Nuevas recetas

¿Qué hacen Melania y Donald en una cita nocturna?

¿Qué hacen Melania y Donald en una cita nocturna?


Los dos no pintan la ciudad de rojo muy a menudo

Debby Wong / Shutterstock.com

Donald y Melania se casaron en 2005.

Donald y Melania Trump parecen tener bastantes posibilidades de ser la próxima Primera Pareja de Estados Unidos, ya que Donald es actualmente el favorito republicano y parece estar preparado para la nominación. Su esposa, Melania, se ha mantenido relativamente callada durante toda la campaña, pero nos preguntamos qué hace exactamente la poderosa pareja en las raras noches que tienen para ellos mismos.

No ha habido muchos informes de que los Trump pintaran la ciudad de rojo, pero en octubre pasado fueron vistos saliendo del exclusivo Polo Bar de Ralph Lauren en Manhattan. luciendo bastante triste.

Aparte de eso, las actividades nocturnas de Donald y Melania, si las hay, se han mantenido en alto secreto. Pero considerando el hecho de que Donald dijo Gente, "Mi vida es tan ajetreada y tan loca, y estoy fuera todo el tiempo. Si puedo quedarme en casa y no hacer nada, se considera un gran lujo", apostamos a que en lugar de llamar la atención en una ciudad como Nueva York , donde la mayoría de la población probablemente no lo aprecia demasiado en estos días, en sus noches libres, Donald y Melania eligen pasar el rato en su ático en el 66.th piso de la Trump Tower.


Trump y Melania no duermen juntos y están en un matrimonio muy extraño, afirman ex amas de llaves

(Imágenes falsas)

Muchas verdades ocultas sobre el matrimonio del presidente Donald Trump y su esposa Melania Trump han salido a la luz después de que un nuevo libro sobre la primera dama, 'El arte de su trato: la historia no contada de Melania Trump', fuera publicado el martes 16 de junio. , Mary Jordan, periodista del Washington Post y ganadora del premio Pulitzer, se reunió en inteligencia sobre el "extraño matrimonio" de la primera pareja con sus ex amas de llaves.

Dos ex empleados de la casa Trump, ambos inmigrantes que anteriormente trabajaban en el campo de golf de Trump en Nueva Jersey, le dijeron a Jordan que mientras visitaban el Trump National Golf Club en Bedminster, el presidente y la primera dama no comparten la misma habitación, un ritual que informa También han sugerido que se siga en la Casa Blanca. En la casa club, la residencia de Trump estaba en el segundo piso, mientras que Melania y Barron tenían suites separadas en el mismo piso.

La suite de Melania también incluía una habitación donde disfrutaba de masajes. Su habitación a menudo estaba preparada con velas y música, como el sonido del agua corriente y otros números relajantes con temas de la naturaleza. "Es un matrimonio extraño", le dijo a la autora la ex ama de llaves Victorina Morales de Guatemala, quien trabajó en la residencia de 2013 a 2018 y también preparó personalmente la sala de masajes de Melania. “Nunca los vi como una familia normal, sentados juntos en una mesa, comiendo juntos, hablando. Nunca nunca nunca. Pasan tiempo en el mismo lugar pero no interactúan ".

El presidente Donald Trump desembarca del Marine One con Melania Trump y su hijo Barron (Getty Images)

Añadió que un día típico para Trump en el club de golf Bedminster, que durante mucho tiempo ha sido el lugar favorito de su familia para pasar unas vacaciones juntos, sería pasar el día jugando golf al aire libre. Después de almorzar y cenar en la casa club, el POTUS en ese momento podría decidir unirse a su esposa e hijo menor, Barron. Pero incluso entonces, los tres no estarían interactuando como una familia unida, preguntándose sobre su día. En cambio, Trump se sentaba en el sofá, con los pies sobre la mesa de café, mientras el FLOTUS estaba sumergido en su computadora. Barron, por otro lado, estaría sentado en el suelo, ya sea viendo la televisión o jugando un videojuego.

Otra ex ama de llaves, Sandra Díaz, dijo que Melania llevaba una vida "aislada" en Bedminster, casi sin amigos y eligiendo pasar su tiempo en compañía de su hijo o sus padres, Viktor y Amalija Knauss, quienes se convirtieron en ciudadanos estadounidenses en 2018. Como resultado, la ex trabajadora dijo que a veces parecía "triste" o "agobiada". Anteriormente, los padres de los Trump y Melania a veces pasaban un par de meses durante los veranos en la casa club. En ese momento, Melania, sus padres , y Barron generalmente cenaban juntos y hablaban esloveno, lo que llevó a Trump a quejarse de que lo dejaban fuera de la conversación porque no podía entender su idioma.

Melania también fue específica sobre cómo quería que se limpiaran sus habitaciones. Díaz, quien es de Costa Rica y trabajó en Bedminster de 2010 a 2013, dijo que los sirvientes solo podían ingresar a la mansión después de ponerse guantes de látex y cubrezapatos de tela azul. Además de querer rosas blancas y rosadas en su mesa, Melania había instruido a los asistentes "para dejar huellas de vacío perfectas en su alfombra blanca y no tocar las seis velas con aroma a canela que tenía cerca de su computadora".

