight-in-the-oven job. You heat up a peppercorn sauce in one pan, creamed spinach in another. Four things, four receptacles &ndash all you have to do then, really, is keep an eye on the time.

Obviously, you will immediately remind yourself why you don&rsquot go to steak restaurants very often. Your house will stink. You will feel full to a nauseating degree. You will feel guilty for spending £110 on a three-course meal for two (or £150, including drinks). You will feel kind of like an ageing hedge fund manager. But all of that&hellip actually, maybe, in a good way? Every ingredient is this kit is of supreme quality. The meat is especially gorgeous. And in fact, I think I enjoyed the starter most of all: a delicate dish of golden, bubbling belly ribs, served with pickled slaw. One for a birthday treat, or just a particularly indulgent night in. Huw Oliver

Haya, pizza babka

Oi &ndash cheese lovers! Haya has come out with a babka pizza meal kit. Now what is babka you may ask? Basically just a sweet, braided bread, except they&rsquove completely flipped the script . Their pizza combines a traditional rich and buttery babka dough with the savoury flavours of pizza. Pretty darn unique. Cooking it is as simple as 1,2,3. No seriously. You roll out the dough, smother it in shakshuka sauce (jazzed up tomato sauce), load it with cheese (parmesan, mozzarella, cheddar and gorgonzola) then splice and braid. Once it&rsquos moulded into the desired shape you brush it with an egg wash (milk wash for me because I had no eggs) and pop it into the oven for 30 mins. Once your oozing masterpiece comes out the oven, slice it up (admiring the heavenly cheese pull as you go). Drizzle a bit of chilli oil or garlic oil on top to add some of the ol&rsquo razzle dazzle. Et Voila! *chefs kiss*. Emily Canegan

Haya, vegetarian brunch kit

If you&rsquove ever spent your Sunday morning cocooned in bed, hungover as hell, gazing longingly at bright, clean Instagram photos of healthy West London brunch dishes, then we&rsquove got good news &ndash you no longer need to leave the house to brunch like you&rsquore in Notting Hill. Haya is a super-slick small-plates restaurant in W11 that specialises in Israeli-inspired dishes that are gorgeous to behold. One such dish is the lahooh pancake (£20, or £30 with a Bloody Mary).

The whole process was super-straightforward: you bake the cauliflower, sweet potato and broccoli, heat up the pancakes (two large pillowy discs, almost like giant crumpets), then get creative as you pipe smoked labaneh and green tahini in colourful swirls (pro tip: it looks like a lot, but use it all &ndash it&rsquos the tastiest bit!). Then decorate your creation with the veggies, pickled red onion, salad and pomegranate seeds. ¿El resultado? A super-fresh and filling brunch that will give you that sunshiney feeling you crave on those Sunday mornings. Rose Johnstone

Homeslice, Camden Beer x Homeslice take & bake

Where a lot of meal kits seem to lend themselves to a &lsquospecial night in&rsquo for you and a single loved one, this bad boy from Neal&rsquos Yard-based pizza gurus Homeslice feels explicitly geared towards housemates: for £29.50 you get two mighty fine pizzas plus the ingredients for six Camden Hells beer cocktails. It&rsquos also laughably simple to assemble: the &lsquokit&rsquo is basically just a pair of chilled pizzas that you cook in your oven for ten minutes, with a couple of pots of fresh toppings to sprinkle over afterwards. We enjoyed a fiery chorizo pizza we really enjoyed a mushroom, ricotta, pumpkin seeds and chilli flakes jobbie. The dough was deliciously chewy, the flavours were agreeably robust, the cocktails went down a treat. It&rsquos not the fanciest kit in the land, but that&rsquos kind of the point &ndash it&rsquos a pleasant night in for a few friends that won&rsquot break the bank. Andrzej Łukowski

Honest Burgers, Honest at Home DIY burger kit

Nothing has caused more excitement in this Time Outer&rsquos flat than the arrival of the Honest Burgers kit (£24 plus delivery). In it: four patties, four brioche buns and everything you need to make it taste like you&rsquore eating in at the restaurant. Think red onion relish (that even makes the fridge smell amazing), cheese slices and smoked bacon. (You have to provide your own chips, but they do give you rosemary salt to sprinkle on them.)

