Nuevas recetas

Batch Bar en Hyatt French Quarter: los mejores bares de Nueva Orleans

Batch Bar en Hyatt French Quarter: los mejores bares de Nueva Orleans


Batch hace palidecer a otros bares de hoteles en comparación.

Batch es muy conveniente para los turistas de Nueva Orleans que se alojan en el piso de arriba en una habitación Hyatt, pero ofrece mucho más que el típico bar de un hotel. Batch se especializa en el servicio de barrica, lo que significa que su cóctel se sirve en una barrica de roble de 1 litro que descansa en el centro de la mesa. Hay mucho espacio para relajarse con amigos y simplemente disfrutar de su cóctel; no hay prisa por salir de aquí.

Los bocadillos incluyen una clásica muffaletta NOLA en pan francés con papas fritas de ñame. The Fry Bar también es un cambio divertido, con tator tots, batatas fritas o papas fritas clásicas que puedes cubrir con de todo, desde jamón hasta salsa.

El excelente personal, las deliciosas bebidas y el excelente ambiente son un gran incentivo para visitar este punto de acceso del Barrio Francés.


Dónde alojarse en Nueva Orleans: Hyatt Centric French Quarter

Desde la sabrosa cocina sureña hasta la provocativa cultura de la bebida y la vibrante música de jazz que irrumpe en todas las esquinas de las calles, Nueva Orleans es una ciudad que siempre soñé con visitar.

Pensé que me gustaría estar aquí, pero hasta que llegué, no me di cuenta de cuánto me gustaría. Antes, no podía comprender cuán fuertemente esta ciudad exige que la ames para sentir el poder de su música y sus buenas vibraciones para saborear la especia y la pasión cocinada en cada comida y para notar la historia, cuyas raíces están incrustadas en múltiples culturas en todo el mundo, creando una mezcla interesante, conmovedora y poco convencional que es Nueva Orleans.

Para mi deleite, me quedé en Nueva Orleans durante una semana, experimentando todo lo que esta bulliciosa ciudad tiene para ofrecer, desde la comodidad del Hyatt Centric French Quarter.

Debido a la excelente hospitalidad y servicio que recibí en el Hyatt French Quarter, mi estadía en Nueva Orleans superó todas las expectativas que tenía para este lugar.

No solo es la ciudad en sí lo que te impresiona, sino también lo que hay dentro. Son las personas con las que te encuentras, los lugares que visitas y la comida que comes lo que realmente te impulsa a sentir algo. En el Hyatt French Quarter, experimenté lo mejor de Nueva Orleans, y si tengo la oportunidad de regresar, no lo permitiré de otra manera.

Alojarme en el Hyatt French Quarter me permitió experimentar la ciudad de la mejor manera posible, por muchas razones, desde su conveniente ubicación hasta sus cómodas y espaciosas habitaciones. Entonces, ¿dónde debería alojarse en Nueva Orleans en el Barrio Francés? La respuesta es bastante obvia. En su próxima visita a Nueva Orleans, le insto a que elija el Hyatt French Quarter.

La locación

La ubicación del Hyatt Centric French Quarter Honestamente, no podría ser mejor. Ubicado en Iberville Street en el Barrio Francés, el Hyatt está a solo veintidós segundos a pie de la locura de Bourbon Street, si desea conocer la locura de la fiesta que se produce allí hasta las primeras horas de la mañana. Sin embargo, estás lo suficientemente lejos como para que no te molesten los ruidos externos o las travesuras.

La mayoría de los destinos turísticos que querrá visitar, por ejemplo, Jackson Square, Frenchmen Street y Caf & eacute du Monde, se encuentran dentro del French Quarter, por lo que el Hyatt será la base perfecta durante su estadía en Nueva Orleans. Desde el Hyatt French Quarter, está a solo unos segundos de las galerías de arte y las tiendas de antigüedades de Royal Street y de cientos de bares, restaurantes y cafés y restaurantes.

Usted & rsquore también está completamente rodeado de una arquitectura impresionante. El Hyatt French Quarter está ubicado en el borde mismo del French Quarter, lo que le permite caminar a cualquier punto de interés de la ciudad.

A solo unos minutos de distancia, encontrará tiendas outlet en el Riverwalk, muchos de los mejores museos de la ciudad y rsquos, y edificios y parques históricos. Además, hay una parada de tranvía justo afuera de la puerta trasera del Hyatt French Quarter que lo llevará a cualquier lugar que desee visitar.

La propiedad

De hecho, no esperaba que este hotel fuera tan increíblemente agradable. Aquí, en el Hyatt Centric French Quarter, usted & rsquoll disfruta de una hermosa propiedad de cinco estrellas sin los precios de cinco estrellas.

El vestíbulo, donde el amable personal de Hyatt & rsquos le dará la bienvenida, cuenta con excelentes áreas de descanso si desea relajarse y disfrutar del Wi-Fi o encontrarse con algunos amigos y charlar. Pero, por cierto, ¡hay Wi-Fi gratis para los huéspedes en todo el hotel de todos modos! ¡PUNTAJE!

