Nuevas recetas

¿Podría utilizarse la quinua como próxima proteína en polvo?

¿Podría utilizarse la quinua como próxima proteína en polvo?


El grano antiguo ha sido formulado para maximizar sus niveles de proteína.

Se está desarrollando un concentrado de proteína de quinua para ser un tipo alternativo de proteína en polvo.

Has oído hablar de las proteínas en polvo de suero, soja y guisantes, así que, ¿por qué no la quinua?

La Dra. Laurie Scanlin es la directora ejecutiva y fundadora de Ingredientes afilados, empresa especializada en productos de quinua. El esfuerzo más reciente de Scanlin es crear un concentrado de proteína de quinua (que ella llama QPC) que podría rivalizar con otras proteínas en polvo como alternativa saludable, según Navegador de alimentos.

Scanlin, quien tiene su doctorado. en ciencia de alimentos y nutrición humana, ha estado desarrollando este concentrado de proteína durante los últimos 15 años. "El concentrado de proteína de quinua se desarrolló originalmente para mejorar la palatabilidad y digestibilidad de la quinua", dijo a Food Navigator, "para que QPC pueda incorporarse en alimentos y bebidas con menos almidón y más densos en nutrientes para satisfacer las necesidades de los niños en crecimiento".

QPC aún no está disponible en las tiendas, pero Scanlin tiene planes de llevarlo a los estantes pronto. El sitio web señala: "Estamos en el proceso de llevar este ingrediente vital a escala y estamos ansiosos por colaborar con empresas que buscan una alternativa innovadora a las opciones de proteínas tradicionales de hoy".


Controle la salud de su comunidad aquí

En Healthfully, nos esforzamos por ofrecer contenido objetivo que sea preciso y actualizado. Nuestro equipo revisa periódicamente los artículos para garantizar la calidad del contenido. Las fuentes citadas a continuación consisten en evidencia de revistas revisadas por pares, organizaciones médicas prominentes, asociaciones académicas y datos gubernamentales.

La información contenida en este sitio es solo para fines informativos y no debe utilizarse como sustituto del consejo de un proveedor de atención médica profesional. Consulte con el médico correspondiente si tiene preguntas e inquietudes sobre la salud. Aunque nos esforzamos por brindar información precisa y actualizada, no se ofrece ninguna garantía al respecto.


8 formas de comer quinua en el desayuno, el almuerzo y la cena

De todos los superalimentos que existen, la quinua es uno de los pocos que realmente está a la altura de las expectativas y merece un lugar en la despensa.

El pseudo-grano (que se pronuncia KEEN-wah) es rico en proteínas, fibra, vitaminas B, magnesio, calcio y vitamina E. También es naturalmente libre de gluten, por lo que es una excelente opción para las personas con enfermedad celíaca.

Si no está seguro de cómo cocinar o usar la quinua, consulte la guía a continuación.

Cómo cocinar quinua

La proporción básica para cocinar quinua es una parte de quinua seca por dos partes de líquido, como el arroz.

Receta básica de quinua

Rinde tres tazas de quinua cocida.

INGREDIENTES

MÉTODO

  1. Enjuague la quinua en un colador bajo el agua.
  2. Coloque la quinua y el agua en una cacerola y lleve a ebullición.
  3. Reduzca el fuego a bajo. Cubra con una tapa y cocine a fuego lento hasta que la mayor parte del líquido se haya absorbido, entre 12 y 15 minutos. Retirar del fuego, esponjar la quinua con un tenedor para separar los granos y servir.

Nota: puede tostar la quinua en una sartén antes de cocinarla para agregar otra capa de sabor. O cocine la quinua en caldo de verduras en lugar de agua.

Formas de utilizar la quinua

La quinua es un ingrediente extremadamente versátil y se puede utilizar en una variedad de platos dulces y salados. Si alguna vez está confundido acerca de dónde usar la quinua, simplemente úsela en lugar del arroz.

Aquí hay ocho formas de usar la quinua.

1. Agregue quinua a las ensaladas

Si sus ensaladas no son lo suficientemente abundantes (o sabrosas), agregue quinua cocida y enfriada a su ensalada, junto con un aderezo lleno de sabor. Aquí hay 12 trucos fáciles para hacer que la ensalada sea más interesante.


