Nuevas recetas

Los agricultores de la Edad de Piedra pueden haber usado estiércol

Los agricultores de la Edad de Piedra pueden haber usado estiércol


Investigadores de Oxford afirman que los niveles de nitrógeno sugieren una agricultura organizada

La BBC informa que los investigadores de la Universidad de Oxford afirman que nuestros antepasados ​​neolíticos pueden haber utilizado estiércol para fertilizar sus granjas hace casi 8.000 años.

Los científicos que analizaron los restos carbonizados de cultivos de la Edad de Piedra encontraron que las plantas contienen altos niveles de nitrógeno N15, el mismo químico que se encuentra en el estiércol.

Este estudio podría proporcionar pistas valiosas sobre lo que comían y cómo vivían nuestros antepasados. Cualquier evidencia que indique una transición a la agricultura sostenida implica un abandono del comportamiento nómada anterior en favor de los asentamientos. La práctica de la fertilización implica una inversión a largo plazo en la tierra, algo que es poco probable que hicieran los pueblos nómadas viajeros.

El equipo, dirigido por Amy Bogaard, cree que esta protección y cultivo de tierras agrícolas estables podría mostrar los inicios de nuestro sistema social. Si la tierra se hubiera preservado para las generaciones futuras, probablemente habría sido vista como una mercancía, comenzando así lo que los investigadores denominan el sistema de "los que tienen y los que no tienen".

Sin embargo, la ciencia aún no puede decir con certeza si este abono fue intencional o si los niveles de nitrógeno N15 en el suelo fueron causados ​​definitivamente por el abono y no por otros factores ambientales como la lluvia o las altas temperaturas.


¿Qué fue la Revolución Neolítica?

También llamada Revolución Agrícola, el cambio a la agricultura de la caza y la recolección cambió a la humanidad para siempre.

Se cree que la Revolución Neolítica, también conocida como Revolución Agrícola, comenzó hace unos 12.000 años. Coincidió con el final de la última glaciación y el comienzo de la época geológica actual, el Holoceno. Y cambió para siempre la forma en que los humanos viven, comen e interactúan, allanando el camino para la civilización moderna.

Durante el período neolítico, los cazadores-recolectores deambulaban por el mundo natural en busca de comida. Pero luego ocurrió un cambio dramático. Los recolectores se convirtieron en agricultores, pasando de un estilo de vida de cazadores-recolectores a uno más asentado.


La historia de la caca es realmente la historia de la tecnología

Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

Ilustración: Elena Lacey Getty Images

Para revisar este artículo, visite Mi perfil y luego Ver historias guardadas.

Cuando crecía en los suburbios de Chicago en la década de 1950, después de las cenas de los domingos por la tarde que a menudo se centraban en rosbif, mis padres llevaban a los cuatro niños en auto al campo. Estábamos asqueados por los olores de las granjas lecheras e incrédulos de que, como mi padre se alegraba de insistir, nuestra deliciosa cena pudiera haber venido de esos animales. Teníamos un mantra para el momento en que obtuvimos la primera bocanada: “¿Carne roja de vaca? ¡Pee-YOO! "

Más tarde supe que estábamos repitiendo una antigua exclamación ante algo podrido y apestoso, la raíz indoeuropea pu, de la cual derivan “putrefacto” y “putrefacto”. Los excrementos de animales generalmente nos repugnan. Pero aparentemente esta es una reacción que aprendemos, no un reflejo biológico automático. A los niños pequeños no les repugnan los excrementos, y muchos mamíferos practican la coprofagia o la ingestión de excrementos, incluidos algunos de nuestros parientes primates. En su libro de 1983 Gorilas en la niebla, Dian Fossey señaló que se ha observado que gorilas de todas las edades comen estiércol, propio y de otros, recién salido de la fuente: los animales “cogen el lóbulo del estiércol con una mano antes de que entre en contacto con la tierra. Luego muerden el lóbulo y, mientras mastican, se chasquean los labios con aparente deleite ". Los conejos y algunos otros mamíferos herbívoros obtienen la vitamina B12 que necesitan al comer de forma rutinaria dos veces, la segunda vez después de que sus residuos se hayan enriquecido con sus microbios intestinales. Los estudios en conejos y ratones han encontrado que la presencia de sus gránulos excretados en la jaula tiende a disminuir el comportamiento agresivo, disminuir la frecuencia cardíaca y ofrecer efectos "positivos y reconfortantes", tal vez porque sugieren familiaridad y, por lo tanto, seguridad.

Compre este libro en:

Si compra algo usando enlaces en nuestras historias, podemos ganar una comisión. Esto ayuda a apoyar nuestro periodismo. Aprende más.

Pocos primates de la tribu humana se chasquean los labios ante los olores de los excrementos de animales, y muchos los encuentran abrumadoramente repugnantes a corta distancia en un espacio cerrado. Los científicos que realmente eligen estudiar los excrementos de animales y los compuestos volátiles que emite lo hacen en gran parte para descubrir cómo reducir la ofensiva de los corrales de engorde y las granjas de cerdos. Pero también hay contextos en los que estos olores son menos ofensivos, atrayentes a su manera, quizás incluso reconfortantes cuando podemos asociarlos con el campo al aire libre y los establos y las pequeñas granjas.

El olor a excremento del sistema digestivo de un animal proviene en gran parte de los microbios anaeróbicos que prosperan en sus tramos inferiores con escasez de oxígeno. Los microbios se alimentan de residuos de alimentos que no han sido digeridos ni absorbidos por el cuerpo del animal, y también residuos del propio cuerpo del animal, principalmente las células que recubren el tracto digestivo que se desprenden y reemplazan constantemente, y el moco rico en proteínas. que lo lubrica.

La masa física de los excrementos puede ser hasta la mitad de las células microbianas, y la densidad de microbios en el tracto digestivo inferior de los animales se encuentra entre las más altas de cualquier nicho conocido en el planeta. Así que están sucediendo muchas cosas allí, y toda esa actividad genera volátiles, moléculas que son lo suficientemente pequeñas y livianas como para salir volando de su fuente y volar al aire. El sulfuro de hidrógeno sulfuroso y el metanotiol casi siempre son prominentes porque generalmente hay mucho azufre oxidado en el intestino animal (todas las plantas verdes transportan lípidos que contienen azufre y el moco intestinal contiene carbohidratos sulfatados) y los anaerobios lo usan como donante de electrones para generar energía. Dos subproductos proteicos son especialmente emblemáticos de los excrementos: el cresol de corral y el escatol fecal. La mezcla genérica de excrementos corre un segundo cercano en poder de detener el aliento al olor de la muerte animal.