Hay algunos patios hermosos llenos de vegetación, fuentes relajantes y asientos cómodos, que le servirán como su oasis celestial en Nueva Orleans, cuando necesite un minuto para alejarse de todo. Y cuando se acercan los meses cálidos y húmedos, el Hyatt French Quarter tiene una gran piscina al aire libre, con un bar, para ayudarlo a refrescarse y relajarse.

También hay un gimnasio aquí, totalmente equipado con todo lo que necesita para mantenerse en forma durante su estadía en Nueva Orleans y ndash y con la comida increíble que puede disfrutar, ¡usted y rsquoll definitivamente aprecian este servicio!

El cuarto

Cuando entré a mi habitación en el Hyatt Centric French Quarter por primera vez, mi pensamiento inmediato fue que este lugar es enorme. Esta es probablemente la habitación de hotel más espaciosa en la que he tenido el placer de alojarme. Si mi primer apartamento pudiera ser tan grande como esta habitación de hotel, estaría encantado. Es realmente así de enorme.

Además de la increíble cantidad de espacio, dormir en las camas y almohadas aquí es comparable a dormir en una nube. Mis tres almohadas son todas diferentes en términos de niveles de firmeza, por lo que puedo elegir cuál me gusta más. Ahora que & rsquos bastante impresionante. Soy quisquilloso cuando se trata de mi dormitorio, y le doy a esta habitación una calificación de 10 pulgares arriba. Hay comodidades en esta habitación de las que nunca había oído hablar, como la niebla para la cara y la almohada y el aceite para el pulso. ¿Interesante?

Además, el Hyatt ofrece todo lo que pueda necesitar, desde loción para los pies hasta batas y pantuflas, champú y acondicionador y secador de pelo. ¡Incluso te dan mini tubos de pasta de dientes! Tengo que decir que estaba muy feliz por esto porque estaba a punto de quedarme sin pasta de dientes cuando llegué.

No había necesidad de ir a la farmacia por nada porque el Hyatt French Quarter ya me proporcionaba todo lo que necesitaba y mucho más. Cada mañana cuando me despierto, una nueva copia de El Wall Street Journal se ha deslizado debajo de mi puerta, por si tengo ganas de leer.

¡Hay también un mini-refrigerador aquí que realmente puedo usar, porque no está lleno de un montón de cosas que nunca voy a comprar! Puedo traer mis sobras de los restaurantes y comerlas más tarde cuando tenga hambre.

Además, hay un hermoso sofá y una mesa para pasar el rato y navegar por Internet o leer esa copia de El Wall Street Journal! Hay & rsquos una máquina de café y té, así como un gran televisor de pantalla plana. No podría haber pedido más con esta habitación de hotel. Alojarme en el Hyatt French Quarter me aseguró un tiempo cómodo, conveniente y lujoso en Nueva Orleans que no podría haber sido mejor.

Restaurantes y bares

He probado todos los Hyatt Centric French Quarter & rsquos puntos de venta de alimentos y bebidas, desde azúcar en polvo hasta Batch, Red Fish Grill y servicio a la habitación. Cada lugar tiene algo diferente que ofrecer, pero cada uno ha brindado comida deliciosa y un gran servicio.

La noche que llegué por primera vez, puse una tarjeta en la manija de mi puerta con mi pedido de desayuno y la hora a la que quería que me lo entregaran. Y efectivamente, mi tortilla de clara de huevo en un panecillo inglés fue entregada caliente y justo a tiempo.

Las papas fritas de cerdo a la barbacoa que comí en Batch fueron algunas de las mejores papas fritas que he comido. Estaba más que feliz cuando las comí.

Todo lo que me han servido aquí ha sido excelente. No tengo ninguna queja que informar. Si se siente holgazán y solo quiere pasar el rato en el hotel, los diferentes establecimientos de comida y bebida de Hyatt French Quarter & rsquos seguramente tendrán algo que se adapte a sus gustos, presupuesto y necesidades.

El personal y el servicio de amplificación

Solía ​​trabajar para un resort de cinco estrellas de Forbes, así que mejor que otros, puedo decir cuando un miembro del personal del hotel está haciendo todo su esfuerzo para servirle y hacer que se sienta cómodo y bienvenido. Puedo decir honestamente que todos los miembros de la Hyatt Centric French QuarterEl equipo de & rsquos hace un trabajo excepcional. Desde la recepción hasta la comida y la bebida, pasando por el servicio de limpieza, estas personas están haciendo todo lo posible para ir más allá por el huésped. De eso se trata la hospitalidad, y no hay duda de que el Hyatt French Quarter lo ha resuelto. El personal aquí es atento, educado, amable y conocedor. ¿Qué más se puede pedir? Cada vez que me encuentro con un miembro del personal, él o ella me saluda calurosamente y me pregunta genuinamente cómo va mi día y / o mi estadía en el Hyatt French Quarter. Cada vez que entro en mi habitación después de un largo día en Nueva Orleans, la limpieza la ha refrescado y se ha asegurado de que esté impecable. Y cuando llegan las 7:00 p. M., El servicio de limpieza regresa para el servicio de cobertura. Podría seguir y seguir con los pequeños detalles, pero no te aburrí hasta la muerte. Sin embargo, solo diré que no podría haber estado más impresionado. Venga a disfrutar de la fabulosa hospitalidad y servicio de Hyatt French Quarter & rsquos, y quedará impresionado.