33 formas furtivas de agregar proteína en polvo a cada comida

La proteína en polvo es una opción popular después de un entrenamiento. Póngalo en un vaso mezclador, agregue agua, agite y tendrá una bebida portátil para revitalizar sus músculos y energía.

O mézclelo con leche, frutas, verduras, mantequilla de nueces u otras adiciones divertidas, y es un refrigerio o un reemplazo de comida en cualquier momento. (Y delicioso en eso).

Pero este suplemento no es solo para líquidos. ¡También puede usarlo para hacer una variedad de platos, desde muffins y cupcakes hasta hamburguesas, lasaña, salsas, donas y más!

Echa un vistazo a estas recetas de proteína en polvo. Use su polvo favorito si no le gusta el que se indica en la lista de ingredientes. ¡Experimente lo delicioso que es tomarse un descanso del vaso mezclador!

1. Fresas y crema de avena alta en proteínas

No hay ninguna razón por la que la avena tenga que ser aburrida. La simple adición de fresas frescas (u otra baya favorita, son buenas fuentes de fibra) y proteína de vainilla en polvo hace que tengan un sabor a postre.

Cocido en la estufa durante 5 minutos, ¡esto le gana a los pantalones a cualquier versión empaquetada y demasiado azucarada!

2. Horneado de quinua para el desayuno

Inspirado en nuestro propio desayuno horneado de quinua, este desayuno fácil es perfecto caliente o frío. Además, produce lo suficiente para comenzar el día de manera saludable durante toda la semana.

Los arándanos le dan a este plato un toque antioxidante, mientras que los plátanos maduros lo hacen naturalmente dulce. Bono: puedes hacerlo apto para veganos.

3. Muffins de cacao y plátano

Chocolate, plátanos y muffins: esta receta marca todas las casillas de "delicioso". Estos muffins se congelan bien, así que prepare un lote adicional y póngalos en el microondas cuando esté listo para comer.

¡Usar harina de avena también los hace libres de gluten! Simplemente revise las etiquetas de su harina y proteína en polvo para estar 100 por ciento seguro.

4. Galletas de avena y plátano para el desayuno

Estos dulces te harán sentir bien al comer galletas en el desayuno. Y con solo cinco ingredientes, incluida la mantequilla de maní llena de proteínas y la proteína en polvo, estarás lleno durante horas. Bono: ¡Saben como un sándwich PB&H (miel)!

5. Panqueques proteicos de calabaza Paleo

Gracias al jengibre, la nuez moscada, la canela y las especias para pastel de calabaza, estos panqueques esponjosos y sin gluten están llenos de sabor (¡honestamente, ni siquiera necesitas jarabe encima!).

Son nutritivos para arrancar y fáciles de hacer. Nos encanta servirlos en el brunch.

6. Pan de plátano secretamente saludable

Unos simples cambios hacen de este pan de plátano una opción de desayuno súper saludable. La mitad de la harina blanca se sustituye por trigo integral.

La adición de proteína en polvo le da a este pan mucho más poder de permanencia que la versión tradicional. Agregue nueces picadas para obtener ácidos grasos omega-3.

7. Pudín de chía con pastel de calabaza y proteínas

Este pudín nutritivo es una excelente receta para preparar con anticipación y disfrutar a la mañana siguiente. Y sabe más a postre que a una comida matutina saludable, lo cual es una ventaja para cualquiera que sea goloso.

Tiene semillas de chía que aumentan la energía, calabaza rica en vitamina A, mantequilla de almendras y muchas especias. Debido a que se mantendrá durante varios días en el refrigerador, haga un lote adicional para los días ocupados.

8. Waffles de proteína de chocolate

Los waffles no son solo para los fines de semana gracias a esta receta de una porción. Endulzados naturalmente con plátanos y harina de coco, estos waffles requieren pocos ingredientes y proporcionan un equilibrio satisfactorio de grasas, proteínas y carbohidratos.

Sírvelos con tus ingredientes favoritos como fruta fresca, semillas de cacao o una bola de yogur griego.

9. Barritas de proteína de pastel de zanahoria sin aceite

¿Quién diría que las zanahorias podrían tener un sabor tan decadente? Estas barras sin gluten usan plátanos y un toque de jarabe de arce como edulcorante, además de especias como canela y nuez moscada para darle más sabor.