Las amas de llaves también recordaron el arduo trabajo de todos: limpiar el baño de Melania mientras aplicaba regularmente un spray bronceador antes de salir de la casa y las empleadas tenían que "asegurarse de que se eliminaran los rastros de las superficies blancas del baño". Sin embargo, las ex amas de llaves dijeron que no les importaba trabajar para ella “quien, a pesar de la brecha lingüística y sus estrictas exigencias, siempre las trató con más respeto”.

Si tiene una primicia o una historia interesante para nosotros, comuníquese al (323) 421-7514


Trump y Melania no duermen juntos y están en un matrimonio muy extraño, afirman ex amas de llaves

(Imágenes falsas)

Muchas verdades ocultas sobre el matrimonio del presidente Donald Trump y su esposa Melania Trump han salido a la luz después de que se publicara un nuevo libro sobre la primera dama, 'El arte de su trato: la historia no contada de Melania Trump', el martes 16 de junio. , Mary Jordan, periodista del Washington Post y ganadora del premio Pulitzer, se reunió en el interior de inteligencia sobre el 'extraño matrimonio' ​​de la primera pareja de sus ex amas de llaves.

Dos ex empleados de la casa Trump, ambos inmigrantes que anteriormente trabajaron en el campo de golf de Trump en Nueva Jersey, le dijeron a Jordan que mientras visitaban el Trump National Golf Club en Bedminster, el presidente y la primera dama no comparten la misma habitación, un ritual que informa También han sugerido que se siga en la Casa Blanca. En la casa club, la residencia de Trump estaba en el segundo piso, mientras que Melania y Barron tenían suites separadas en el mismo piso.

La suite de Melania también incluía una habitación donde disfrutaba de masajes. Su habitación a menudo estaba preparada con velas y música, como el sonido del agua corriente y otros números relajantes con temas de la naturaleza. "Es un matrimonio extraño", le dijo a la autora la ex ama de llaves Victorina Morales de Guatemala, quien trabajó en la residencia de 2013 a 2018 y también preparó personalmente la sala de masajes de Melania. “Nunca los vi como una familia normal, sentados juntos en una mesa, comiendo juntos, hablando. Nunca nunca nunca. Pasan tiempo en el mismo lugar pero no interactúan ".

El presidente Donald Trump desembarca del Marine One con Melania Trump y su hijo Barron (Getty Images)

Agregó que un día típico para Trump en el club de golf Bedminster, que durante mucho tiempo ha sido el lugar favorito de su familia para pasar unas vacaciones juntos, sería pasar el día jugando golf al aire libre. Después de almorzar y cenar en la casa club, el POTUS en ese momento podría decidir unirse a su esposa e hijo menor, Barron. Pero incluso entonces, los tres no estarían interactuando como una familia unida, preguntándose sobre su día. En cambio, Trump se sentaba en el sofá, con los pies sobre la mesa de café, mientras el FLOTUS estaba sumergido en su computadora. Barron, por otro lado, estaría sentado en el suelo, ya sea viendo la televisión o jugando un videojuego.

Otra ex ama de llaves, Sandra Díaz, dijo que Melania llevaba una vida "aislada" en Bedminster, casi sin amigos y eligiendo pasar su tiempo en compañía de su hijo o sus padres, Viktor y Amalija Knauss, quienes se convirtieron en ciudadanos estadounidenses en 2018. Como resultado, la ex trabajadora dijo que a veces parecía "triste" o "agobiada". Anteriormente, los padres de los Trump y Melania a veces pasaban un par de meses durante los veranos en la casa club. En ese momento, Melania, sus padres , y Barron generalmente cenaban juntos y hablaban esloveno, lo que llevó a Trump a quejarse de que lo dejaban fuera de la conversación porque no podía entender su idioma.

Melania también fue específica sobre cómo quería que se limpiaran sus habitaciones. Díaz, quien es de Costa Rica y trabajó en Bedminster de 2010 a 2013, dijo que los sirvientes solo podían ingresar a la mansión después de ponerse guantes de látex y cubrezapatos de tela azul. Además de querer rosas blancas y rosadas en su mesa, Melania había instruido a los asistentes "para dejar huellas de vacío perfectas en su alfombra blanca y no tocar las seis velas con aroma a canela que tenía cerca de su computadora".

Las amas de llaves también recordaron el arduo trabajo de todos: limpiar el baño de Melania mientras se aplicaba regularmente un spray bronceador antes de salir de la casa y las empleadas tenían que "asegurarse de que se eliminara cualquier rastro de las superficies blancas del baño". Sin embargo, las ex amas de llaves dijeron que no les importaba trabajar para ella "que, a pesar de la brecha lingüística y sus estrictas exigencias, siempre las trató con más respeto".

Si tiene una primicia o una historia interesante para nosotros, comuníquese con nosotros al (323) 421-7514


Trump y Melania no duermen juntos y están en un matrimonio muy extraño, afirman ex amas de llaves

(Imágenes falsas)

Muchas verdades ocultas sobre el matrimonio del presidente Donald Trump y su esposa Melania Trump han salido a la luz después de que se publicara un nuevo libro sobre la primera dama, 'El arte de su trato: la historia no contada de Melania Trump', el martes 16 de junio. , Mary Jordan, periodista del Washington Post y ganadora del premio Pulitzer, se reunió en el interior de inteligencia sobre el 'extraño matrimonio' ​​de la primera pareja de sus ex amas de llaves.