I & rsquoll lo digo directamente: Me encanta este hotel. Todo lo relacionado con el Hyatt French Quarter ha mejorado mi estadía en Nueva Orleans de una manera que ningún otro hotel en toda la ciudad podría hacerlo. Estoy absolutamente seguro de esto. Desde las espaciosas habitaciones del hotel, hasta la hermosa propiedad y la ubicación de rsquos, hasta el personal de clase mundial, el Hyatt Centric French Quarter es el único hotel que debe considerar para su estadía en Nueva Orleans.

Esta publicación contiene enlaces afiliados. Maddy & rsquos Avenue visitó Nueva Orleans como huésped del Hyatt French Quarter. Como siempre, todas las opiniones son nuestras.


Barra de lotes

Vinimos a Nueva Orleans para una despedida de soltero / soltera y nos topamos con este restaurante / bar.

El servicio fue increíble y el ambiente muy agradable con música en vivo e iluminación tenue.

Nuestra comida fue deliciosa y todos estaban contentos con su comida. Pedí los tacos de pescado y estaban deliciosos.

Cuando le dijimos al gerente por qué estábamos aquí, trajo una botella de champán. Esta fue una muy buena experiencia culinaria.

Ubicado en el lobby del Hyatt Regency, este bar ofrece infusiones de whisky / bourbon (manzana, canela, tocino, maní, jengibre) y vodkas (naranja, vainilla, pimienta de Anaheim) solo por nombrar algunos. Nos encanta el servicio de matraces y también puede obtener el servicio de barriles. La comida es deliciosa y cambian su menú con frecuencia. Hay que probarlo son las patatas fritas y los pasteles de cangrejo.

Servicio de excepción de Kyle, el barman. Usted no será decepcionado.

Solo pasé por Batch para tomar un trago rápido antes de la cena, pero creo que merece una revisión por su increíble GARDEN MARY. De hecho, no tenía idea de lo que estaba pidiendo, supongo que no estaba prestando atención, solo elegí lo primero que vi con Vodka, y salió este hermoso brebaje. Su versión del Bloody Mary viene con una tira completa de tocino y camarones con sabor a cajún. El camarón en sí era increíble y podría haber comido un pedido completo. El mejor maldito de todos.

También me encantó la decoración. es muy exclusivo / elegante / moderno, y definitivamente no se siente como el bar del primer piso de un hotel. ¡Un servicio increíble para los huéspedes del hotel y también un gran lugar para las personas que no se alojan en el hotel!

¡Gran lugar! Alguien que vive en Nueva Orleans nos habló de este bar / restaurante del hotel y quedamos muy impresionados con nuestra experiencia. Inmediatamente nos recibió un barman muy profesional y educado llamado Patrick, se nota que realmente disfruta de su trabajo como mixólogo. Fue un gran soplo de aire fresco salir de Bourbon Street para encontrar algo un poco más "elegante". ¡Hace una Margarita increíble! Me encantó. Muy refrescante, no lleno de mezcla agria.

Pedimos algo de comida de bar para picar, tenga en cuenta que las porciones de los platos Fry son suficientes para alimentar de 2 a 4 personas, dependiendo del hambre que tenga. Ojalá hubiéramos escuchado su consejo. Compartimos el plato de batatas fritas y el plato de frituras regular. Personalmente disfruté mucho mejor el de cerdo a la barbacoa, el primero tenía demasiados componentes.

El hotel es hermoso y está perfectamente ubicado, esperamos quedarnos aquí durante un futuro viaje a Nueva Orleans.


Límite de doce millas

Tweleve Mile Limit, no es demasiado elegante, convirtiéndose en un refugio informal para las multitudes más jóvenes. La artesanía de sus cócteles es refrescante para un ambiente tan moderno. Su Sazerac y otros originales de la casa son lo más destacado del espectáculo, pero también puede encontrar brebajes creativos como el Baudin con bourbon, limón y salsa Tabasco para una noche divertida. También sirven una deliciosa barbacoa.

© Sean Davis / Flickr


MÚSICA Y ENTRETENIMIENTO

Si quieres jazz puro, el Teatro de Jazz en 300 Bourbon Street es una opción confiable. Los espectáculos nocturnos comienzan a las 8 p.m.

Parque de las leyendas musicales (311 Bourbon Street) también alberga espectáculos de música en vivo entre sus estatuas de bronce de tamaño natural de leyendas musicales locales como Louis Prima, Allen Toussaint, Irma Thomas, Fats Domino y otros. Mientras lo hace, coma algunos beignets y café con leche en los asientos al aire libre en Café Beignet dentro del parque.