Si no eres un fanático de las pasas, puedes optar por no incluirlas o incluso elegir chispas de chocolate en su lugar. La mantequilla de coco rociada encima lleva su delicia a un nuevo nivel.

10. Mini muffins de pizza

Perfecto para los antojos de pizza por la tarde o como aperitivo de fiesta, estos pequeños tienen todos los ingredientes, además de proteínas, horneados directamente. Con trozos de pepperoni y mozzarella en cada bocado, son bocadillos del tamaño perfecto. También son fáciles de congelar para más tarde.

11. Bolas de proteína de mantequilla de maní y chía

Nunca creerás lo fácil que son estas bolas de proteína de hacer. Los dátiles, la proteína en polvo, la mantequilla de maní y las semillas de chía molidas se mezclan en un procesador de alimentos y se enfrían a la perfección en el refrigerador. Tírelos en su bolsa de gimnasia para un refrigerio rápido antes o después de un entrenamiento.

12. Barritas de proteína red velvet

Estas barras de proteína caseras de terciopelo rojo pueden no tener sabor exactamente como el pastel al que estás acostumbrado, ¡pero es posible que te gusten aún más! Perfectas para un refrigerio para llevar o para después de la cena, estas barras simples agregan proteína de vainilla en polvo para un sabor extra y harina de coco para enriquecer.

13. Granola de proteína de mantequilla de vainilla y almendras

La granola a menudo está cargada con más ingredientes no tan saludables que saludables. Ese no es el caso en esta receta.

La mantequilla cremosa de almendras, la avena y la linaza tienen poder de permanencia. Una porción de proteína de vainilla en polvo hace que esta granola sea aún más sabrosa. Cómelo solo, con leche (como cereal) o mezclado con yogur.

14. Dip de pizza con cobertura de Parm

Perfecto para mojar galletas saladas o verduras frescas, esta salsa para pizza es increíblemente buena para ti, gracias a los frijoles ricos en hierro y las nueces crudas que aportan grasas crujientes y saludables a la mesa. Con la ayuda de albahaca, orégano, ajo, pasta de tomate y levadura nutricional con queso, ¡honestamente sabe a pizza!

15. Bolas de masa para pastel

¿Masa para pastel que puedes comer con las manos? ¡Sí, por favor! Con solo cinco ingredientes y sin necesidad de hornear, estos satisfacen su gusto por lo dulce al tiempo que brindan una dosis de proteína, sin riesgo de salmonela, ya que son veganos.


El cuenco de quinua Zen

Esta es definitivamente una de mis comidas favoritas últimamente, ¡es fácil de hacer, está llena de deliciosos sabores y es súper saludable!

Esta es mi adaptación de un plato que en Hawai en un lugar increíble llamado The Beet Box Cafe. Un pequeño y original restaurante vegetariano que sirve comida local orgánica y saludable en una pequeña ciudad de surfistas en Oahu. Cuando estuve allí el mes pasado, pedí un plato llamado & # 8220Zen & # 8221¡Y estaba increíblemente delicioso! Después de regresar de Hawái, me propuse recrear este increíble plato.Aquí & # 8217s mi versión!

El plato original & # 8220Zen & # 8221 se sirvió en un plato con huevo revuelto, un lado de arroz integral y un lado de frijoles negros, cubierto con aguacate y brotes. Decidí ir con un & # 8220bowl & # 8221 en lugar de un plato, y use quinua rica en proteínas como base. Soy un gran admirador de la quinua, probablemente la como cada dos días desayunos, almuerzos, cenas, ¡Encuentro una manera de conseguir quinua allí!

¡Luego vienen toneladas de verduras! ¡Broccolini, col rizada, tomates, zanahorias ralladas y champiñones! El ingrediente clave de este cuenco es polvo de curry, que agrega un gran sabor a las verduras y los huevos (¡o tofu!). ¡Agregué ajo en polvo, cebolla en polvo y pimentón con el curry en polvo, luego lima fresca para agregar un poco de chispa!

Podrías usar fácilmente cebolla picada y ajo picado en lugar de los polvos, era justo lo que tenía a mano, ¡y definitivamente funcionó muy bien!