The instructions are so detailed that they even have a diagram showing how to layer your burger. And the results? Perfectly cooked burgers that tasted so much fresher than takeaway ones and were decadently messy to eat . Kate Lloyd

Hoppers, lamb kothu roti

The best thing about this kit &ndash ordered from Hoppers&rsquo cleverly named Cash and Kari platform &ndash is the understanding of how cooking should be done: with a snack on the go and a beer in your hand, obvs &ndash you can add those in at checkout. Step one is frying up pre-prepared mutton rolls, which fast become golden, meaty vehicles ready to dunk in a pungent, potent chilli sauce. There are even banana chips to munch on while you cook. So the chances of making hangry mistakes for the main event are minimal &ndash plus, the rest of the Sri Lankan package (£30, serves two) is a doddle, as you&rsquore mostly just stir-frying and combining chopped veg and roti (with the option of adding in an egg, which I&rsquod definitely recommend) with a signature lamb kari. The result is a fragrant, comforting bready dish ideal for the colder months. Laura Richards

Island Poké, DIY kit

What a treasure trove of ingredients &ndash enough to make two large bowls of classic ahi tuna poké and two of yuzu lomi lomi salmon. As well as the pre-cut fish, you get a hefty pack of sushi rice, which must be washed, cooked, seasoned and cooled, plus an exciting array of sauces, dressings and accompaniments.

After a bit of chopping and marinating, the various elements were ready to be assembled. The tuna bowl tasted more interesting, with pineapple and chilli salsa, wakami and crispy shallots, but the salmon&rsquos yuzu dressing hit the spot. Hawaiian heaven for 32 quid . Sarah Cohen

Joanna's, dine at home kit

If you&rsquore in the market for a meal kit that will render your body immobile for several hours after eating it, look no further than Joanna&rsquos. The restaurant&rsquos a Crystal Palace stalwart, with an old-school New York vibe. It&rsquos known to locals as the place to go if you want a bit of West End glam without the journey. Now &ndash thanks to its at-home menus &ndash you don&rsquot have to even step out of your house to achieve that vibe. The three-course (and bread) boxes cost £59 and feature weekly changing dishes. Mine includes fresh bread with speciality butter, spiced chicken flatbreads, confit duck leg and rich, creamy lentils and an almost intimidatingly rich and caramel-coated sticky toffee putting. There&rsquos not much to be done in terms of preparation: just heating things in the oven and microwave. Although you do have to do a bit of maths to ensure you time your courses perfectly. And the result? Classic, indulgent food that feels posh and fills you up. If I was going to get a box to impress my northern parents, it would be this. Kate Lloyd

José Pizarro, José kit

If, like me, you&rsquove barely left the confines of the M25 this year, José Pizarro&rsquos tapas-style DIY kit (£55 for two) will make you yearn for balmy Mediterranean nights spent ordering glasses of &lsquovino tinto&rsquo and pretending you can speak Spanish. And while you might be stuck at your kitchen table right now, the food on offer here totally makes up for it. Tapas lends itself well to the DIY meal kit format, too &ndash you can cook a few things, eat a few things &ndash and repeat. With a glass of vino tinto on the go throughout, obviously. It comes with a handy booklet with clear instructions, pictures and even QR codes if you want to watch a video demo by José himself. You get loads of food, including padron peppers, chicken croquetas, Iberico ham and Spanish tortilla, seafood and chicken arroz with alioli and a deliciously rich chocolate pot with salt and olive oil for dessert. Isabelle Aron

EDITOR&rsquoS NOTE: This meal kit is no longer on the menu but there is a Basque box featuring jamón croquetas, filled piquillo peppers, tortilla, anchovy-stuffed olives, hake with wild mushrooms and a cheesecake with lavender honey for dessert.