Dos ex empleados de la casa Trump, ambos inmigrantes que anteriormente trabajaban en el campo de golf de Trump en Nueva Jersey, le dijeron a Jordan que mientras visitaban el Trump National Golf Club en Bedminster, el presidente y la primera dama no comparten la misma habitación, un ritual que informa También han sugerido que se siga en la Casa Blanca. En la casa club, la residencia de Trump estaba en el segundo piso, mientras que Melania y Barron tenían suites separadas en el mismo piso.

La suite de Melania también incluía una habitación donde disfrutaba de masajes. Su habitación a menudo estaba preparada con velas y música, como el sonido del agua corriente y otros números relajantes con temas de la naturaleza. "Es un matrimonio extraño", le dijo a la autora la ex ama de llaves Victorina Morales de Guatemala, quien trabajó en la residencia de 2013 a 2018 y también preparó personalmente la sala de masajes de Melania. “Nunca los vi como una familia normal, sentados juntos en una mesa, comiendo juntos, hablando. Nunca nunca nunca. Pasan tiempo en el mismo lugar pero no interactúan ".

El presidente Donald Trump desembarca del Marine One con Melania Trump y su hijo Barron (Getty Images)

Añadió que un día típico para Trump en el club de golf Bedminster, que durante mucho tiempo ha sido el lugar favorito de su familia para pasar unas vacaciones juntos, sería pasar el día jugando golf al aire libre. Después de almorzar y cenar en la casa club, el POTUS en ese momento podría decidir unirse a su esposa e hijo menor, Barron. Pero incluso entonces, los tres no estarían interactuando como una familia unida, preguntándose sobre su día. En cambio, Trump se sentaba en el sofá, con los pies sobre la mesa de café, mientras el FLOTUS estaba sumergido en su computadora. Barron, por otro lado, estaría sentado en el suelo, ya sea viendo la televisión o jugando un videojuego.

Otra ex ama de llaves, Sandra Díaz, dijo que Melania llevaba una vida "aislada" en Bedminster, casi sin amigos y eligiendo pasar su tiempo en compañía de su hijo o sus padres, Viktor y Amalija Knauss, quienes se convirtieron en ciudadanos estadounidenses en 2018. Como resultado, la ex trabajadora dijo que a veces parecía "triste" o "agobiada". Anteriormente, los padres de los Trump y Melania a veces pasaban un par de meses durante los veranos en la casa club. En ese momento, Melania, sus padres , y Barron generalmente cenaban juntos y hablaban esloveno, lo que llevó a Trump a quejarse de que lo dejaban fuera de la conversación porque no podía entender su idioma.

Melania también fue específica sobre cómo quería que se limpiaran sus habitaciones. Díaz, quien es de Costa Rica y trabajó en Bedminster de 2010 a 2013, dijo que los sirvientes solo podían ingresar a la mansión después de ponerse guantes de látex y cubrezapatos de tela azul. Además de querer rosas blancas y rosadas en su mesa, Melania había instruido a los asistentes "para dejar huellas de vacío perfectas en su alfombra blanca y no tocar las seis velas con aroma a canela que tenía cerca de su computadora".

Las amas de llaves también recordaron el arduo trabajo de todos: limpiar el baño de Melania mientras aplicaba regularmente un spray bronceador antes de salir de la casa y las empleadas tenían que "asegurarse de que se eliminaran los rastros de las superficies blancas del baño". Sin embargo, las ex amas de llaves dijeron que no les importaba trabajar para ella "que, a pesar de la brecha lingüística y sus estrictas exigencias, siempre las trató con más respeto".

Si tiene una primicia o una historia interesante para nosotros, comuníquese al (323) 421-7514


Trump y Melania no duermen juntos y están en un matrimonio muy extraño, afirman ex amas de llaves

(Imágenes falsas)

Muchas verdades ocultas sobre el matrimonio del presidente Donald Trump y su esposa Melania Trump han salido a la luz después de que un nuevo libro sobre la primera dama, 'El arte de su trato: la historia no contada de Melania Trump', fuera publicado el martes 16 de junio. , Mary Jordan, periodista del Washington Post y ganadora del premio Pulitzer, se reunió en inteligencia sobre el "extraño matrimonio" de la primera pareja con sus ex amas de llaves.

Dos ex empleados de la casa Trump, ambos inmigrantes que anteriormente trabajaban en el campo de golf de Trump en Nueva Jersey, le dijeron a Jordan que mientras visitaban el Trump National Golf Club en Bedminster, el presidente y la primera dama no comparten la misma habitación, un ritual que informa También han sugerido que se siga en la Casa Blanca. En la casa club, la residencia de Trump estaba en el segundo piso, mientras que Melania y Barron tenían suites separadas en el mismo piso.