Maison Bourbon (641 Bourbon Street) es un club de jazz de la vieja escuela & # 8220 dedicado a la preservación del jazz & # 8221 (el letrero exterior dice). Contempla el bar reluciente, las paredes de ladrillo y los techos con vigas. También tiene un patio y un gran balcón.

Fritzel & # 8217s European Jazz Club (733 Bourbon Street) es otro gran lugar para jazz en vivo y Dixieland. Ha existido desde 1969, y se refleja en los recuerdos y las fotos en blanco y negro que recubren las paredes. Los asientos son limitados porque el espacio es íntimo, pero hay & # 8217s más asientos afuera en la parte de atrás donde no ganaste & # 8217t podrá ver la acción pero aún escucharla bastante bien. Los espectáculos nocturnos comienzan a las 9 p.m. entre semana y 7 p.m. de lunes a viernes.

Chris Owens: la leyenda viviente

La icónica propietaria e intérprete del club pertenece a su propia categoría. Chris Owens ha estado presentando su programa de una sola mujer durante décadas, y es una revista en vivo que abarca varios géneros musicales. Es difícil de describir, así que dirígete a Chris Owens Club y amp Balcony (500 Bourbon Street) y compruébelo usted mismo.


The Bourbon Pub & amp Parade Disco Foto de Cheryl Gerber

Una vez que pase por St. Ann Street, comenzará a ver las banderas del arco iris. La sección LGBTQ de Bourbon Street tiene dos populares clubes de baile uno frente al otro, Onz (800 Bourbon Street) y Bourbon Pub & amp Parade (801 Bourbon Street). Ambos funcionan las 24 horas, los 7 días de la semana, con varias pistas de baile, espectáculos de drag, DJ y balcones envolventes para observar a la gente. El Pub sirve como la sede anual de Southern Decadence. Justo al final de la cuadra Café Lafitte en el exilio (901 Bourbon Street) también está abierto las 24 horas, los 7 días de la semana y organiza fiestas disco y noches de karaoke. Ha existido desde los años 50, lo que lo convierte en uno de los bares gay más antiguos del país.


Gato y # 8217s Miau Foto de Cheryl Gerber

Karaoke y montar al toro

Hablando de karaoke, El gato mundialmente famoso y el maullido n. ° 8217 (701 Bourbon Street) es EL lugar de karaoke para estar si debe darse un capricho y no se preocupe por la multitud ruidosa. El ambiente de fiesta se ve favorecido por las bebidas especiales. Montar el toro mecánico es otro de los pasatiempos favoritos de Bourbon Street, y puedes probar suerte en Vaquero borbón (241 Bourbon Street) o su establecimiento hermano, El pantano (Calle Bourbon 516). Ambos tienen balcones envolventes con vistas a la calle.

Lecturas psíquicas

Vea lo que las estrellas tienen reservado para usted en Marie Laveau y la casa del vudú n. ° 8217 (739 Bourbon Street). Las lecturas psíquicas y espirituales están disponibles todos los días a partir del mediodía. Además de los recorridos por la ciudad y los fantasmas, el Visitas turísticas en Bloody Mary & # 8217s office (941 Bourbon Street) también ofrece lecturas psíquicas.


Nueva Orleans Guía de restaurantes

El Barrio Francés es el barrio más antiguo y famoso de Nueva Orleans frecuentado tanto por visitantes como por lugareños. Es mundialmente conocido por su arquitectura, vida nocturna, entretenimiento y restaurantes, algunos de los cuales han existido desde el siglo XIX y aún se mantienen fuertes.

Los restaurantes varían de formales a informales y ofrecen sabores verdaderamente únicos y famosos cócteles de Nueva Orleans en cada comida. No puedes caminar demasiado en el Barrio Francés sin encontrarte con otro gran restaurante y asegúrate de ver nuestros favoritos a continuación.

De Tujague

El segundo restaurante más antiguo del Barrio Francés de Nueva Orleans, Tujague's continúa con las tradiciones que comenzaron antes de que los carruajes abandonaran las calles adoquinadas de la ciudad.

Inicie su reserva

Restaurante y bar French Market

Durante generaciones, The French Market Restaurant & Bar ha estado sirviendo mariscos frescos de Louisiana y bebidas heladas a visitantes y nativos por igual. Su balcón ofrece una de las mejores vistas del Vieux Carré. ¡Ven a experimentarlo!

Inicie su reserva

B.B. King's Blues Club

La emoción está lejos de desaparecer en BB King's Blues Club en Decatur Street. Prepárese para bailar toda la noche en este popular restaurante, bar y club de música en vivo en el Barrio Francés.

Inicie su reserva

Restaurante y bar de ostras Felix's

Desde la década de 1940, Felix's ha sido una institución de Nueva Orleans, sirviendo solo las ostras más frescas de Louisiana que pudieron conseguir. Bienville, Rockefeller, crudos, a la brasa ... no importa cómo te gusten, los tienen en Felix's.