Kolamba, DIY meal kit

Kolamba&rsquos DIY meal kits are the ideal antidote if you&rsquore fed up with your own bland cooking. The Soho-based Sri Lankan restaurant has done an ace job of giving its dishes the DIY treatment, with &lsquofeast&rsquo kits that feature a selection of fiery and fragrant dishes. I tried the Ceylon chicken curry feast, which serves two for £40 and includes a generous amount of food. Everything comes in pouches and it&rsquos basically just a reheating job. The most strenuous part is cooking the rice, which does involve boiling a kettle &ndash deal with it. As well as the Ceylon chicken curry, the selection includes a beetroot curry, green bean curry, dhal, aromatic rice and a selection of sambols, chutneys and pickles. All you need to add is an ice-cold beer. Isabelle Aron

Lahpet, meal kit delivery service

If Burmese cuisine is not your area of expertise, Shoreditch&rsquos Lahpet is here to fill the gap with beautifully presented, easily assembled kits. The stand-out for me was the coconut noodles with chicken (£15 for two), which reminded me a little of an Indonesian laksa with its spicy kick and glorious collision of textures, along with a tea leaf salad (£12). Sharply refreshing Lahpet Margaritas (£6), made with betel leaf tequila, are available to wash it all down with. Order via lahpet.co.uk/pantry &ndash dinner hampers are available too (£35 for 2). Phil de Semlyen

Le Coq d'Argent, lamb kit

A fancy French restaurant in Bank, Le Coq D'Argent has a few different DIY kit options, all of which look good. We went for the three-course lamb shank option and let me tell you, the experience very much transformed my squalid living quarters. The fresh French bread, the lamb shank, the huge prawns to start. The jus. It's all so classy (and at £45 per person, pretty damn reasonable). Thank you for bring a touch of delicious class to my otherwise benighted existence, Le Coq d'Argent. Joe Mackertich

L’Enclume, Simon Rogan at Home

If you&rsquore lucky enough to have ever visited a fine-dining restaurant, then you&rsquoll know what I mean when I say it&rsquos all about the bread. I&rsquom talking oven-fresh house-made sourdough, delicately crunchy and cloud-soft within, slathered with butter that I can only assume comes from the finest cows in all the land. That bread.

It&rsquos a surreal experience eating that bread at home, and not a low-lit Michelin-starred restaurant with waiters poised to attend to my every need &ndash but the kind of surreal I can very much deal with. This sourdough bread, with winter tarn butter, is the first course of Simon Rogan at Home a meal kit by the famous chef behind L&rsquoEnclume and Rogan & Co in Cartmel, and chef table experience Aulis in Soho. Each week, the chef releases a new three-course meal (£45 per person), featuring produce harvested from Rogan&rsquos very own farm in the Cartmel valley.

You&rsquod think that re-creating this kind of culinary artistry at home would be basically impossible, but to Rogan&rsquos credit, each of the many components is clearly labelled and the process outlined simply. I couldn&rsquot quite believe that in ten minutes I had simmered, basted, boiled and piped my way to creating a gorgeous plate of confit heritage potatoes with champagne and buttermilk sauce, pepper dulse and dill, and roast mushroom on a bed of silky-smooth artichoke purée. Portions are pleasingly substantial, although I would&rsquove loved a bit more bread to mop up all that flavourful sauce.

I have two tips: first, it&rsquos best to prepare this with someone else &ndash the steps are simple but numerous, so it&rsquos easy to get a little overwhelmed. And second: Watch. El. Video. You&rsquoll never be able to plate up quite like a pro chef, but to even attempt it, you&rsquoll need some visual cues. Rose Johnstone

Lyle’s, menu box

Recreating a restaurant experience at home is always going to be tricky, but the folks behind Lyle&rsquos have given it a bloody good go. Everything about the menu box feels carefully curated and well thought out. There&rsquos an instruction card for each course with detailed guidance and a picture of what it should look like. There are no complicated cooking techniques required, as Lyle&rsquos has done all the hard work, but assembling the various components is fairly hands-on.