La suite de Melania también incluía una habitación donde disfrutaba de masajes. Su habitación a menudo estaba preparada con velas y música, como el sonido del agua corriente y otros números relajantes con temas de la naturaleza. "Es un matrimonio extraño", le dijo a la autora la ex ama de llaves Victorina Morales de Guatemala, quien trabajó en la residencia de 2013 a 2018 y también preparó personalmente la sala de masajes de Melania. “Nunca los vi como una familia normal, sentados juntos en una mesa, comiendo juntos, hablando. Nunca nunca nunca. Pasan tiempo en el mismo lugar pero no interactúan ".

El presidente Donald Trump desembarca del Marine One con Melania Trump y su hijo Barron (Getty Images)

Añadió que un día típico para Trump en el club de golf Bedminster, que durante mucho tiempo ha sido el lugar favorito de su familia para pasar unas vacaciones juntos, sería pasar el día jugando golf al aire libre. Después de almorzar y cenar en la casa club, el POTUS en ese momento podría decidir unirse a su esposa e hijo menor, Barron. Pero incluso entonces, los tres no estarían interactuando como una familia unida, preguntándose sobre su día. En cambio, Trump se sentaba en el sofá, con los pies sobre la mesa de café, mientras el FLOTUS estaba sumergido en su computadora. Barron, por otro lado, estaría sentado en el suelo, ya sea viendo la televisión o jugando un videojuego.

Otra ex ama de llaves, Sandra Díaz, dijo que Melania llevaba una vida "aislada" en Bedminster, casi sin amigos y eligiendo pasar su tiempo en compañía de su hijo o sus padres, Viktor y Amalija Knauss, quienes se convirtieron en ciudadanos estadounidenses en 2018. Como resultado, la ex trabajadora dijo que a veces parecía "triste" o "agobiada". Anteriormente, los padres de los Trump y Melania a veces pasaban un par de meses durante los veranos en la casa club. En ese momento, Melania, sus padres , y Barron generalmente cenaban juntos y hablaban esloveno, lo que llevó a Trump a quejarse de que lo dejaban fuera de la conversación porque no podía entender su idioma.

Melania también fue específica sobre cómo quería que se limpiaran sus habitaciones. Díaz, quien es de Costa Rica y trabajó en Bedminster de 2010 a 2013, dijo que los sirvientes solo podían ingresar a la mansión después de ponerse guantes de látex y cubrezapatos de tela azul. Además de querer rosas blancas y rosadas en su mesa, Melania había instruido a los asistentes "para dejar huellas de vacío perfectas en su alfombra blanca y no tocar las seis velas con aroma a canela que tenía cerca de su computadora".

Las amas de llaves también recordaron el arduo trabajo de todos: limpiar el baño de Melania mientras se aplicaba regularmente un spray bronceador antes de salir de la casa y las empleadas tenían que "asegurarse de que se eliminara cualquier rastro de las superficies blancas del baño". Sin embargo, las ex amas de llaves dijeron que no les importaba trabajar para ella "que, a pesar de la brecha lingüística y sus estrictas exigencias, siempre las trató con más respeto".

Si tiene una primicia o una historia interesante para nosotros, comuníquese con nosotros al (323) 421-7514


Trump y Melania no duermen juntos y están en un matrimonio muy extraño, afirman ex amas de llaves

(Imágenes falsas)

Muchas verdades ocultas sobre el matrimonio del presidente Donald Trump y su esposa Melania Trump han salido a la luz después de que un nuevo libro sobre la primera dama, 'El arte de su trato: la historia no contada de Melania Trump', fuera publicado el martes 16 de junio. , Mary Jordan, periodista del Washington Post y ganadora del premio Pulitzer, se reunió en el interior de inteligencia sobre el 'extraño matrimonio' ​​de la primera pareja de sus ex amas de llaves.

Dos ex empleados de la casa Trump, ambos inmigrantes que anteriormente trabajaron en el campo de golf de Trump en Nueva Jersey, le dijeron a Jordan que mientras visitaban el Trump National Golf Club en Bedminster, el presidente y la primera dama no comparten la misma habitación, un ritual que informa También han sugerido que se siga en la Casa Blanca. En la casa club, la residencia de Trump estaba en el segundo piso, mientras que Melania y Barron tenían suites separadas en el mismo piso.

La suite de Melania también incluía una habitación donde disfrutaba de masajes. Su habitación a menudo estaba preparada con velas y música, como el sonido del agua corriente y otros números relajantes con temas de la naturaleza. "Es un matrimonio extraño", le dijo a la autora la ex ama de llaves Victorina Morales de Guatemala, quien trabajó en la residencia de 2013 a 2018 y también preparó personalmente la sala de masajes de Melania. “Nunca los vi como una familia normal, sentados juntos en una mesa, comiendo juntos, hablando. Nunca nunca nunca. Pasan tiempo en el mismo lugar pero no interactúan ".

El presidente Donald Trump desembarca del Marine One con Melania Trump y su hijo Barron (Getty Images)

Agregó que un día típico para Trump en el club de golf Bedminster, que durante mucho tiempo ha sido el lugar favorito de su familia para pasar unas vacaciones juntos, sería pasar el día jugando golf al aire libre. Después de almorzar y cenar en la casa club, el POTUS en ese momento podría decidir unirse a su esposa e hijo menor, Barron. Pero incluso entonces, los tres no estarían interactuando como una familia unida, preguntándose sobre su día. En cambio, Trump se sentaba en el sofá, con los pies sobre la mesa de café, mientras el FLOTUS estaba sumergido en su computadora. Barron, por otro lado, estaría sentado en el suelo, ya sea viendo la televisión o jugando un videojuego.