Usé mi fiel wok para cocinar las verduras, luego, mientras el wok aún está caliente y agradable, agregué las claras de huevo (¡o tofu desmenuzado para una opción vegana!), Otro fantástico golpe de proteína, que se cocina muy rápido y se funde. junto con las verduras y absorber el sabor de las especias y la lima. ¡Veganos, definitivamente puedes sustituir las claras de huevo por tofu! Simplemente desmenuce un poco de tofu firme y tírelo en el wok con las verduras, las especias y la lima, ¡y listo! Usted & # 8217 tendrá algo igual de espectacular!

En el cuenco va toda la delicia para rematar la quinua. Luego, para llevarlo todo al siguiente nivel, un poco de aguacate en rodajas que agrega cremosidad y grasas insaturadas saludables, y brota por un poco. crujido! aaaaah & # 8230zen.Un estado de concentración total que incorpora la unión de cuerpo y mente.


El polvo de proteína de bricolaje es realmente fácil

Un impulso adicional de proteínas suele ser algo bueno, pero hay una cantidad limitada de huevos que una persona puede comer por la mañana. Un batido o una barra con proteína en polvo parece una solución natural, pero las opciones en la sección de suplementos pueden estar un poco cargadas de químicos. Además, dado que la mayoría de las proteínas en polvo se venden en envases masivos, es posible que se quede sin dinero si no le gusta el sabor que compró. Plan B: proteína en polvo casera. Ya sea que esté buscando una proteína en polvo a base de suero de leche, una sin gluten o una situación vegana completamente basada en plantas, aquí le explicamos cómo se hace.

Empiece con una base de proteínas. Las proteínas en polvo clásicas están hechas con productos lácteos, por lo que si está buscando algo así, la leche en polvo o el suero son la respuesta. Para las proteínas de origen vegetal, también puede usar nueces o semillas enteras, como almendras, semillas de girasol o corazones de cáñamo. Las harinas ricas en proteínas como la quinua, el garbanzo o el guisante amarillo también son una excelente opción. Coloque alrededor de & # xBD taza de lo que le interese en una licuadora o procesador de alimentos, y siéntase libre de mezclar algunas opciones diferentes.

Luego, vierta & # xBD taza de avena en la licuadora o procesador de alimentos. La avena no solo ayudará a espesar un batido, sino que está respaldada por fibra y carbohidratos que lo mantendrán lleno por más tiempo que un simple batido de hielo y fruta.

Para un impulso nutricional adicional de fibra, agregue & # x2153 taza de semillas de chía, linaza molida, germen de trigo o corazones de cáñamo si no los usó antes.

Finalmente, sabor. Para la proteína de chocolate en polvo, agregue 2 cucharadas de cacao en polvo (o cacao o algarroba). Para la vainilla, use los raspados de & # xBC de una vaina de vainilla o & # xBD cucharadita de vainilla en polvo. Para el café, 1 cucharada de espresso instantáneo en polvo. Para las bayas, use 2 cucharadas de frambuesas liofilizadas molidas.

Muele la mezcla hasta que se forme un polvo suave & # x2014 dependiendo de los ingredientes que hayas usado, puede que no esté perfectamente pulverulento, y eso & # x2019 está bien.

Transfiera la proteína en polvo a un recipiente o frasco hermético y guárdelo en el refrigerador. Para batidos, use aproximadamente 2 cucharadas de proteína en polvo en una receta de batido estándar.


Quinua y avena durante la noche para mejores mañanas

Si alguna vez hubo un desayuno que marcó todas las casillas nutricionales, este es. El que lo abarca todo delicioso, nutritivo, abundante, superfácil ¡Quinua y avena durante la noche envasadas con proteínas llenas de frutas! Este delicioso tazón de desayuno es una fuente de muchos nutrientes y es una excelente manera de comenzar el día. Sin mencionar que es un gran ahorro de tiempo porque simplemente lo prepara la noche anterior, luego por la mañana, espolvorea las guarniciones y ¡listo!


Mezcle una porción de quinua sobrante con algunos pimientos picados, cebollas, salsa marinara y requesón. Después de que la mezcla esté bien combinada, vierta en uno o dos moldes y cubra con un poco de queso de cabra. Hornee a 400 F durante unos 15 minutos o hasta que el queso comience a dorarse. Desde la primera rebanada del cuchillo hasta el primer bocado, todo este proceso te llevará menos de 25 minutos. ¡No se puede superar eso!