Algunos excrementos de animales tienen una composición y un olor distintivos que se pueden atribuir a una dieta o metabolismo en particular. El excremento de caballo es menos ofensivo que muchos, e incluso fue descrito como "dulce" por el médico y filósofo naturalista del siglo XVIII George Cheyne. El caballo y sus microbios digieren sus alimentos vegetales rápidamente y solo en parte, por lo que gran parte de sus excrementos es fibra relativamente inodoro. Los volátiles están dominados por los anillos de carbono cresol y fenol, que también encontramos en el asfalto y los desinfectantes y que, por lo tanto, pueden parecer menos específicamente fecales. Por el contrario, el ganado está dotado de varios estómagos, incluido el rumen lleno de microbios, y tiene el hábito de regurgitar el contenido del rumen para masticarlo de nuevo y aprovechar al máximo la alimentación de las plantas. Por tanto, los excrementos del ganado vacuno y lechero son ricos en toda la gama de compuestos volátiles metabólicos. Los cerdos omnívoros obtienen parte de su alimento de materiales animales ricos en proteínas y producen excrementos especialmente ricos en ácidos ramificados, sulfuros y anillos de carbono. Por alguna razón, el intestino del cerdo y su microbioma son notablemente prolíficos de escatol con olor a heces, parte del cual se transporta desde el intestino y se almacena en los tejidos grasos de todo el cuerpo, donde puede contribuir a la especial "piggyness" del cerdo.

Por supuesto, existe una segunda excreción animal importante. La orina es un líquido que los animales excretan por separado de los restos semisólidos de la digestión, aunque a menudo terminan mezclados entre sí en el suelo. Transporta principalmente los productos de desecho del propio metabolismo del animal y, en particular, la urea y el ácido úrico que contienen nitrógeno no volátil, junto con pequeñas cantidades de aminas. La orina está prácticamente libre de microbios hasta que sale del cuerpo, pero una vez que lo hace, los microbios se alimentan de su urea y ácido úrico y aumentan las emisiones de amoniaco y aminas: de ahí el carácter “urinario” que atribuimos a estos volátiles.

Los excrementos de aves tienen un olor distintivo y especialmente acre porque combina los olores de los excrementos digestivos y la eliminación del nitrógeno. Probablemente para ayudar a conservar el agua, la mayoría de las aves ponen su exceso de nitrógeno exclusivamente en ácido úrico, que es mucho menos soluble que la urea y, por lo tanto, puede excretarse como una pasta semisólida junto con los desechos del tracto digestivo. Los excrementos de aves son esencialmente estiércol y orina en uno. Por lo general, está dominado por amoníaco y aminas, junto con ácidos vinagre y cursi.

Profundice con nuestro boletín de Longreads

Inmediatamente molestos como son, los olores de excrementos de animales también son señales de una crisis existencial, que de otro modo sería en gran parte insensible para gran parte de la vida en la Tierra. Son un recordatorio de la inevitable reorganización de la materia y la energía que mantiene en marcha el gran juego de la complejidad. El hedor del corral de engorde moderno señala el fatídico movimiento mediante el cual Hero Carbon, el elemento químico más sociable y constructivo, ha logrado saltar a nuevos niveles de invención, pero al precio de devastar gran parte de sus logros hasta la fecha. Ese movimiento fue la disposición de las cadenas de carbono en Homo sapiens, animales capaces de movilizar materia y energía a una escala sin precedentes y, por lo tanto, dañar ecosistemas intrincados en todo el planeta.

Tenemos varios términos para excremento, cortés y descortés, uno de ellos es "desperdicio", de una raíz que significa "vacío" o "desolado". De hecho, el fuerte olor a excremento animal indica su riqueza en diversas moléculas de carbono, azufre y nitrógeno, y por tanto su valor como alimento para otros seres vivos. Cuando los primeros agricultores descubrieron ese valor hace miles de años, hicieron posible el éxito a largo plazo de la agricultura y, con él, el desarrollo de la civilización.

Nuestros antepasados ​​de la Edad de Piedra debieron estar muy familiarizados con los olores de los excrementos. Los cazadores habrían usado esos olores como lo hacen otros carnívoros para localizar a sus presas. Los perros se unieron a las comunidades humanas hace unos 30.000 años. Hace unos 10.000 años, las primeras comunidades agrícolas asentadas domesticaron cabras, ovejas, vacas y caballos para aprovechar su leche y carne, pelo y pieles, y su fuerza muscular para tirar del arado. Restos arqueológicos indican que su estiércol fue utilizado como material de construcción y combustible para el fuego, usos que perduran hoy en las partes menos industrializadas del mundo, junto con la fumigación para eliminar las plagas de insectos e incluso el lanzamiento de “chips” de vacas recreativas. Los olores excrementarios deben haber impregnado la vida de los primeros agricultores.

En algún momento, los primeros agricultores también observaron que cuando los excrementos se pisoteaban en el suelo, mejoraba el crecimiento y la productividad de los cultivos alimentarios, como sabemos ahora, porque reemplaza los nutrientes extraídos del suelo por los cultivos y tiene efectos beneficiosos sobre los cultivos. la estructura física y la diversidad biológica del suelo. Los arqueólogos han descubierto que la aplicación organizada de excrementos a los campos de cultivo se remonta al menos a 7.000 años en Grecia y Europa central.

Debido a que esta práctica mejora la productividad de los cultivos lentamente y, por lo tanto, representa una inversión a largo plazo de mano de obra y recursos en el suelo, es muy posible que haya ayudado a inspirar las primeras ideas de gestión, propiedad y propiedad de la tierra. La palabra estiércol en sí no tiene su origen en nada que ver con los excrementos: las raíces son palabras latinas para "mano" y "trabajo", y el compuesto de los dos originalmente significaba "cultivar" o "poseer propiedades".

De modo que el olor a estiércol —excremento preparado para la tierra y trabajado en él— es un signo antiguo de las formas más fundamentales de cuidado y cultivo, trabajo y valor, la práctica de alimentar la tierra para que siga alimentándonos. El estiércol es más suave, más dócil y menos agresivo que los excrementos frescos, generalmente se obtiene mezclando excrementos con paja estable y residuos de alimento y almacenándolos durante algún tiempo para reducir su concentración y eliminar los microbios patógenos. La adición de material con bajo contenido de nitrógeno, la exposición al aire y el metabolismo de microbios aeróbicos se combinan para reducir los niveles de amoníaco, aminas y sulfuros, aunque el estiércol de pollo con alto contenido de nitrógeno huele más a amoníaco que el estiércol de vaca y novillo. Estos son los olores que todavía podemos encontrar en campos agrícolas, en viveros de plantas y ferreterías, en nuestros propios patios traseros. No es exactamente agradable, pero positivo.

Altamente desagradables y negativos son los olores intensos, crudos y no compuestos que emanan de las operaciones concentradas de alimentación animal, o CAFO, que confinan y crían grandes cantidades de animales (cientos, miles, cientos de miles) en un área pequeña y han llegado a dominar moderna producción de carne y lácteos durante las últimas décadas. Acumulan enormes cantidades de excrementos que se pueden oler a kilómetros de distancia. Vivo en el centro de California y paso por el rancho de ganado Harris en la Interestatal 5 cerca de Coalinga cada vez que conduzco entre San Francisco y Los Ángeles. Incluso con las ventanillas del coche cerradas, puedo olerlo mucho antes de verlo. Decenas de miles de ganado de carne están confinados allí, cada animal genera unas 65 libras de orina y excrementos al día. Los piensos formulados de hoy en día generalmente suministran más nitrógeno del que los animales obtendrían de su dieta natural de plantas, por lo que sus excrementos son especialmente ricos en los volátiles más ofensivos, los ácidos ramificados, cresol, escatol, amoníaco y aminas.