Inicie su reserva

El Courtyard Bar & Grill

Justo en la famosa Bourbon Street en el corazón del Barrio Francés, el Courtyard Bar & Grill en el Bourbon Heat ofrece cenas informales, catering, fiestas privadas y servicio de botella VIP.

Inicie su reserva

Mambo's

Llámanos locos, ¡pero creemos que tus papilas gustativas también deberían divertirse en Bourbon Street! Tómese un descanso de la multitud de abajo y diríjase a Mambo's, hogar de la única terraza en la azotea de Bourbon y de la mejor comida cajún y criolla que encontrará en cualquier lugar.

Inicie su reserva

SoBou

Sobou, un animado restaurante ubicado al sur de Bourbon Street, ofrece un menú criollo con excelentes cócteles y vino de autoservicio.

Inicie su reserva

Café Beignet

La cafetería de Nueva Orleans ofrece un excelente café y buñuelos durante todo el día. También en su menú se encuentran las especialidades de New Orleans Cajun y mariscos fritos para cuando desee algo más que el desayuno.

Hard Rock Café

¡Ahora ubicado en la esquina de Bourbon e Iberville Street, Hard Rock Cafe New Orleans ofrece un servicio de estrella de rock y un ambiente único para su experiencia gastronómica!

Inicie su reserva

Steamboat Natchez

El Steamboat Natchez ofrece cruceros de jazz con cena todos los días y cruceros de jazz por el puerto con un bufé de comida de Nueva Orleans. ¡Disfruta de la música y la comida mientras navegas por el Mississippi!

Inicie su reserva

Cervecería Crescent City

The Crescent City Brewhouse sirve cerveza increíble y excelente comida. Es la única microcervecería en el Barrio Francés, y disfrutará probando su cartera en un ambiente cálido y relajado. Sumérjase en la cultura local en vivo con jazz interpretado todas las noches por músicos de Nueva Orleans.

Inicie su reserva

Barco fluvial CITY of NEW ORLEANS

El Riverboat CITY of NEW ORLEANS, barco hermano del Steamboat NATCHEZ, está a punto de entrar en los libros de historia como el palacio flotante más nuevo en Old Man River. Como los antiguos barcos fluviales de Nueva Orleans, la cocina será magnífica, la música conmovedora y la aventura que recordará para toda la vida.

Inicie su reserva

Pelican Club

El Pelican Club es un restaurante "nuevo clásico" de Nueva Orleans que ofrece una rica variedad de pescados y mariscos frescos y carne de res de primera calidad, inspirado en la tradición sureña y reinventado por el chef / propietario Richard Hughes. Los comensales son bienvenidos con todo, desde jeans azules hasta vestidos de gala, en esta casa adosada del Barrio Francés del siglo XIX.

Inicie su reserva

Cocina Olde New Orleans

Cocinado por lugareños, condimentado con historia: cocina cajún y criolla en Bourbon Street, en el corazón del Barrio Francés, con énfasis en servir platos locales deliciosos y auténticos.

Corte de dos hermanas

Disfrute de un brunch festivo en el pintoresco Court of Two Sisters. La cena incluye una cena de cuatro platos y un menú a la carta, también es una experiencia maravillosa en el Barrio Francés.

Inicie su reserva

Escuela de cocina de Nueva Orleans

Sus populares clases de almuerzo están abiertas a reservaciones individuales. Todas las clases abiertas incluyen muestras generosas de los elementos del menú demostrados, así como recetas, café, té helado y cerveza Abita.

Inicie su reserva

Café Pontalba

Ubicado a lo largo de Jackson Square, Cafe Pontalba es una excelente manera de disfrutar de las vistas, los sonidos y los sabores de Nueva Orleans. Deliciosa cocina criolla servida en un ambiente informal.


REVISIÓN del Hyatt Centric French Quarter New Orleans - HILO PRINCIPAL

¿No es eso lo que siempre dicen? Cuando escuché que Hyatt estaba abriendo una nueva propiedad en el Barrio Francés, ¡sentí como si hubiera encontrado mi nuevo hogar lejos del hogar! Mira, aunque vivo en Chicago, trato de visitar NOLA una vez al mes o cada pocos meses (en verano), y aunque conozco a una persona o dos, no siempre quiero estorbar, y bueno, vamos Acéptalo, no siempre quieres que tus amigos te vean cortado.

Después de abrir el 15 de mayo, decidí reservar una habitación y ver qué tiene este lugar. Para aquellos de ustedes que conocen el área, esta propiedad solía ser un Wyndham. Como huésped frecuente de Hyatt's Gold Passport, me alegro por el cambio.

Primero - Su ubicación: Sí, está en el Barrio Francés. Esto significa que puede llegar fácilmente (como si no fuera lo suficientemente fácil) a todos los bares, pubs y comida que desee, ya que puede caminar a cualquier lugar. La entrada a la propiedad está en la esquina de Iberville y Dauphine, a solo una cuadra de Bourbon St y una cuadra de Canal.