Otra ex ama de llaves, Sandra Díaz, dijo que Melania llevaba una vida "aislada" en Bedminster, casi sin amigos y eligiendo pasar su tiempo en compañía de su hijo o sus padres, Viktor y Amalija Knauss, quienes se convirtieron en ciudadanos estadounidenses en 2018. Como resultado, la ex trabajadora dijo que a veces parecía "triste" o "agobiada". Anteriormente, los padres de los Trump y Melania a veces pasaban un par de meses durante los veranos en la casa club. En ese momento, Melania, sus padres , y Barron generalmente cenaban juntos y hablaban esloveno, lo que llevó a Trump a quejarse de que lo dejaban fuera de la conversación porque no podía entender su idioma.

Melania también fue específica sobre cómo quería que se limpiaran sus habitaciones. Díaz, quien es de Costa Rica y trabajó en Bedminster de 2010 a 2013, dijo que los sirvientes solo podían ingresar a la mansión después de ponerse guantes de látex y cubrezapatos de tela azul. Además de querer rosas blancas y rosadas en su mesa, Melania había instruido a los asistentes "para dejar huellas de vacío perfectas en su alfombra blanca y no tocar las seis velas con aroma a canela que tenía cerca de su computadora".

Las amas de llaves también recordaron el arduo trabajo de todos: limpiar el baño de Melania mientras se aplicaba regularmente un spray bronceador antes de salir de la casa y las empleadas tenían que "asegurarse de que se eliminara cualquier rastro de las superficies blancas del baño". Sin embargo, las ex amas de llaves dijeron que no les importaba trabajar para ella "que, a pesar de la brecha lingüística y sus estrictas exigencias, siempre las trató con más respeto".

Si tiene una primicia o una historia interesante para nosotros, comuníquese con nosotros al (323) 421-7514


Trump y Melania no duermen juntos y están en un matrimonio muy extraño, afirman ex amas de llaves

(Imágenes falsas)

Muchas verdades ocultas sobre el matrimonio del presidente Donald Trump y su esposa Melania Trump han salido a la luz después de que un nuevo libro sobre la primera dama, 'El arte de su trato: la historia no contada de Melania Trump', fuera publicado el martes 16 de junio. , Mary Jordan, periodista del Washington Post y ganadora del premio Pulitzer, se reunió en el interior de inteligencia sobre el 'extraño matrimonio' ​​de la primera pareja de sus ex amas de llaves.

Dos ex empleados de la casa Trump, ambos inmigrantes que anteriormente trabajaron en el campo de golf de Trump en Nueva Jersey, le dijeron a Jordan que mientras visitaban el Trump National Golf Club en Bedminster, el presidente y la primera dama no comparten la misma habitación, un ritual que informa También han sugerido que se siga en la Casa Blanca. En la casa club, la residencia de Trump estaba en el segundo piso, mientras que Melania y Barron tenían suites separadas en el mismo piso.

La suite de Melania también incluía una habitación donde disfrutaba de masajes. Su habitación a menudo estaba preparada con velas y música, como el sonido del agua corriente y otros números relajantes con temas de la naturaleza. "Es un matrimonio extraño", le dijo a la autora la ex ama de llaves Victorina Morales de Guatemala, quien trabajó en la residencia de 2013 a 2018 y también preparó personalmente la sala de masajes de Melania. “Nunca los vi como una familia normal, sentados juntos en una mesa, comiendo juntos, hablando. Nunca nunca nunca. Pasan tiempo en el mismo lugar pero no interactúan ".

El presidente Donald Trump desembarca del Marine One con Melania Trump y su hijo Barron (Getty Images)

Agregó que un día típico para Trump en el club de golf Bedminster, que durante mucho tiempo ha sido el lugar favorito de su familia para pasar unas vacaciones juntos, sería pasar el día jugando golf al aire libre. Después de almorzar y cenar en la casa club, el POTUS en ese momento podría decidir unirse a su esposa e hijo menor, Barron. Pero incluso entonces, los tres no estarían interactuando como una familia unida, preguntándose sobre su día. En cambio, Trump se sentaba en el sofá, con los pies sobre la mesa de café, mientras el FLOTUS estaba sumergido en su computadora. Barron, por otro lado, estaría sentado en el suelo, ya sea mirando televisión o jugando un videojuego.

Otra ex ama de llaves, Sandra Díaz, dijo que Melania llevaba una vida "aislada" en Bedminster, casi sin amigos y eligiendo pasar su tiempo en compañía de su hijo o sus padres, Viktor y Amalija Knauss, quienes se convirtieron en ciudadanos estadounidenses en 2018. Como resultado, la ex trabajadora dijo que a veces parecía "triste" o "agobiada". Anteriormente, los padres de los Trump y Melania a veces pasaban un par de meses durante los veranos en la casa club. En ese momento, Melania, sus padres , y Barron generalmente cenaban juntos y hablaban esloveno, lo que llevó a Trump a quejarse de que lo dejaban fuera de la conversación porque no podía entender su idioma.