El escatol también se encuentra en el humo del cigarrillo y se sabe que daña el ADN pulmonar. El metano es combustible, es el componente principal del gas natural, y ha provocado explosiones en las CAFO. Algunos trabajadores han sido fatalmente vencidos por vapores excrementos. Debido a que los operadores de CAFO frecuentemente desechan los excrementos de la manera más barata posible, arrojándolos en lagunas de almacenamiento abiertas o rociándolos directamente en los campos, incluso sus vecinos pueden sufrir efectos en la salud de los volátiles, y los suelos y vías fluviales cercanos pueden contaminarse gravemente.

Precisamente porque las CAFO son ofensivas y dañinas, los volátiles de los excrementos de animales se han estudiado tan bien. De manera loca pero apropiada, los químicos toman prestada la terminología de las notas altas, medias y bajas del mundo de los perfumes para describir los olores de las CAFO. Las notas de salida, muy volátiles y de rápida dispersión, son amoniaco y sulfuro de hidrógeno. Las notas medias más persistentes incluyen aminas, tioles y sulfuros, aldehídos y alcoholes y cetonas. Las notas de fondo constantemente presentes son los ácidos lineales y ramificados de cadena corta, cresol y otros fenólicos, y escatol. En un estudio de 2006 sobre operaciones de ganado porcino y de carne, se identificó el cresol de corral como el principal olor ofensivo y se pudo detectar hasta 10 millas a favor del viento. Probablemente sea la primera pista a larga distancia que recibo de la I-5 Eau de Coalinga.

Entonces, los olores de las CAFO son olores de la agricultura industrial moderna, diferentes del estiércol tanto en calidad como en significado. Todavía son orgánicos, manifestaciones del funcionamiento básico de los seres vivos, pero son los olores de una ruptura en el sistema que en la naturaleza y la agricultura tradicional devolvió materia y energía del suelo al suelo. Son los olores de materia orgánica y energía aislados y retenidos del amplio ciclo de la vida en la Tierra.

¿Por qué las CAFO no convierten sus excrementos en abono? Porque no paga. Los químicos comenzaron a desentrañar qué componentes del estiércol son nutrientes esenciales para las plantas en el siglo XIX, a principios del XX, los alemanes Fritz Haber y Carl Bosch descubrieron cómo fabricar sales de amoníaco en las fábricas directamente a partir del gas nitrógeno en el aire. La clave: utilizar enormes cantidades de energía química almacenada en los restos de plantas antiguas —carbón, petróleo o gas natural— para generar temperaturas y presiones muy elevadas. Así comenzó la era de los fertilizantes químicos concentrados, que contribuyeron a fuertes aumentos en la productividad agrícola y, a su vez, a fuertes aumentos en la población humana. Hoy en día, en todo el mundo, el uso de fertilizantes sintéticos supera al estiércol en algo así como cinco a uno.

La invención y el triunfo de los fertilizantes sintéticos ha sido una bendición muy diversa. Ayudaron a impulsar el rápido desarrollo de la civilización y las nuevas tecnologías para manipular la materia. Pero también se encuentran en la raíz de un profundo daño al complejo mundo biológico que hizo posible la vida humana en primer lugar. Trabajar en exceso los suelos agrícolas, eliminar cada vez más hábitats silvestres para alimentar y albergar a nuestros miles de millones, tratar a los animales de forma inhumana, contaminar el suelo, el aire y las aguas, alterar el equilibrio energético entre la Tierra y el sol y provocar un cambio climático global: el hedor de las CAFO significa todo esto. . Es un olor al que estar abierto y meditado por cualquiera que quiera saber cómo funciona nuestro mundo y cómo no.

Hay una forma particularmente olorosa de excremento animal que vincula el estiércol de los milenios con los de los sintéticos. Guano es un término que ahora se aplica popularmente a los excrementos de aves y murciélagos, pero la palabra proviene del idioma de los pueblos quechuas del antiguo Perú, donde nombró los depósitos de excrementos de aves marinas que comen peces, extraordinariamente ricos en nitrógeno y fosfato: cormoranes, pelícanos y piqueros, en islas frente a la costa peruana. Los depósitos están tan concentrados como lo están debido a la dieta animal rica en proteínas de las aves y al clima seco, que deshidrata los excrementos y minimiza la conversión de ácido úrico en amoníaco y aminas que de otra manera se evaporarían. Al posarse en las islas a lo largo de los siglos, las aves acumularon depósitos de guano de hasta 100 pies de profundidad, que fueron extraídos por los pueblos quechuas durante unos 1.500 años.


5 secretos sencillos para plantar tomates y cómo plantar mejores tomates

# 1 Deje que el suelo se caliente antes de plantar

El error número uno que cometen los jardineros con las plantas de tomate es plantar demasiado pronto. Las plantas que se introducen en el suelo demasiado pronto se atrofian fácilmente con el suelo fresco y las noches frescas.

De hecho, muchas veces, a través de una ligera helada o helada, pueden dañarse durante toda la temporada. Por eso, más que nada, ¡permita que el suelo se caliente antes de plantar!

El suelo debe estar a un mínimo de 60 a 65 grados (F) antes de plantar. Y para calentar, eso puede llevar varios días de temperaturas entre los 70 & rsquos medios y altos, y noches que solo bajan a los 50 & rsquos.

Permitir el suelo antes de plantar es una gran clave para el éxito. La temperatura del suelo debe ser de un mínimo de 70 grados (F). Cualquier cosa más fría y las plantas pueden quedarse estancadas en el suelo, volviéndose vulnerables a la podredumbre, el moho y las enfermedades.

Para probar la temperatura de su suelo y rsquos, use un termómetro de suelo económico. Si el suelo todavía está por debajo de 60, espere hasta que se caliente para que las plantas puedan comenzar a funcionar.

Las plantas de tomate que se trasplantan en un suelo más cálido se ajustan más rápidamente, absorben mejor los nutrientes y crecen a un ritmo mucho más rápido.

Si vives en un clima más frío, incluso podrías intentar ayudar a calentar la tierra colocando plástico negro aproximadamente una semana antes de jadear. El plástico absorberá los rayos del sol y calentará el suelo. Pero hagas lo que hagas, ¡deja que la tierra se caliente!

Permita que sus plantas se adapten al aire libre y ndash Cómo plantar mejores tomates

Como nota adicional, asegúrese también de que sus plantas de tomate estén listas para la madre naturaleza. Simplemente llevar trasplantes al aire libre en un día cálido y plantar no es suficiente. Especialmente si las ha cultivado a partir de semillas en interiores.

Las plántulas no pueden pasar directamente del interior al exterior. Necesitan un poco de tiempo para adaptarse a la vida al aire libre y obtener los mejores resultados.