Segundo - Su Ubicación: El Barrio Francés no fue creado igual y hay partes mejores y peores. En este extremo de Bourbon Street encontrará bares de striptease, clubes de caballeros y similares. Tiende a ser un poco más sórdido y sucio. Si viaja con niños pequeños, tenga cuidado: mucha piel. Si estás aquí para una despedida de soltero o soltera, entonces estás muy cerca. De lo contrario, probablemente querrá caminar unas cuadras hasta las partes más dóciles y tradicionales de Bourbon St.

Tercero: su ubicación: la propiedad tiene varias habitaciones con balcones con vista a la calle Bourbon (con excelentes vistas del Krystal 24 horas). Tal vez tengas la tentación de tomar una de estas habitaciones (como yo lo hice) pensando que verás a algunos asistentes a la fiesta locos, etc., pero como es el extremo inferior del bourbon, espera ver / escuchar gente borracha todo el día / noche. Estaba sorprendentemente tranquilo a altas horas de la noche, pero, de nuevo, no había grandes festivales / desfiles cuando estuve allí.

La propiedad, los muebles y las habitaciones son todos nuevos. Cómodo, acogedor y limpio seguro. Subí algunas fotos de la habitación y la propiedad. Nuestra habitación King no tenía escritorio ni mesa, lo que dificultaba un poco el uso de la computadora portátil. Había una pequeña mesa en nuestro balcón (que venía con un cartel advirtiéndonos severamente que el límite era de 26 personas!) El baño era espacioso y tenía muchos artículos de tocador.

Cuando traté de averiguar si tenían piscina, busqué en la habitación ese pequeño libro de servicios de hotel. No tuve tanta suerte. Le pregunté a la recepción y me informaron que tienen una piscina. Está en el patio del segundo piso y era bastante tranquilo, considerando lo que estaba pasando a una cuadra de distancia. Me dijeron que se están volviendo ecológicos al no imprimir ese libro de servicios del hotel, sino mantener todo en la televisión del hotel.

(Nota al margen: ¿Cuánta energía se usa para imprimir 1 libro de hotel en comparación con todas y cada una de las veces que alguien tiene que encender un televisor y navegar por un montón de opciones? Pero estoy divagando).

Por lo tanto, si desea el servicio de habitaciones, ver los mensajes, averiguar el horario de la piscina o cualquier otra cosa, debe usar el televisor y usar un control remoto torpe para averiguarlo todo. Por supuesto, si no enciende el televisor, no lo sabrá (a menos que lea mi reseña o pregunte en la recepción). Es un poco molesto, pero no es un factor decisivo.

El personal fue increíblemente amable, profesional y sinceramente sonrió y se desvivió por ayudar a los huéspedes. Hay un restaurante estilo mostrador en el lugar, con opciones durante todo el día a precios razonables. Hay un CVS y Walgrees a través del Canal donde también puede obtener una gran cantidad de artículos que puede necesitar. Hay un gimnasio, un centro de negocios y todas las cosas interesantes que esperaría de un Hyatt. El WiFi era gratuito, solo necesitabas iniciar sesión todos los días.

Era un poco caro a casi $ 250 / noche (para el Balcony King) pero también era la semana de apertura y estoy seguro de que la demanda fue alta. Una verificación reciente muestra precios por debajo de $ 200 / noche. Sin duda me alojaría aquí de nuevo, aunque estoy seguro de que estaré contento con una habitación normal, guardando el balcón para eventos especiales.

Yo también me hago eco de mucho de lo que JAFU007 compartió anteriormente desde las cálidas sonrisas y el equipo hospitalario dentro y fuera del nuevo hotel Hyatt French Quarter.
Este es un cambio de imagen histórico de un hotel clásico del Barrio Francés de Nueva Orleans frente al Ritz Carlton.

A la llegada
Cuando mi conductor se detuvo en la entrada del hotel, quedé impresionado con el hermoso paisaje y las flores del frente.
Disfruté de mi corta estancia y ya he reservado otras próximas reservas para finales de este año.

Será mi propiedad de elección
cuando en Nueva Orleans. Qué maravilloso que esta propiedad única ahora sea parte del Programa Gold Passport ^
La mayor parte del equipo aquí a bordo no son recién llegados, son personas de la industria altamente experimentadas desde hace mucho tiempo que conocen su ciudad, sus clientes y su propiedad.
¡No había & # 8217t nada de lo que pedí que no pudieran hacer! Gente realmente agradable que parece feliz de recibir a sus invitados.