¿Se pregunta cómo cocinar la quinua? Estos son los consejos que necesita

Buscando en Google & lsquo¿Cómo cocinar quinua & rsquo? Lo más probable es que esté interesado en mezclar un poco sus fuentes de carbohidratos con su rotación estándar de camote, pasta y arroz. Usted ha escuchado a nutricionistas y gente normal delirar sobre su contenido de proteínas y mdash, pero más sobre eso más adelante.

¿Qué es la quinua?

Lo primero es lo primero y lo que realmente es es quinua (que & rsquos & lsquokeen-waa & rsquo, para tu referencia)? Bueno, es posible que se sorprenda al descubrir que el carbohidrato versátil no es un grano, sino una semilla que ha estado creciendo en las plantas de América del Sur durante miles de años. Seguro que se ve (y se cocina) como un grano, pero científicamente hablando, se clasifica como un "grano pseudocereal", también conocido como semilla que es muy parecida a un grano, junto con el amaranto y el trigo sarraceno.

¿La quinua es buena para ti?

Llegando a los platos occidentales en la última década, la quinua ha sido aclamada por su alto contenido de proteínas. Pero, ¿cómo se ve su desglose nutricional?

Según David Rogerson, profesor de nutrición deportiva en Sheffield Hallam, en términos macro, una porción de quinua cocida no solo contiene 4,4 g de proteína, 19,4 g de carbohidratos de liberación lenta y 1,9 g de grasa, sino que no contiene gluten, tiene un alto contenido de fibra y uno de los únicos alimentos vegetales que contiene los nueve aminoácidos esenciales (estos son los componentes básicos de las proteínas).

¿Cuánta quinua hay en una ración?

Una porción de quinua, según Rogerson, puede variar de 50 ga 100 g de semillas crudas, dependiendo de su género y nivel de hambre.

¿Cuántas calorías tiene una ración de quinua?

Una porción de quinua contiene menos calorías en general que el arroz blanco. Una porción de 100 g de quinua proporcionará a tu cuerpo 120 calorías de energía, mientras que el arroz blanco tiene 130 calorías. Y eso antes de hacer un balance de los niveles de fibra, vitaminas, minerales y macronutrientes.

¿Cuánta proteína tiene una porción de quinua?

Como se indicó anteriormente, una porción contiene 4,4 g de proteína. Si bien eso puede no parecer muy alto, tiene la misma cantidad de proteína que un huevo, y en comparación con los 1,7 g que obtienes de una porción equivalente de arroz cocido, es un ganador, un ganador.

Esperar. hay diferentes tipos de quinua?

Oh, sí, cientos, según Rogerson. El blanco, el amarillo, el rojo y el negro son los más comunes, la principal diferencia es que el blanco y el amarillo tienen un sabor ligeramente más suave.

Quinua blanca y amarilla:

  • Sabor ligero y más sutil
  • Textura suave
  • Ideal como sustituto de la avena para papillas, panqueques u horneado.

Quinua roja y negra:

  • Sabor fuerte y terroso
  • Textura firme
  • Ideal en sopas, guisos y como sustituto del arroz.

Cómo cocinar quinua: tu guía

Según Patrick Drake, fundador del servicio de cajas de comida HelloFresh, de principio a fin, cocinar la quinua debería llevar media hora. ¿No sabes por dónde empezar? Siga esta sencilla receta:

  1. Primero, enjuaga bien la quinua durante un minuto. Esto es importante ya que está cubierto por una capa de sabor amargo llamada saponina.
  2. Luego, hierva dos partes de líquido por una parte de quinua (aproximadamente 20 minutos) a fuego alto
  3. Retire la sartén del fuego, retire la tapa y cúbrala con un paño de cocina limpio durante 10 minutos.
  4. Para darle más sabor, mezcle a través de un cubo de caldo, hierbas, especias y condimentos. ¡Esponja la quinua con un tenedor y disfruta!

Consejo superior: Los granos son demasiado pequeños para un colador o incluso un colador, por lo que, si no tiene un colador más fino, use un filtro de café para asegurarse de que no se caiga por el fregadero.