Los trasplantes necesitan tiempo para adaptarse a las fluctuaciones de temperatura, viento y sol. Aclimata lentamente tus tomates a la vida al aire libre dándoles tiempo en un área protegida. Este proceso se conoce como endurecimiento. (Ver: Cómo endurecer las plantas vegetales)

A medida que se adapten, déles más luz y tiempo al aire libre para endurecerlos para el día de la siembra. Los trasplantes de cosecha propia necesitan algunas semanas para este proceso. Y si compra en un vivero, dé a esos trasplantes al menos unos días también para adaptarse.

# 2 Coloque sus soportes de tomate mientras planta y ndash Cómo plantar mejores tomates

El consejo número dos es uno en el que muchos no piensan hasta que es demasiado tarde. No espere hasta después de plantar para poner sus estacas o soportes en el suelo. En su lugar, colóquelos en su lugar el día que planta.

¿Por qué? Por un lado, le permite mantener las plantas temprano, incluso con un solo lazo. Esto brinda apoyo a las plantas tiernas y jóvenes y evita que se dañen debido a los fuertes vientos. Esto es especialmente importante porque las plantas más pequeñas simplemente no son lo suficientemente fuertes todavía para soportar las fuertes brisas y pueden romperse fácilmente.

Estabilizar sus plantas el día de la siembra les da estabilidad instantánea. También evita que molestes y dañes sus raíces más adelante.

Pero aún más, esperar hasta más tarde perturbará el sistema de raíces de los tomates cuando los introduzca. Las estacas y las jaulas pueden dañar las raíces que han estado creciendo cuando se colocan en el suelo semanas después.

Y colocarlos en el camino también significa un tráfico peatonal no deseado alrededor de la planta y el área de la raíz de rsquos. Ese tráfico peatonal compacta el suelo y las raíces, lo que puede dificultar el crecimiento de las plantas de manera significativa.

De hecho, siempre trate de mantener todo el tráfico peatonal alejado de las zonas de crecimiento directo alrededor de sus plantas. Cuanto menos pisotee la zona de las raíces de sus plantas, mejor crecerán y funcionarán.

# 3 Crea un hoyo de plantación profundo y ndash Cómo plantar mejores tomates

¡Cuanto más profundo plantes tus tomates, mejor! Los tomates necesitan un hoyo de plantación profundo para desarrollar raíces fuertes y saludables.

Al plantar, coloque los trasplantes hacia abajo de modo que 1/3 a 1/2 de la planta esté en el suelo. Esto permite que las raíces se desarrollen desde el cepellón y desde la parte del tallo que está enterrada.

Escuche nuestro podcast sobre cómo cultivar los mejores tomates en la cuadra.

No tenga miedo si está enterrando el conjunto inferior de hojas en las plantas. Todos esos pequeños pelos en los tallos de las plantas se convertirán en raíces debajo del suelo.

Y todas esas raíces servirán para aportar humedad y nutrientes a la planta a medida que crece. Es una fórmula sencilla para el éxito. Cuantas más raíces, más nutrición recibirá la planta a lo largo de su vida.

¡Y aquí hay un consejo de plantación adicional que nos encanta y ndash use una excavadora de agujeros para postes para hacer sus agujeros! Es rápido, fácil para la espalda y crea un agujero ancho y profundo perfecto para plantar. Cavamos hasta una profundidad de aproximadamente 8 a 10 pulgadas para cada planta.

# 4 ¡Llene su hoyo de plantación con energía! & ndash Cómo plantar mejores tomates

Ahora que tiene ese hoyo perfecto para plantar, ¡es hora de llenarlo de poder!

Rellenamos nuestros hoyos de plantación con una mezcla igual de abono y tierra de jardín junto con algunos ingredientes orgánicos extra poderosos añadidos. ¡Y simplemente hace magia en nuestras plantas!

Además de la tierra y el abono, trituramos algunas cáscaras de huevos y agregamos algunas cucharadas de café molido y castings de lombrices.

Cuando se trata de cultivar tomates, el abono es imprescindible. El abono está lleno de todos los nutrientes que los tomates necesitan para crecer. Y lo que es aún mejor, los libera lentamente para proporcionar energía constante durante toda la temporada.

Las cáscaras de los huevos se descomponen y agregan calcio al suelo, lo que ayuda a prevenir la pudrición negra y la pudrición de las flores. Los posos de café y las lombrices son potentes fertilizantes que devuelven lentamente sus nutrientes a las plantas a medida que crecen.

¡Es una mezcla en la que prosperan nuestros tomates! Y tengo que decir que los moldes de lombrices son verdaderamente el ingrediente estrella que marca la diferencia.

Siempre nos sorprende cada año ver la diferencia en las plantas de prueba que plantamos con y sin fundición. Sin duda, las plantas con piezas fundidas despegan mucho más rápido y siempre son las primeras en producir.

# 5 Mantillo profundo y ndash Cómo plantar mejores tomates

El mantillo es la clave final, ¡y una grande! No solo mantiene alejadas las malas hierbas de la competencia, sino que también proporciona aislamiento a la planta de tomate y la zona de la raíz de rsquos. Eso ayuda a mantener la temperatura del suelo y los niveles de humedad regulados tanto en las noches frescas como en los días calurosos.

Pero aquí hay un pequeño secreto que puede pagar grandes dividendos, también puede usar mantillo para proporcionar una liberación lenta de energía a sus plantas. Y para hacer eso, usamos un enfoque de doble cobertura.

Todas nuestras plantas anidaron el año pasado el día de la siembra. Aquí van bajo tierra a finales de mayo. Poner los soportes primero y aplicar mantillo con una combinación poderosa realmente los ayuda a tener un gran comienzo.

Primero, colocamos una capa gruesa de compost de 1 a 2 & Prime en una circunferencia de 10 a 12 pulgadas alrededor de cada planta. Luego terminamos colocando una capa de paja de 3 a 4 pulgadas, recortes de césped u hojas trituradas (lo que tengamos a mano) para terminar el mulching.

El abono proporciona energía al suelo cada vez que llueve o regamos. Los nutrientes se filtran lentamente hasta las raíces y dan energía extra a las plantas de tomate. Mientras tanto. la capa superior de mantillo aísla el suelo y previene la competencia de las malas hierbas.

Es una combinación perfecta que hace maravillas para tus plantas de tomate. ¡Aquí está para que sus plantas de tomate tengan un gran comienzo y para su mejor cosecha este verano! Happy Gardening & ndash Jim y Mary.


2b. Alimentos, ropa y refugio

¿Podrías sobrevivir en la naturaleza? Programas de televisión como "La isla de Gilligan" y "Survivor" y libros y películas como "El señor de las moscas" hacen esta pregunta. Pequeños grupos de personas se establecen en una isla desierta y se dejan que se las arreglen por sí mismas. No tienen nada de lo que damos por sentado, como un fácil acceso a comida, refugio, ropa o videojuegos. No hay ciudades, carreteras, herramientas, médicos, ordenadores, mdash y centros comerciales.