Melania también fue específica sobre cómo quería que se limpiaran sus habitaciones. Díaz, quien es de Costa Rica y trabajó en Bedminster de 2010 a 2013, dijo que los sirvientes solo podían ingresar a la mansión después de ponerse guantes de látex y cubrezapatos de tela azul. Además de querer rosas blancas y rosadas en su mesa, Melania había instruido a los asistentes "para dejar huellas de vacío perfectas en su alfombra blanca y no tocar las seis velas con aroma a canela que tenía cerca de su computadora".

Las amas de llaves también recordaron el arduo trabajo de todos: limpiar el baño de Melania mientras se aplicaba regularmente un spray bronceador antes de salir de la casa y las empleadas tenían que "asegurarse de que se eliminara cualquier rastro de las superficies blancas del baño". Sin embargo, las ex amas de llaves dijeron que no les importaba trabajar para ella "que, a pesar de la brecha lingüística y sus estrictas exigencias, siempre las trató con más respeto".

Si tiene una primicia o una historia interesante para nosotros, comuníquese al (323) 421-7514


Trump y Melania no duermen juntos y están en un matrimonio muy extraño, afirman ex amas de llaves

(Imágenes falsas)

Muchas verdades ocultas sobre el matrimonio del presidente Donald Trump y su esposa Melania Trump han salido a la luz después de que un nuevo libro sobre la primera dama, 'El arte de su trato: la historia no contada de Melania Trump', fuera publicado el martes 16 de junio. , Mary Jordan, periodista del Washington Post y ganadora del premio Pulitzer, se reunió en el interior de inteligencia sobre el 'extraño matrimonio' ​​de la primera pareja de sus ex amas de llaves.

Dos ex empleados de la casa Trump, ambos inmigrantes que anteriormente trabajaban en el campo de golf de Trump en Nueva Jersey, le dijeron a Jordan que mientras visitaban el Trump National Golf Club en Bedminster, el presidente y la primera dama no comparten la misma habitación, un ritual que informa También han sugerido que se siga en la Casa Blanca. En la casa club, la residencia de Trump estaba en el segundo piso, mientras que Melania y Barron tenían suites separadas en el mismo piso.

La suite de Melania también incluía una habitación donde disfrutaba de masajes. Su habitación a menudo estaba preparada con velas y música, como el sonido del agua corriente y otros números relajantes con temas de la naturaleza. "Es un matrimonio extraño", le dijo a la autora la ex ama de llaves Victorina Morales de Guatemala, quien trabajó en la residencia de 2013 a 2018 y también preparó personalmente la sala de masajes de Melania. “Nunca los vi como una familia normal, sentados juntos en una mesa, comiendo juntos, hablando. Nunca nunca nunca. Pasan tiempo en el mismo lugar pero no interactúan ".

El presidente Donald Trump desembarca del Marine One con Melania Trump y su hijo Barron (Getty Images)

Agregó que un día típico para Trump en el club de golf Bedminster, que durante mucho tiempo ha sido el lugar favorito de su familia para pasar unas vacaciones juntos, sería pasar el día jugando golf al aire libre. Después de almorzar y cenar en la casa club, el POTUS en ese momento podría decidir unirse a su esposa y su hijo menor, Barron. Pero incluso entonces, los tres no estarían interactuando como una familia unida, preguntándose sobre su día. En cambio, Trump se sentaba en el sofá, con los pies sobre la mesa de café, mientras el FLOTUS estaba sumergido en su computadora. Barron, por otro lado, estaría sentado en el suelo, ya sea viendo la televisión o jugando un videojuego.

Otra ex ama de llaves, Sandra Díaz, dijo que Melania llevaba una vida "aislada" en Bedminster, casi sin amigos y eligiendo pasar su tiempo en compañía de su hijo o sus padres, Viktor y Amalija Knauss, quienes se convirtieron en ciudadanos estadounidenses en 2018. Como resultado, la ex trabajadora dijo que a veces parecía "triste" o "agobiada". Anteriormente, los padres de los Trump y Melania a veces pasaban un par de meses durante los veranos en la casa club. En ese momento, Melania, sus padres , y Barron generalmente cenaban juntos y hablaban esloveno, lo que llevó a Trump a quejarse de que lo dejaban fuera de la conversación porque no podía entender su idioma.

Melania también fue específica sobre cómo quería que se limpiaran sus habitaciones. Díaz, quien es de Costa Rica y trabajó en Bedminster de 2010 a 2013, dijo que los sirvientes solo podían ingresar a la mansión después de ponerse guantes de látex y cubrezapatos de tela azul. Además de querer rosas blancas y rosadas en su mesa, Melania había instruido a los asistentes "para dejar huellas de vacío perfectas en su alfombra blanca y no tocar las seis velas con aroma a canela que tenía cerca de su computadora".

Las amas de llaves también recordaron el arduo trabajo de todos: limpiar el baño de Melania mientras aplicaba regularmente un spray bronceador antes de salir de la casa y las empleadas tenían que "asegurarse de que se eliminaran los rastros de las superficies blancas del baño". Sin embargo, las ex amas de llaves dijeron que no les importaba trabajar para ella “quien, a pesar de la brecha lingüística y sus estrictas exigencias, siempre las trató con más respeto”.