Cómo utilizar la quinua

Hay muchas formas de usar la quinua, según Rogerson. Puedes usar quinua en:

  • Ensaladas
  • Guisos
  • Sopas
  • Sushi
  • Buñuelos
  • Gachas de avena
  • Panqueques
  • Magdalenas
  • Galletas
  • Tortas
  • Barras de merienda

¿Dónde se puede comprar quinua?

La mayoría de los grandes supermercados locales deberían almacenar las cosas y mdashWaitrose, Tesco, Ocado y, en el extremo más especializado, Holland & amp Barrett. Puede comprarlo en muchas formas, pero la mayor diferencia es entre sin cocinar y precocido: para aquellos de ustedes con sobra y libra que les gusta evitar las cosas de la cocina, las bolsitas de quinua listas para comer de Merchant Gourmet son una WH favorito.

Cómo hacer un tazón saludable con quinua

Has aprendido todo lo que hay que saber sobre la quinua. Ahora, con qué servirlo. Las pautas del NHS recomiendan un plato que tenga un 30% de verduras, un 30% de carbohidratos con almidón, como la quinua, un 25% de proteínas y un 15% de grasas.

10 recetas saludables de quinua que querrás hacer lo antes posible

Si no tiene tiempo para cocinar una receta completa, siga el método de Drake y rsquos anterior, ya que el caldo realzará el sabor general, al igual que las hierbas frescas, las especias, la cebolla y el ajo. O, ¿por qué no probar a tostarlo en aceite de oliva antes de cocinarlo como con el risotto, agregar una cucharada y calentarlo durante unos minutos hasta que se dore pero no se queme?

Recetas de desayuno y merienda con quinua

Ingredientes:

  • 150g de ciruelas
  • 150g de moras
  • 150g de miel
  • 120 g de harina de quinua
  • 250ml de leche de almendras
  • 1 cucharada de aceite de coco derretido
  • 1 pizca de sal
  1. Quite el hueso de las ciruelas y córtelas en cuartos. Ponlas, las bayas y la miel en una sartén a fuego medio y deja que se caramelice durante 5 minutos (añade 100ml de agua poco a poco para que no se queme). Cuando se haya agregado toda el agua, coloque una tapa sobre la parte superior y deje que hierva a fuego lento durante 10 minutos.
  2. Coloque los ingredientes de la mezcla cr & ecircpe en un bol, bata bien y déjelo reposar en el frigorífico durante media hora.
  3. Calentar una sartén grande con aceite de coco a fuego medio, escurrir una cucharada de la masa y dejar cocinar durante unos minutos hasta que se dore y luego voltear. Comience con algo pequeño y luego agrande sus crepes a medida que se sienta más seguro. A menudo los doblo por la mitad como una tortilla, ya que no se deshacen y todavía tienen un sabor divino.

2. Tazón de desayuno con huevo y quinua

Ingredientes:

  • 200g de quinua
  • Sal marina, al gusto
  • Jugo y frac12 limón
  • 1 cucharadita de aceite de coco
  • 1 cebolla
  • 2 puñados de col rizada
  • 2 puñados de espinacas
  • 4 huevos
  • 1 aguacate, picado
  • 1/2 taza de nueces pecanas, nueces o piñones
  • 1 limón exprimido
  • 2 tazas de hierbas frescas de tallo sueltas, lavadas y empaquetadas (albahaca, cilantro, perejil, menta)
  • Sal y pimienta para sazonar

1. Encienda el horno, a 180C. Extienda las nueces en una bandeja para hornear y tueste durante 10 minutos. Luego, agregue en un procesador de alimentos todos los demás ingredientes del pesto. ¡Oye, pesto! A continuación, hierve la quinua en 600ml de agua a fuego lento durante 10-15 minutos hasta que muerda. Escurrir y sazonar con sal, pimienta y jugo de limón.

2. Derretir el aceite de coco en una sartén a fuego lento, luego agregar la cebolla y sofreír durante 5 minutos hasta que se ablande. Eche la col rizada y las espinacas, sazone y cocine durante 5 minutos más.

3. Luego, ponga toda su atención en escalfar los huevos en una cacerola con agua hirviendo. Si esto te llena de pavor, no debes solo revolver el agua con una cuchara de madera para crear un remolino en la sartén, luego vierte suavemente los huevos. Escalfa durante unos 4 minutos.