En parte, estos programas son tan convincentes porque es interesante reflexionar sobre cómo lo haría cada uno de nosotros en un entorno así. ¿Podrías crear herramientas, hacer reglas, recolectar comida o trabajar con madera? ¿Podrías tejer ropa, protegerte los dedos de los pies, luchar contra una bestia o saber en qué dirección está el este?

Ahora retroceda 20.000 años. Para Neanderthal Man, todos y cada uno de los días fueron un desafío. ¿Cómo era la vida de los neandertales? ¿Cómo los primeros humanos encontraron comida, confeccionaron ropa y buscaron refugio?

¿Neandertal o neandertal?

El primer fósil de este tipo se encontró en 1856 cerca de Neander Thal en Alemania. En ese momento, "thal" era la palabra para "valle" en alemán. El hallazgo se conoció como Neanderthal Man & mdash llamado así por el lugar donde fue encontrado.

A principios de la década de 1900, los alemanes comenzaron a regularizar la ortografía de muchas palabras. Cambiaron la ortografía de las palabras para reflejar su pronunciación. "Thal" se pronuncia "t & # 228l" en alemán, por lo que la "h" se eliminó en la ortografía de la palabra. En la actualidad, la mayoría de los científicos continúan utilizando el "Neandereso"ortografía, mientras que otros se han adaptado a" Neandertal. "En cualquier caso, la palabra se pronuncia:" nee-an-der-t & # 228l ".

Apropiadamente, la palabra "Neander" se traduce como "hombre nuevo" en griego.

Homínidos, historia y prehistoria


Los animales de granja de hoy en día eran bastante diferentes de los animales salvajes originales. Descubra de dónde vienen el caballo y la gallina.

Antes de responder a estas preguntas, será útil comprender cómo sabemos lo que sabemos sobre los primeros homínidos. Los homínidos son de la familia homidiane y se refieren a los mamíferos primates que podrían pararse sobre dos patas. Somos homínidos como lo fueron nuestros antepasados, incluidos el Hombre de Java, el Hombre de Neandertal, el Hombre de Beijing y Lucy.

Al estudiar a los humanos, los historiadores se basan en gran medida en los registros escritos para recopilar información sobre el pasado. Se dice que la historia, en lo que respecta a la humanidad, comenzó con la invención de la escritura, hace unos 5.000 años.

Pero los humanos vivieron mucho antes de la invención de la escritura. La prehistoria se refiere a este largo período de tiempo antes de que se inventara la escritura. ¿Cómo sabemos cómo era la vida si no hubiera registros escritos de la prehistoria? Los antropólogos y arqueólogos trabajan junto con otros científicos para responder a esta pregunta. Usan artefactos y fósiles y pistas mdash de la antigüedad. Después de probarlos y analizarlos, se obtienen conclusiones fundamentadas sobre la vida en tiempos prehistóricos. Algunas de las conclusiones son incorrectas, algunas son algo correctas y otras pueden ser completamente correctas. Algunas teorías cambiarán a medida que las próximas generaciones de científicos e historiadores obtengan más información.

Imagínese hurgando en la basura de un extraño. Puede sacar algunas conclusiones sobre su vida basándose en lo que encuentre. Si bien los arqueólogos no excavan exactamente en la basura, sí examinan restos fósiles y artefactos y tratan de explicar las cosas.

Para las edades


Este atuendo de hilo de lino fue una moda típica en la región que rodea a Dinamarca desde el 600.000 hasta el 50 a. C.

La prehistoria se divide en diferentes períodos de tiempo. El uso de herramientas de piedra por parte de los primeros pueblos llevó a los historiadores a aplicar el nombre Edad de Piedra al período anterior a que se estableciera la escritura.

El Paleolítico, o Edad de Piedra, comenzó hace unos 4,5 millones de años y duró hasta aproximadamente el 8000 a. C. Muchos antropólogos creen que criaturas que se asemejan vagamente al Homo sapiens (que somos nosotros hoy) pueden haber vivido al comienzo de la Edad de Piedra.

El Neolítico, o Nueva Edad de Piedra, duró desde el 8000 a. C. hasta aproximadamente 3000 a. C. Al final de esta era, habían surgido aldeas y granjas.

Los científicos creen que los primeros homínidos pudieron haber utilizado las cuevas como refugios. Probablemente comieron verduras y recolectaron semillas, frutas, nueces y otras plantas comestibles. Más tarde, especulan los científicos, se añadió carne a la dieta a medida que se cazaban animales pequeños. Finalmente, los humanos cazaron animales grandes.

Para cazar con éxito, los primeros hombres tenían que trabajar juntos. A medida que los humanos se convirtieron en cazadores exitosos, migraron a grandes distancias en busca de alimento. Sin embargo, durante casi un millón de años, los períodos de clima extremadamente frío durante la Edad de Hielo limitaron las áreas a las que la gente primitiva podía migrar. Los pueblos prehistóricos aprendieron a usar el fuego y a confeccionar ropa abrigada en respuesta a este clima frío.

Neandertales y Cromañones


Los huesos de mamut se utilizaron para construir chozas en Siberia durante la prehistoria. Estructuras como ésta, reconstruida en Francia, se cubrieron con pieles y se tapizaron con pieles de mamut.

En 1856, se encontraron restos humanos en el valle de Neander de Alemania. Aquí es donde vivió la gente de Neandertal hace unos 60.000 años. Tenían constitución robusta, mandíbulas gruesas, cejas gruesas y narices grandes. A diferencia de los homínidos que los precedieron, fabricaban herramientas eficientes y vestían ropa pesada hecha de pieles de animales.

La mayoría de los neandertales vivían en grupos de 50 personas. Algunos pueden haber vivido en campamentos al aire libre a lo largo de las orillas de lagos y ríos. Cuidaban a sus enfermos y ancianos y es posible que hayan sido los primeros en practicar una forma primitiva de medicina.

Los Cromañones fueron uno de los primeros Homo sapiens. Vivieron en Europa y vivieron después de los neandertales. Vivían dentro de las entradas de las cuevas, mientras que otros construían chozas en áreas boscosas. Las casas largas hechas de bloques de piedra también se utilizaron para comunidades de 30 a 100 personas. Las armas de caza que permitían una distancia segura, como la lanza y el arco, se usaban para cazar al mamut lanudo y al bisonte.

¿Cómo se compararon los primeros Homo Sapiens, como Cromañón, con los humanos de hoy? En esencia, somos más inteligentes y ellos más musculosos. But the similarities, despite the passage of thousands of years, are striking.


How to Make Compost Tea

Ever heard of compost tea? It’s a blend of organic matter that’s brewed to give your soil a boost toward optimum health. It’s not easy to make your own compost tea, but for those interested, here’s how.

What is Compost Tea?

Compost tea is a liquid produced by extracting beneficial microorganisms (microbes)—bacteria, fungi, protozoa, nematodes, and micro arthropods—from compost using a brewing process. A true compost tea contains all of the organisms that were present in the compost before brewing. The brewed water extract should also have soluble nutrients from the compost.