That&rsquos no bad thing, though &ndash I enjoyed getting an insight into what goes into fancy cooking (hint: the answer is most probably butter). The kit aims to recreate the structure of a meal you&rsquod have in the restaurant, starting with sourdough and cultured butter (which obviously shits all over the Lurpak in my fridge) and ending with its signature brown butter cakes. In between, my kit features an incredible pumpkin and whey soup (honestly, who knew soup could be so good?), crab and barley porridge, dexter rib with slow-cooked beetroot, quince cake with vanilla custard and caramel chocolates. Every course blew me away. Obviously, at £140 for two, it&rsquos not a casual Monday night meal, but for a special occasion, this is a wonderful way to spend an evening. Easily the best thing I&rsquove ever eaten in my kitchen. Isabelle Aron

Monty’s Deli, reuben sandwich pack

The hunk of salt beef (or pastrami) at the heart of this £41 kit, which comes with enough ingredients for three stacked Reuben sandwiches, needs to be steamed for a few minutes, and the bread toasted, but otherwise this is a simple assembly job.

You slather the grilled rye bread with squeezy mustard, pile on the melt-in-your-mouth meat, add a heap of Monty&rsquos own-made sauerkraut, balance a slice of Swiss cheese on top and cover with the addictive Russian dressing. Voilà! A deli classic that tastes just as good as the one served in Monty&rsquos. Sarah Cohen

Mother Clucker, D-I-Fry strip kit

Instructions for my kit were actually missing, but luckily I found a video on this street-food titan&rsquos social media account that made things as clear as can be. It&rsquos one of the messier kits, given that you&rsquore going to have to triple-coat chicken pieces before shallow frying. But once you&rsquove got your production line set up, it&rsquos actually pretty fun slapping those strips around in buttermilk and breadcrumbs &ndash I felt just like Nigella. The resulting nugs are unlike any lockdown junk food I&rsquove been able to cook up when left to my own devices. The chicken was incredibly tender, all thanks to Mother Clucker&rsquos brine and absolutely nothing to do with my flash-frying skills. It comes with hot sauce and lime-spiked mayo, plus a similarly citrus-heavy slaw (all for £18 for two or £27.50 for four). Together, it's like a big ol&rsquo slap to the senses. Laura Richards

Musette by Tom Aikens, Finish & Feast box

Tom Aikens, someone you might describe as a &lsquoMichelin-honoured maestro&rsquo, is pretty prolific &ndash so it&rsquos no surprise that he&rsquos set up his own dedicated &lsquomeal assembly kit platform&rsquo. Finish & Feast aims to allow people like you and I enjoy fine dining at home &ndash a pretty admirable goal.

My dinner is the three-course Musette, which comprises a starter of salt-baked beetroot, a main of cod loin, and for dessert, a chocolate, pumpkin and hazelnut tart (£98 for two). So, is it anywhere near as good as something you&rsquod get in one of his restaurants?

It certainly sounds delicious. And things do start well. The beetroot dish involves lots of dotting and dolloping and drizzling. You feel almost as pro as the hunky, award-winning chef who stares at you from inside the recipe booklet. It&rsquos a fun dish to share, and you&rsquod definitely order it again. The next two dishes, however, are far too sweet. The cod loin is exquisitely flaky, but the orange sauce cloying. The chocolate tart is gratifying to put together, but the various sauces you pipe on top excessively rich. Not so good. If you do want to try an Aikens meal kit, I&rsquod suggest going for one of the others. Huw Oliver

Nopi, classic dinner box

Yotam Ottolenghi&rsquos recipes are famous for requiring a lot of spices &ndash sometimes as many as all of them. Happily, the meal kit from his Soho brasserie takes away all the faff of scouring your local Tesco for star anise and Szechuan peppercorns. The Asian and Middle Eastern flavours come pre-prepped in an insanely rich masterstock you just have to heat up and bung over a roasted poussin (posh chicken, basically). It comes with a fiery chilli sauce, cucumber salad and sticky Thai rice &ndash and holy moly, do they work together perfectly. Nopi? Yep-pi, more like. Phil de Semlyen


Instant Pot Carne Asada

The Spruce / Kristina Vanni

When you're craving carne asada but don't have a grill, never fear. Instant Pot is here. Of all the things to cook in an Instant Pot, beef is one of the best because tougher cuts of meat do well with searing and pressure cooking, which renders them flavorful and tender. Although carne asada is by definition grilled (the term translates to "grilled meat"), you can achieve a satisfying smoky flavor with the use of woody spices like cumin and oregano, which are featured in this recipe. The whole thing comes together in less than 30 minutes—perfect for Tuesday night dinner. Serve inside corn or flour tortillas, as the recipe suggests, or simply sliced and served elegantly on a carving board, with some roasted fingerling potatoes and chimichurri.