Mucha gente aquí estaba con el ex Wyndham y parece inspirado y orgulloso con todas las mejoras bajo la nueva bandera Hyatt.
Sin embargo, esperaba un paseo rápido por la propiedad por parte del botones o del maravilloso gerente de la oficina de recepción.
Me sorprendió cuando el gerente general se tomó su valioso tiempo para reunirse conmigo después del desayuno para darme el gran recorrido, lo cual fue muy amable de su parte.
Proviene de la propiedad de Hyatt Brunswick, Nueva Jersey, con la que algunos de ustedes pueden estar familiarizados en la costa este.
Este no es su cortador de galletas Hyatt. Es un hotel renovado único, a veces peculiar, que es boutique, donde pocas habitaciones, además de los muebles, son realmente iguales.
Cada uno tiene su propio carácter único, el encanto de esos techos altos del viejo mundo. Realmente no sabes que estás en un Hyatt, lo cual es parte de la diversión.
Sin embargo, lo sabrá una vez que gane sus puntos y mantenga su crédito

Las habitaciones y suites pueden tener vistas a un patio, una piscina o el Barrio Francés
Las habitaciones que dan al patio, si mal no recuerdo, tienen balcones. Refrigeradores y wifi están disponibles en todas las habitaciones.
El gimnasio era básico, no especial ni exclusivo, pero estaba bien para aquellos que buscan las típicas bicicletas cardiovasculares y cintas de correr.
No hicieron del gimnasio una prioridad y, de mi conversación, hay un plan en proceso para agregar más equipos cardiovasculares.
Aunque me gusta la renovación y el hotel para mis propósitos, no es una renovación de alto nivel de elegancia, pero sí bastante buena.
Tenía la esperanza de que algunas de las áreas públicas fueran más especiales, pero las áreas públicas parecen más esperadas o típicas.
Me gustó mucho el área del bar justo al lado del piso del vestíbulo & # 8220The Batch Lounge & # 8221, que realmente se destacó con un factor interesante.
Hubiera sido bueno ver un restaurante con tanta clase en casa.

Lo único que realmente tendría que decir es una decepción son las opciones de comida / cena en casa.
Hay un restaurante Brennan a la vuelta de la esquina del vestíbulo llamado & quotParrilla de pescado rojo & quot.
Hacen una hamburguesa muy respetable en el almuerzo y algunas de las ensaladas son bastante buenas, pero no son consistentes.
En la cena, algunos de mis invitados querían una hamburguesa y se negaron a prepararla, así que me llevé a mi fiesta a otra parte del Quarter.
Aunque podría vivir sin hamburguesas en el menú, es lo que mis invitados querían y, si a mis invitados les importa, a mí me importa que sean felices.
Y el restaurante se negó, lo que por supuesto está en su derecho de hacerlo, pero perdió todo el resto de nuestros ingresos en una noche lenta.

No hay mucho almuerzo o cena que me guste en el menú (cena un poco mejor) para mi gusto y los platos están llenos.
Algunas de las personas que trabajan allí son realmente maravillosas, pero yo no he sido y nunca seré un fanático de las comidas de Brennan.
habiendo tratado con el Baco cuando estaba dentro del vestíbulo del W French Quarter antes de salir del negocio. La comida era normal para los mejores precios.
Sin embargo, debido a que Red Fish Grill está asociado con el hotel y Hyatt, lo apoyaré lo mejor que pueda como un huésped muy satisfecho del hotel.
Sin embargo, también le daré una oportunidad a la cena en mi visita de regreso sin que mi hamburguesa insista en que los invitados lo acompañen.
La decoración del Red Fish Grill en mi humilde opinión es de mal gusto y no es tan cómoda con cabinas de madera y sin relleno en los asientos.
Fueron por lo causal, ¡lo lograron! Supongo que muchos de los clientes de Hyatt se irán a otra parte.

El desayuno de diamantes se toma en el vestíbulo. en el mostrador de agarre y listo llamado & # 8220Powdered Sugar Market & # 8221
Los cupones tienen un valor muy limitado y, en mi opinión, no cubren adecuadamente una experiencia de desayuno legítima que uno esperaría en un Hyatt de servicio completo.
Especialmente sin un Regency Club en casa.
Aquí es donde el hotel necesita más mejoras y encontrar / proponer otras soluciones.
Esté muy interesado en escuchar también sus opiniones de nuestros otros invitados de Diamond GP.
Pude conocer a uno de los chefs apasionados, un gran tipo que quiere destacar, enfrentará desafíos debido a la configuración en la actualidad.
Las opciones de menú en la actualidad son muy limitadas y la comida es justa.
La configuración del desayuno parece simplemente incorrecta para un estándar de desayuno Hyatt completo.
Diamante o pagado o como parte de una tarifa con desayuno incluido. No funciona ni siquiera para un buen desayuno continental de alta calidad en mi humilde opinión.
Aunque ciertamente es mejor que el estándar de Hyatt Place.


RECORRIDO A PIE DEL COCTEL ARTESANAL DE NUEVA ORLEANS

Ofrecemos un NATCHEZ Jazz Punch de cortesía para comenzar la noche. Se pueden comprar bebidas adicionales a lo largo de la ruta del tour.

Dé un paseo por los famosos bares y restaurantes del Barrio Francés y descubra los famosos y ldquospirits y rdquo de Nueva Orleans. ¡Es historia y un infierno con un toque!

Desde Sazerac y Pimm & # 39s Cup hasta Ramos Gin Fizz y Absinthe, disfruta de los cócteles artesanales originales. Usted & rsquoll disfrutan de una vista diferente de Nueva Orleans a través de su historia de buena comida y bebida. We & rsquoll lo entretendremos con historias clásicas de los brebajes únicos que se hicieron famosos aquí y los personajes que les dieron vida.