Benefits of Compost Tea

Compost tea is a good overall plant health booster (a little like vitamins for people), and healthy plants are better able to resist pests and diseases.

  • Good tea improves soil health. A healthy soil is less likely to leach nutrients down beyond plant root zones. If soil is nutrient-rich, the need for fertilizer is minimized.
  • Compost tea improves the water retention capacity of soil, which reduces the need for frequent watering.
  • Soil structure is improved with regular applications of compost tea. (Good soil structure is important for nutrient and water retention and accessibility.) The biological components in a soil are what create its structure. For good structure, all organism groups in the food web—bacteria, fungi, protozoa, nematodes, and micro arthropods—need to be present. When you add tea, you add these microbes.
  • Compost tea helps loosen clay soils for air and water to move, and helps sandy soils retain water and nutrients.
  • Plant root growth is stimulated by compost tea applications. Deeper roots retain moisture better and help to reduce runoff.
  • When sprayed onto plants, compost tea adds beneficial microbes to foliage. By occupying leaf surfaces, these organisms prevent potential disease organisms from gaining a foothold.
  • Compost tea combats the negative impact chemical-based pesticides, herbicides, and fertilizers have on beneficial microorganisms.
  • Unlike store-bought fertilizers, tea recipes can be developed and fine-tuned to target specific conditions and plant needs.

How to Make Compost Tea

You can buy compost tea in stores in powder form (though be sure to test it out first).

Or, you can make your own! Compost tea can be made with or without aeration, and with or without adding supplemental nutrient sources like molasses that feed microbes. For best results, aeration and supplements are recommended, and the right compost is critical.

This sample compost tea recipe is good for vegetable crops:

5-gallon bucket, filled with water (let it sit for 24 hours to allow chlorine to evaporate)

1 compost tea brewing bag (either purchase one online or make one from a scrap of meshed material such as row covering, tied with twine—it should be large enough to hold 5 to 6 pounds of dry ingredients)

Ingredientes

1 large handful of compost

3–5 leaves from a healthy plant

1 cup fish hydrolysate (pulverized fish, available at most garden centers)

1 cup seaweed extract (available at most garden centers)

Instrucciones

Put the first five ingredients ingredients into the tea bag, tie the bag tightly and submerge it in the bucket of water. Add the fish hydrolysate and seaweed extract liquids directly to the water. Place the aerator in the bucket and turn it on. Brew the tea for about 36 hours, monitoring temperature—the optimal temperature is between 68° and 72°F. Dilute it to a 3 parts tea to 1part water ratio before spraying. Fill a backpack sprayer. Spray early in the morning or late in the evening to avoid burning leaves in the midday sun.

Tip: If you do not have a backpack sprayer, apply tea to the soil using a gallon jug, and a spray bottle to mist the foliage.

Best Practices

Monitor your brewing conditions. With each new batch, take note of the following:

  • Temperature of water during brewing if you are unable to reach the optimal temperature range, consider buying a small submersible aquarium heater, available at most pet stores.
  • Any microbial foods added to the brew (and quantities) this is helpful information to have should you need to tweak the recipe later.
  • Length of time tea is brewed if you find your tea is not having the desired effects, you may want to increase the brewing time.
  • The more information you have, the better equipped you will be to make changes to your recipe and/or brewing conditions, if need be.

Tip: Use the tea immediately after brewing the longer it sits, the less active and effective it will be.

Be sure to clean your equipment and spray tank well between each brew (dirty equipment can breed harmful bacteria). Hydrogen peroxide or ammonia are appropriate cleaning agents.


Stone Age Farmers May Have Used Manure - Recipes

The key invention that ushered in the Neolithic Age was farming. This invention fundamentally changed the fabric of Mesolithic society because people no longer had to spend all their time hunting, and they were less likely to go hungry when game was hard to find. Additionally, they could built much larger, more permanent dwellings and, perhaps most importantly, this was the first period that people had enough 'spare time' in which to innovate.

It would be a mistake to think that the Mesolithic people of Ireland suddenly invented farming and became Neolithic. Rather, Ireland's Mesolithic hunters were displaced or assimilated by Neolithic settlers who gradually arrived in Ireland from Britain and brought the technology with them. The practice of farming had spread from the Middle East, through eastern and southern Europe to reach Britain around 4000BC. Again it seems that it arrived in Ireland via the Scotland-Antrim link. Evidence from Cashelkeelty, county Kerry, suggests that this happened between 3900BC and 3000BC [4 p28].

The Neolithic settlers set about clearing upland forest (which was thinner and easier to clear than lowland forest) with stone axes, or by burning it, in order to build their permanent farms. As Ireland did not have many native cereal crops, and wild pigs were the only farm animals native to Ireland, the settlers brought with them cows, goats and sheep. It is conjectured that these aninals were transported across the Irish Sea on wooden rafts towed by skin-boats or dugout canoes (hollowed tree trunks). They also brought wheat and barley which they planted in their farms. The newly-cleared upland was used for agriculture, but erosion and overgrazing was soon to cause it to stagnate, acidify and eventually evolve into peat bogs. Thus most of Ireland's upland peat bogs (although not the lower ones) are actually artificial features inadvertently created by Neolithic farmers.

Another piece of new technology introduced to Ireland by the Neolithic settlers was the use of porcellanite. This is a rock that is tougher than the flint used by the Mesolithic Irish. It can be used more effectively for making axes, digging tools etc. They found that they could chop down much larger trees than they could with flint tools, and this allowed them to more effectively clear Ireland's upland forests. Porcellanite was mined almost exclusively in county Antrim, in northern Ireland, and two sites have been excavated by archaeologists: Rathlin Island and Cushendall. Axes from these 'factories' have been found mainly in Ulster, but also across Ireland and as far away as southern England. This suggests that, far from being isolated, the Neolithic Irish farmers were trading with Neolithic Britons.

Neolithic farmers may have lived in larger communities than the Mesolithic Irish did, with a number of families living in a cluster of houses with perhaps a larger multi-purpose building in the centre. Evidence [2] from the "C ide Fields" in county Mayo suggests that these communities may have farmed a considerable amount of land (half a square kilometre in the case of the C ide Fields). The C ide Fields are a series of stone field boundaries discovered preserved under peat on the edge of a cliff in county Mayo. At the time they were made, the climate would have allowed them to grow crops there, although today it is a bog. (Note: C ide is pronounced Kay-je.)

As the Neolithic farmers were not moving around, they were able to build larger and more permanent dwellings. A Neolithic house was rectangular and made either from tree trunks sunk vertically into the ground or from woven branches covered with mud. The gables at each end were supported by a large beam leaning against the ridge of the roof. The roof itself was made from timber beams with reed thatch covering it. A small hole in the roof allowed smoke to escape because, unlike the Mesolithic Irish, the Neolithic farmers lit their fires and cooked indoors. An excellent reconstruction of a Neolithic house can be seen at the Ulster History Park near Omagh, county Tyrone, and this is pictured above. Note the wattle-and-daub gable wall with the daub (dried mud) removed so that you can see that it is made from finely woven sticks (wattle). Note also the enclosure fence made from a series of vertical logs. We know what these houses looked like because, although most of the wood itself has gone, the post-holes have survived and engineers can thus determine the house's structure.