Si tiene una primicia o una historia interesante para nosotros, comuníquese con nosotros al (323) 421-7514


Trump y Melania no duermen juntos y están en un matrimonio muy extraño, afirman ex amas de llaves

(Imágenes falsas)

Muchas verdades ocultas sobre el matrimonio del presidente Donald Trump y su esposa Melania Trump han salido a la luz después de que un nuevo libro sobre la primera dama, 'El arte de su trato: la historia no contada de Melania Trump', fuera publicado el martes 16 de junio. , Mary Jordan, periodista del Washington Post y ganadora del premio Pulitzer, se reunió en el interior de inteligencia sobre el 'extraño matrimonio' ​​de la primera pareja de sus ex amas de llaves.

Dos ex empleados de la casa Trump, ambos inmigrantes que anteriormente trabajaron en el campo de golf de Trump en Nueva Jersey, le dijeron a Jordan que mientras visitaban el Trump National Golf Club en Bedminster, el presidente y la primera dama no comparten la misma habitación, un ritual que informa También han sugerido que se siga en la Casa Blanca. En la casa club, la residencia de Trump estaba en el segundo piso, mientras que Melania y Barron tenían suites separadas en el mismo piso.

La suite de Melania también incluía una habitación donde disfrutaba de masajes. Su habitación a menudo estaba preparada con velas y música, como el sonido del agua corriente y otros números relajantes con temas de la naturaleza. "Es un matrimonio extraño", le dijo a la autora la ex ama de llaves Victorina Morales de Guatemala, quien trabajó en la residencia de 2013 a 2018 y también preparó personalmente la sala de masajes de Melania. “I never saw them like a normal family, sitting together at a table, eating together, talking. Nunca nunca nunca. They spend time in the same place but they don’t interact.”

President Donald Trump disembarks from Marine One with Melania Trump and son Barron (Getty Images)

She added that a typical day for Trump at the Bedminster golf club — which has long been a favorite place for his family to spend a vacation together — would be to spend the day golfing outdoors. After having lunch and dinner at the clubhouse, the POTUS at the time might decide to join his wife and youngest son, Barron. But even then, the three would not be interacting like a close-knit family, asking each other about their day. Instead, Trump would sit on the couch, with his feet up on the coffee table, while the FLOTUS would be immersed in her computer. Barron, on the other hand, would be sitting on the floor, either watching television or playing a video game.

Another former housekeeper, Sandra Diaz, said that Melania led an “insulated” life at Bedminster, having almost no friends and choosing to spend her time in the company of her son or her parents Viktor and Amalija Knauss, both of whom became US citizens in 2018. As a result, the ex-worker said that she sometimes seemed “sad” or “burdened". Earlier on, the Trumps and Melania's parents sometimes spent a couple of months during summers at the clubhouse. At the time Melania, her parents, and Barron usually had dinner together and spoke Slovenian, which led Trump to complain that he was being left out of the conversation as he could not understand their language.

Melania was also specific about how she wanted her chambers to be cleaned. Diaz, who is from Costa Rica and who worked at Bedminster from 2010 to 2013, said servants could only enter the mansion after putting on latex gloves and blue cloth shoe covers. Apart from wanting white and pink roses on her table, Melania had instructed the helps “to leave perfect vacuum tracks in her white carpet and not to touch the six cinnamon-scented candles she kept near her computer.”

The housekeepers also recalled the strenuous job of all — cleaning Melania's bathroom as she regularly applied tanning spray before stepping out of the house and maids had to “make sure any traces were removed from the white surfaces in the bathroom.” However, the former housekeepers said that they did not mind working for her “who, despite the language gap and her strict demands, always treated them with more respect.”

If you have a news scoop or an interesting story for us, please reach out at (323) 421-7514


Trump and Melania don't sleep together and are in a very 'strange marriage', claim former housekeepers

(Getty Images)

Many hidden truths about President Donald Trump and his wife Melania Trump's marriage have come forward after a new book on the first lady — 'The Art of Her Deal: The Untold Story of Melania Trump' — was released on Tuesday, June 16. The author, Pulitzer Prize-winning Washington Post journalist Mary Jordan, gathered inside intel on the first couple's 'strange marriage' from their former housekeepers.

Two former employees of the Trump household, both immigrants who previously worked at Trump's New Jersey golf course, told Jordan that while visiting the Trump National Golf Club in Bedminster, the president and the first lady do not share the same bedroom — a ritual that reports have suggested is also followed in the White House. At the clubhouse, Trump's residence was on the second floor, while Melania and Barron had separate suites on the same floor.

Melania's suite also included a room where she enjoyed massages. Her room was often prepared with candles and music such as the sound of running water and other nature-themed calming numbers. “It’s a strange marriage,” former housekeeper Victorina Morales from Guatemala who worked at the residence from 2013 to 2018 and also personally prepared Melania's massage room, told the author. “I never saw them like a normal family, sitting together at a table, eating together, talking. Nunca nunca nunca. They spend time in the same place but they don’t interact.”