4. Ahora, está listo para servir. Divida la quinua entre los tazones, luego amontone las verduras salteadas y picadas y el aguacate picado. Finalmente cubra con un huevo escalfado un chorrito de pesto. Definitivamente vale la pena el esfuerzo.


Arroz integral? Zanja. Reemplazarlo con quinua en sus comidas favoritas entre semana le brinda un impulso adicional de proteínas y le da brillo a una receta familiar. Mezcle la quinua en un sofrito, agréguela al chile o úsela para aumentar el volumen de un tazón de sopa.

Somos grandes fanáticos de la avena, pero todos estamos a favor de reemplazar su tazón de la mañana con un cereal caliente hecho de quinua. Agregue muchas especias calientes para hornear cuando cocine para obtener mucho sabor bajo en calorías. Incluso puede agregar leche de almendras o coco sin azúcar para que sea más cremoso. Vierta en un tazón y cubra con bayas frescas.


Power Bowl de quinua con aderezo de tahini naranja

Descripción

La quinua cocida con una mezcla de vegetales coloridos pero saludables es una comida muy nutritiva.

Ingredientes

1 camote grande o ñame, pelado y cortado en cubitos (cubos de ½ pulgada)

2 cucharadas de aceite de aguacate (o vinagre o caldo de verduras)

Sal marina y pimienta negra al gusto

1 taza de quinua (yo usé el tipo pre-enjuagado)

2 tazas de agua o caldo de verduras

16 onzas de champiñones en rodajas

1 calabacín mediano, cortado en medias lunas

2 cucharadas de sirope de arce

2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana

1 aguacate, sin hueso y cortado en cubitos

13 onzas de frijoles rojos cocidos (yo usé la marca Jovial)

Opcional: perejil fresco, picado, como guarnición

Instrucciones

Precaliente el horno a 425 grados F.

Coloque la batata pelada y picada en un molde para hornear. Rocíelo ligeramente con 1 cucharada de aceite de aguacate. Agrega sal marina y pimienta negra al gusto. Espolvoree con cebolla en polvo y ajo en polvo. Mezcle el condimento con la batata con las manos. Hornee por 40 minutos o hasta que esté tierno con un tenedor.

Mientras tanto prepara la quinua. En una cacerola pequeña coloca la quinua. Agrega 2 tazas de agua o caldo de verduras. Llevar a ebullición a fuego alto. Agregue una pizca opcional de sal marina. Reduzca el fuego a fuego lento a fuego lento, tapado, durante 15 a 20 minutos.

Caliente una sartén grande a fuego medio. Agrega una cucharada de aceite de aguacate. Agregue la cebolla y cocine y revuelva durante uno o dos minutos. Agrega los champiñones y una pizca de sal marina. Cocine y revuelva por un minuto, luego cubra con una tapa ajustada para ayudar a liberar la humedad de los hongos. Cocine por varios minutos a fuego medio. Si parece estar seco en el fondo, puede agregar una cucharadita de agua.

Agregue el ajo, el maíz y el calabacín a los champiñones. Cocine y revuelva brevemente, luego sazone con sal y pimienta. Tape y cocine por unos minutos más. Destape y revuelva.

Prepara el aderezo: En un tazón mediano, combina el tahini, el jarabe de arce, el vinagre de sidra de manzana y el jugo de naranja natural. Agrega sal marina al gusto. Mezcle y agregue más tahini si desea una consistencia más espesa.

Coloque el aguacate en un tazón pequeño. Si no sirve los tazones de inmediato, puede mezclarlos con un poco de jugo de limón, jugo de lima o vinagre para evitar que se dore.

Ahora arregle los tazones. En dos tazones, coloque una cucharada de la quinua cocida (sobrará o suficiente para un tercer o cuarto tazón), una porción de frijoles, un poco de camote y los champiñones salteados, calabacín y elote. Agrega también un poco de aguacate.

¡Prima! Si desea agregar una cucharadita de chucrut crudo u otro encurtido crudo que le dé un toque agradable.

Limpia los bordes de los tazones si es necesario. Cubra con un chorrito del aderezo de tahini sobre todos los ingredientes. Espolvoree con perejil picado opcional.


Ver el vídeo: TODO SOBRE LA QUINOA: PROPIEDADES, BENEFICIOS Y USOS EN LA COCINA