Neolithic Megaliths
[2,4]

One of the most important legacies left by the Neolithic farmers was their megaliths, or large earthen constructions, used primarily as burial places. The emphasis placed on these megaliths in literature is mainly due to the fact that they are the only things to have survived largely intact from the Neolithic era. They can thus give us the best clues to Neolithic life, and while they do perhaps over-emphasise the role of burying the dead in Neolithic society, it was also true that burials seemed to have played an important part in Neolithic society. Not only do the megaliths provide many artefacts such as burial objects, but by digging into their constituent material scientists can learn about the climate and vegetation that existed at the time they were built.

Megaliths are not unique to Ireland - they can be found in a broad sweep of western Europe which includes Spain, Portugal, western France, Denmark, Ireland and parts of Wales and Scotland. Nevertheless, with over 1500 recorded megalithic tombs still in existence in Ireland, it is an important aspect of Irish history. The later peoples of Ireland would wonder at these huge enigmatic constructions and frequently attributed them to giants, giving rise to the proliferation of giants in Irish mythology.

The construction of megaliths did not commence with the first Neolithic settlers. Rather, their construction began several centuries after the first arrivals, around 3500BC. They are heavily concentrated in the north of Ireland and can be broken down into three clear types which may be evidence of primitive religious or political groupings (although that term must be used very loosely).

The picture on the left shows Newgrange, a passage tomb in county Meath. It is arguably the most famous passage tomb in the world, if only because the front half of it has been painstakingly restored to look as it probably did when first built 4,500 years ago. This date makes Newgrange at least as old as the Egyptian Pyramids and older than Stonehenge in England. The beautifully carved stones at the entrance make it a worldwide attraction, as does the fact that the Sun shines directly down the main passage at dawn on the winter solstice around December 21st. At the end of the main passage are three smaller chambers off the main passageway that may have been used for burying the dead. Newgrange is sited in the Boyne Valley - an area of Ireland that is rich with history. Knowth Passage Tomb lies 1km to the west, while the Battle of the Boyne was to be fought 5km (3 miles) east of Newgrange in 1690. Numerous other megaliths pepper the Boyne Valley.

The picture on the left shows the entrance to Newgrange (image Wesley Johnston). Note the large entrance stone that must be circumvented in order to reach the entrance. This original stone is decorated with swirls and eye-motifs - a rare glimpse at Neolithic art. Above the entrance to the chamber is the roof box that lets the sunlight shine perfectly down the passageway on the winter solstice each year. This may indicate that Newgrange was used as much more than a tomb.

External link: Check out Knowth.com which is an excellent portal to sites giving detailed information on Newgrange, Knowth and other megaliths.

External link: The Megalith Map site contains a list of every megalith in the British Isles.


Everyday Life in Neolithic Ireland
[3,4]

A Neolithic farmer would have lived in a wattle-and-daub house made from wood and thatched with reeds. An example of this is pictured at the start of this chapter. There would have been several such houses in a community, with perhaps 20 or 30 people living together. They would generally have confined themselves to the higher lands of Ireland, by clearing the upland forests wither by axe or by burning it. Field boundaries were created by laying out stone walls. Later in the Neolithic period, this land had begun to acidify and turn into the peat bogs that occupt these areas today. For this reason, some Neolithic farmers had to begin clearing forests in the lowlands. Each Neolithic community may have belonged to a wider group of communities that formed a tribe. These tribes may have traded with each other.

On their farms they grew wheat and other grains, and kept cattle, pigs, goats and sheep. Unlike their Mesolithic predecessors, these people cooked indoors, by lighting a fire in the centre of their house. Meat was cooked on a spit over the fire or, for smaller cuts, by placing it on a stone and placing it directly in the fire. They cut their wheat using a sycthe made from a branch with sharpened porcellanite embedded along it. This wheat was ground by hand using a rounded stone on top of a larger grindstone. This was then used to make bread which was baked on top of a flat stone placed in the fire.

Referencias:
[1] A Weir, "Early Ireland: A Field Guide", Blackstaff Press, 1980
[2] G. Stout and M. Stout, writing in the "Atlas of the Irish Rural Landscape", Cork University Press, 1997, pp31-63
[3] Logan, Tinsley, Glasgow, Kelly and Todd: "Life in Early Times", Colourpoint Books, 1996.
[4] P Harbinson: "Pre-Christian Ireland, from the First Settlers to the Early Celts", Thames and Hudson, 1994


How to Take a Soil Test

Do you test your soil? Here’s why it’s worth taking the time to lay the groundwork for a better garden next year.

You don’t have to dig too deeply to discover the secret of great gardening it is your soil. Without healthy soil it is very difficult to have a successful garden and fall is the best time to evaluate your soil’s health.

Before you start dumping on the lime and fertilizers, your first step should be taking a soil sample to send off for testing. A good soil test will evaluate the basic texture of your soil—and, silt, or clay—and determine its acidity—the pH level. The available amounts of nutrients including magnesium, calcium, phosphorus, and potassium will be calculated and recommendations will be made for raising each to the correct levels for optimum plant growth. Armed with this knowledge, you can make the proper improvements. Too much of a good thing can be just as harmful as too little so let your soil test be your guide.

Where to get a Soil Test

Home test kits are available but they are not as accurate or thorough as professional testing. Contact your county extension office for soil testing information and instructions. Most have websites fees for soil testing, along with the proper forms, can be found there. Here’s a list of cooperative extension services by state.

How To Take a Soil Test

  • To take a representative sample, scrape away any surface litter, plant residues, leaves, etc.
  • Avoid sampling in a spot where ashes have been dumped, manure or compost stored, or brush burned.
  • Cut straight into the soil with a shovel or trowel 6 to 8 inches deep making a V-shaped hole.
  • Cut a 1 inch wide slice of soil the length of the hole from one side. Take a 1 inch strip from the center of this slice to use in your sample.

  • Repeat sampling randomly around the garden and mix the samples together in a clean glass jar or bucket. Since we use raised beds we take a slice from each bed and mix them all together.
  • Measure out a cupful of soil, dry it indoors for a few days, and seal in a plastic bag with your information on it.
  • Send it in with the proper forms and fees.

When you get your test results the fertilizer recommendations will be quite specific, and speak to three elements: nitrogen, phorphorus, and potassium.

N stands for nitrogen which helps plants make leafy growth. For nitrogen they will tell you how much manure to use.

If you are using fresh manure, spread it on in the fall so it can break down over the winter and be safe for spring planting. If you prefer, dried blood, alfalfa, soybean, or cottonseed meals can be substituted. Nitrogen is released quickly from them so it is best to wait until spring to add it to your soil. 10 pounds of blood meal supplies the same amount of nitrogen as 10-20 bushels of manure but without the added benefit of all the organic matter that manure contains.