President Donald Trump disembarks from Marine One with Melania Trump and son Barron (Getty Images)

She added that a typical day for Trump at the Bedminster golf club — which has long been a favorite place for his family to spend a vacation together — would be to spend the day golfing outdoors. After having lunch and dinner at the clubhouse, the POTUS at the time might decide to join his wife and youngest son, Barron. But even then, the three would not be interacting like a close-knit family, asking each other about their day. Instead, Trump would sit on the couch, with his feet up on the coffee table, while the FLOTUS would be immersed in her computer. Barron, on the other hand, would be sitting on the floor, either watching television or playing a video game.

Another former housekeeper, Sandra Diaz, said that Melania led an “insulated” life at Bedminster, having almost no friends and choosing to spend her time in the company of her son or her parents Viktor and Amalija Knauss, both of whom became US citizens in 2018. As a result, the ex-worker said that she sometimes seemed “sad” or “burdened". Earlier on, the Trumps and Melania's parents sometimes spent a couple of months during summers at the clubhouse. At the time Melania, her parents, and Barron usually had dinner together and spoke Slovenian, which led Trump to complain that he was being left out of the conversation as he could not understand their language.

Melania was also specific about how she wanted her chambers to be cleaned. Diaz, who is from Costa Rica and who worked at Bedminster from 2010 to 2013, said servants could only enter the mansion after putting on latex gloves and blue cloth shoe covers. Apart from wanting white and pink roses on her table, Melania had instructed the helps “to leave perfect vacuum tracks in her white carpet and not to touch the six cinnamon-scented candles she kept near her computer.”

The housekeepers also recalled the strenuous job of all — cleaning Melania's bathroom as she regularly applied tanning spray before stepping out of the house and maids had to “make sure any traces were removed from the white surfaces in the bathroom.” However, the former housekeepers said that they did not mind working for her “who, despite the language gap and her strict demands, always treated them with more respect.”

If you have a news scoop or an interesting story for us, please reach out at (323) 421-7514


Trump and Melania don't sleep together and are in a very 'strange marriage', claim former housekeepers

(Getty Images)

Many hidden truths about President Donald Trump and his wife Melania Trump's marriage have come forward after a new book on the first lady — 'The Art of Her Deal: The Untold Story of Melania Trump' — was released on Tuesday, June 16. The author, Pulitzer Prize-winning Washington Post journalist Mary Jordan, gathered inside intel on the first couple's 'strange marriage' from their former housekeepers.

Two former employees of the Trump household, both immigrants who previously worked at Trump's New Jersey golf course, told Jordan that while visiting the Trump National Golf Club in Bedminster, the president and the first lady do not share the same bedroom — a ritual that reports have suggested is also followed in the White House. At the clubhouse, Trump's residence was on the second floor, while Melania and Barron had separate suites on the same floor.

Melania's suite also included a room where she enjoyed massages. Her room was often prepared with candles and music such as the sound of running water and other nature-themed calming numbers. “It’s a strange marriage,” former housekeeper Victorina Morales from Guatemala who worked at the residence from 2013 to 2018 and also personally prepared Melania's massage room, told the author. “I never saw them like a normal family, sitting together at a table, eating together, talking. Nunca nunca nunca. They spend time in the same place but they don’t interact.”

President Donald Trump disembarks from Marine One with Melania Trump and son Barron (Getty Images)

She added that a typical day for Trump at the Bedminster golf club — which has long been a favorite place for his family to spend a vacation together — would be to spend the day golfing outdoors. After having lunch and dinner at the clubhouse, the POTUS at the time might decide to join his wife and youngest son, Barron. But even then, the three would not be interacting like a close-knit family, asking each other about their day. Instead, Trump would sit on the couch, with his feet up on the coffee table, while the FLOTUS would be immersed in her computer. Barron, on the other hand, would be sitting on the floor, either watching television or playing a video game.

Another former housekeeper, Sandra Diaz, said that Melania led an “insulated” life at Bedminster, having almost no friends and choosing to spend her time in the company of her son or her parents Viktor and Amalija Knauss, both of whom became US citizens in 2018. As a result, the ex-worker said that she sometimes seemed “sad” or “burdened". Earlier on, the Trumps and Melania's parents sometimes spent a couple of months during summers at the clubhouse. At the time Melania, her parents, and Barron usually had dinner together and spoke Slovenian, which led Trump to complain that he was being left out of the conversation as he could not understand their language.

Melania was also specific about how she wanted her chambers to be cleaned. Diaz, who is from Costa Rica and who worked at Bedminster from 2010 to 2013, said servants could only enter the mansion after putting on latex gloves and blue cloth shoe covers. Apart from wanting white and pink roses on her table, Melania had instructed the helps “to leave perfect vacuum tracks in her white carpet and not to touch the six cinnamon-scented candles she kept near her computer.”

The housekeepers also recalled the strenuous job of all — cleaning Melania's bathroom as she regularly applied tanning spray before stepping out of the house and maids had to “make sure any traces were removed from the white surfaces in the bathroom.” However, the former housekeepers said that they did not mind working for her “who, despite the language gap and her strict demands, always treated them with more respect.”

If you have a news scoop or an interesting story for us, please reach out at (323) 421-7514


Ver el vídeo: Play Opap. 2 ΠΑΙΧΝΙΔΙΑ BET Ούτε για αστείο..