Nuestras 10 recetas más populares en este momento

Cuente las recetas que nuestros fanáticos están cocinando más hoy.

Foto por: Tara Donne y copyFood Network

Foto por: Matt Armendariz & copy2015

Foto de: Matt Armendariz y copy2014, Television Food Network, G.P. Reservados todos los derechos.

Foto de: Armando Rafael Moutela & copy2012, Television Food Network, G.P. Reservados todos los derechos.

No. 10: Hamburguesas de cebolla de Oklahoma con ensalada de col BBQ cremosa

It & rsquos burger season! Estas empanadas rotas se carbonizan (con muchas cebollas raspadas presionadas) y luego se cubren con dos rebanadas de queso y salsa de barbacoa.

No. 9: Coles de Bruselas asadas

¡Esta guarnición fácil solo requiere cuatro ingredientes y mdash si cuentas la sal y la pimienta! Ase durante 35 a 40 minutos para lograr un exterior crujiente y tierno por dentro.

No. 8: Alitas de pollo Air Fryer

Omita la freidora y olvídese de las alitas al horno empapadas. La freidora ofrece lo mejor de ambos mundos: ¡alitas crujientes sin grasa extra!

No. 7: huevos rellenos clásicos

No se puede vencer a un clásico. Este simple aperitivo seguramente complacerá a la multitud en cualquier picnic o reunión.

No. 6: Pastel de chocolate con nueces y bourbon

No creerá la cantidad de sabor que se hornea en este pastel con infusión de bourbon. Esta receta requiere una masa casera, pero puede sustituirla fácilmente si lo prefiere.

No. 5: Papas asadas con ajo

Ina demuestra que no se necesita mucho para hacer una deliciosa guarnición. Ella cocina sus papas solo con aceite de oliva, sal, pimienta y ajo. Una pizca de perejil fresco al final es el toque final perfecto.

No. 4: Pollo parmesano con brócoli Healthy Air Fryer

¡Usted ganó y no necesita omitir el pollo frito con esta versión de freidora más saludable! Cubra cada pechuga de pollo con una combinación de panko y parmesano para obtener un crujido crujiente en cada bocado.

No. 3: tostadas francesas

Mejore su juego de desayuno usando panes como brioche y jalá cuando esté haciendo tostadas francesas. Son ricas, sabrosas y mdash y extra esponjosas.

No. 2: salmón al horno

¿Esas noches en las que necesitas preparar una comida rápida y fácil? Este salmón al horno es delicioso y nutritivo.

No. 1: Filete de Salisbury

¿Cuando no tiene tiempo durante la semana pero todavía quiere una comida casera? Ree & rsquos fácil y delicioso bistec de Salisbury está sobre la mesa en solo 35 minutos.


Norwegian Sour Cream Porridge (Rømmegrøt)

Porridge is one of the oldest hot dishes in Scandinavia and has been eaten by Norwegian households for thousands of years. It is rumoured that even the Vikings used to eat porridge during Midsummmer. Whether it&rsquos the sour cream, rice or oat variety, porridge is now a staple in most Norwegian diets. I first discovered rømmegrøt on my most recent trip to Norway. My dad ,who is Norwegian, was intent I would love it and love it I did! It is the perfect comfort food for a cold winter&rsquos day and topped copiously with cinnamon sugar it&rsquos a real treat.

Rømmegrøt is a traditional Norwegian delicacy typically served at special occasions accompanied by cured meats. Porridge has a strong history in Norway and when eaten around Christmas and the surrounding days it is called &ldquojulegrøt&rdquo (Christmas porridge). In some households, it is even a tradition to leave a bowl of the porridge for santa and the hungry elves on Christmas Eve.

Rømmegrøt is deliciously buttery and creamy with a slight tang from the sour cream. It is very filling though so a small bowl should be enough &ndash especially if you are using it as a side dish like most Norwegians.


Ver el vídeo: El mejor restaurante de Londres solo tiene un problema: no existe