P stands for phosphorus which is necessary for germination, strong root growth, flowers, and fruit. It helps plants absorb minerals, grow strong stems, and withstand disease. Rock phosphate provides phosphorus, magnesium, and trace minerals. Rock powders are wonderful soil enhancements. They are slow acting but long lasting so they need to be applied only every 3-4 years. Bone meal and bone char are more readily available sources of phosphorus.

K stands for potassium or potash. It regulates the flow of water in plant cells and is necessary for flowering, fruiting, and disease resistance. A lack of potassium will cause plants to have weak stems and stunted growth. For added potassium you can use granite dust or greensand which is made from glauconite, an ocean mineral high in potassium and iron. Wood ashes are also high in potash.

Most gardens have room for improvement. Take the time now for a better garden next year!


Stone Age Stew? Soup Making May Be Older Than We'd Thought

The tradition of making soup is probably at least 25,000 years old, says one archaeologist.

Soup comes in many variations — chicken noodle, creamy tomato, potato and leek, to name a few. But through much of human history, soup was much simpler, requiring nothing more than boiling a haunch of meat or other chunk of food in water to create a warm, nourishing broth.

So who concocted that first bowl of soup?

Most sources state that soup making did not become commonplace until somewhere between 5,000 and 9,000 years ago. The Oxford Encyclopedia of Food and Drink in America says, for example, "boiling was not a commonly used cooking technique until the invention of waterproof and heatproof containers about five thousand years ago."

That's probably wrong — by at least 15,000 years.

It now looks like waterproof and heatproof containers were invented much earlier than previously thought. Harvard University archaeologist Ofer Bar-Yosef and colleagues reported last year in Ciencia on their finding of 20,000-year-old pottery from a cave in China. "When you look at the pots, you can see that they were in a fire," Bar-Yosef says.

Their discovery is possibly the world's oldest-known cookware, but exactly what its users were brewing up isn't certain. Perhaps it was alcohol, or maybe it was soup. Whatever it was, the discovery shows that waterproof, heatproof containers are far older than a mere 5,000 years.

That kind of container, though, isn't even necessary for boiling. An ancient soup maker could have simply dug a pit, lined it with animal skin or gut, filled his "pot" with water and dropped in some hot rocks.

Meat Week

The Time Traveler's Cookbook: Meat-Lover's Edition

The power of the expanding steam cracks the rocks, a distinct characteristic that first shows up in the archaeological record around 25,000 years ago in Western Europe, says archaeologist John Speth, an emeritus professor of anthropology at the University of Michigan in Ann Arbor.

But Speth says boiling, and soup, could be even older.

He started thinking about ancient boiling after watching an episode of the television show "Survivorman," in which host Les Stroud boils water in a plastic container. "You can boil without using heated stones," Speth realized. All you need is a waterproof container suspended over a fire — the water inside keeps the material from burning.

Long-ago cooks could have fashioned such a container from tree bark or the hide of an animal, Speth says. Finding evidence of such boiling, though, would be incredibly difficult because those types of materials usually don't get preserved in the archaeological record.

Speth has argued that Neanderthals, ancient human relatives that lived from around 200,000 to 28,000 years ago, would have needed boiling technology to render fat from animal bones to supplement their diet of lean meat, so that they could have avoided death by protein poisoning.

The kidneys and liver are limited in how much protein they can process in a day — when more than that amount is consumed, ammonia or urea levels in the blood can increase, leading to headaches, fatigue and even death. So humans must get more than half their calories from fat and carbohydrates.

If Neanderthals were boiling bones to obtain the fat, they could have drunk the resulting broth, Speth says.

Neanderthals were probably cooking in some way, scientists have concluded. A 2011 study from the procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias found evidence of cooked starch grains embedded in 46,000-year-old fossil Neanderthal teeth from Iraq.

"This doesn't prove that they were making soups or stews," Speth says — some have suggested the meal would have resembled oatmeal — "but I would say it's quite likely."

Putting a date on the world's first bowl of soup is probably impossible. Anthropologists haven't been able to determine for certain when man was first able to control fire, or when cooking itself was invented (though it was likely more than 300,000 years ago, before Homo sapiens first emerged, Harvard primatologist Richard Wrangham says in his book Catching Fire).

And the story is probably different for people in different parts of the world. It appears that pottery was invented in eastern Asia thousands of years before it emerged in western Asia, Bar-Yosef notes. "Maybe boiling wasn't so important because you had bread" in the West to balance out all that protein, he says.

Other parts of the world never had any tradition of boiling food. "A lot of hunter-gatherers didn't use containers at all," Speth says. In places like Tanzania and the Kalahari, there are tribes that didn't boil water until after Europeans arrived.

Speth says, though, it's very likely that humans were concocting soup at least 25,000 years ago in some places. Whether our ancestors were boiling up broth before that — well, we'll just have to wait and see what the archaeologists dig up.


10 fascinating Stone Age facts:

  • During the Neolithic period of the Stone Age, the mysterious monument of Stonehenge was built. No one is quite sure why or how it was built, and it remains one of the greatest mysteries in human history.
  • At the beginning of the Stone Age, Europe was still attached to Africa. This means that early humans could walk from Africa to Britain!
  • People during the Stone Age made jewellery from shells, teeth, stones and animal claws.
  • Dogs first became domesticated during the Mesolithic period of the Stone Age. People used their dogs to help them hunt for food.
  • There were several Ice Ages during the Stone Age. During the Ice Ages, glaciers covered large portions of the Earth. The last Ice Age ended at the end of the Palaeolithic period.
  • Animals that roamed the Earth during the Stone Age include woolly mammoths, saber-toothed tigers, mastodons and woolly rhinos.
  • Some of the best preserved Stone Age houses are found at Skara Brae in Scotland. The Stone Age village was discovered after a storm in 1850. Researchers found a very well preserved Neolithic village from 5000 years ago. Many rooms had fitted furniture, like dressers and beds. Dice, tools, pottery and jewellery and other objects were also found.
  • Many people believe that the Stone Age diet was much healthier than the diet we have today because it contained no processed or sugary foods. The ‘Paleo’ diet has now become popular and is based on the diet our Palaeolithic ancestors would have eaten!
  • Before the Stone Age, people would have used bones, wood and vegetable fibres for tools. Learning how to use stones as tools was a big advancement for humans.
  • It is thought that there were six other types of humans when Homo sapiens (modern humans) first lived on Earth. However, around 24,000 years ago, Homo sapiens (which means 'wise men') were the only humans left on Earth.

Teachers! You might like to use this list of Stone Age facts with your class during their Stone Age lessons, but if you're looking for more in-depth learning, you can check out our complete The Prehistoric World cross-curricular topic. This topic has 18 ready-to-teach lessons across a range of subjects to cover your Stone Age to Iron Age learning.


Becky Cranham

I set up PlanBee in 2009 to help redress the teacher workload balance. I love finding new ways to make teachers' lives easier and writing about educational ideas and issues for both teachers and parents.


Ver el vídeo: Las Herramientas en la Edad de Piedra