You&rsquoll be shaken (not stirred) by the recipes of the city&rsquos most infamous cocktails along the way.

You must be 21 years of age or older to take this tour.

Includes souvenir Mardi Gras beads.

Nota: This is a walking tour on uneven sidewalks and streets, so please wear comfortable shoes!

We recommend that you wear casual, comfortable attire but please avoid tank tops, cut-offs or short shorts. During warmer months caps/hats and umbrellas are also suggested.

Tour departs on time! If you do not have a ticket printed locally through Gray Line New Orleans, please arrive with the printed copy of your voucher no later than 2:45pm (for the 3pm tour) or 3:45 (for the 4pm tour).


Lodgings. with Libations

New Orleans has been named one of the best bar cities in the U.S., and why not?! Just in the past few months (October 2, 2014) the Washington Post's cocktail columnist, M. Carrie Allan, described New Orleans as "one of the finest cities in America to drink in."

In addition to the city's "top dining destination" declaration by numerous internationally circulated publications, the Big Easy is on the radar of country-hopping travel writers who are always looking for the best experiences to share with readers.

Yet often, even these saloon-sleuthing scribes miss some of the best bars in which to imbibe. One particular grouping that insiders have found to favor is hotel bars.

Sure, some of the city's most well-known hotel cocktail hot spots come to mind, such as the Sazerac in the Roosevelt Hotel and the Monteleone's Carousel Bar. But, yes, there are many more!

Bars that serve excellent drinks and showcase great New Orleans Jazz go together like, well, jazz and cocktails. Toss in a Bourbon Street location and you have something that can go on in only one place: New Orleans.

Irvin Mayfield, a local, home-grown treasure, is a Cultural Ambassador of the City of New Orleans, an appointment from the U.S. Congress, and his Jazz Playhouse is fully energized every night in the Royal Sonesta Hotel, a mecca for lovers of New Orleans music and lovers of New Orleans cocktails.

Your consideration of a request to the mixologist could be an inviting Bananas Foster Martini, the creation of the club's Tiffany Soles, New Orleans' Magazine's 2010 Bartender of the Year, Soles' delicious rum based concoction encompasses Meyers Dark rum, Blue Chair Bay Banana Rum, Velvet Cinn Horchata and Butter Schnapps.

Another signature drink, Li'l Liza Jane, developed by Soles, has been a hit with Corso Tequila, pineapple juice, mango puree and with a chili-sugared rim.

Many more signature cocktails -- only found at Mayfield's Jazz Playhouse -- are worthy of your attention. Check out the Stormy Weather, Pearflower, Voodoo Love Call, a Pama, Cantarito, Last Word Martini and Fresh Mule that appear on the menu, as well as the city's renowned classics.

The bar also specializes in New Orleans' famous cocktails, like the created -in-New Orleans Sazerac and the Ramos Gin Fizz. Or the made-famous-here French 75 and Pimm's Cup. There are more usual versions, excellently crafted, of Manhattan, Martini, or the always-popular and refreshing Sidecar.

In order to get a number of drinks into your repertoire, you might have to stay for several musical sets, and these are some of the main reasons you came to New Orleans. In addition to the main attraction, Irvin Mayfield who appears primarily on Wednesday evenings, many stars in their own right perform on other nights. On Mondays, enjoy Gerald French and the Original Tuxedo Band, the longest continuously running jazz band in the country. Thursdays are generally the nights featuring the James Rivers Movement, and Friday's entertainment schedule is also not-to-be missed, opening with Leon "Kid Chocolate" Brown followed by the late night show, "Burlesque Ballroom,"

Music and fine beverages: the combination will reside in your memory bank for years to come.

Royal Sonesta Hotel, Irvin Mayfield's Jazz Playhouse, 300 Bourbon St., New Orleans, LA (504) 586-0300 www.sonesta.com/royalneworleans

Just several more blocks down Bourbon Street is your next port of call. The address is in the name: Bourbon O, corner Bourbon Street and Orleans Avenue. Located in the Bourbon Orleans Hotel, you don't get much more centered in the French Quarter than that.

The place is awash in edgy sophistication. Dimly lit long bar series of tables along a wall of windows a living room set-up for cushy lounging in the opposite area talented performers, like Eudora Evans, Wednesday through Friday evenings, and Johnny Angel along with the Swinging Demons on Saturday nights, both providing unobtrusive ambience and stylish songs.

Oh, yes, seat yourself and settle in. But it's the beverages - and the sassy, classy bartenders that make this place. Meet Bar Director Cheryl Charming, a.k.a. Miss Charming, and bartenders Becca June, Steven and Pailinn along with bar backs Brendan and Ian. Enjoy their classic and famous New Orleans drinks, created and served in traditional fashion, perfectly balanced with all fresh ingredients.

The best Sazerac, best Ramos Gin Fizz, best Vieux Carre, not to mention an amazing Pimm's Cup are the prides of Bourbon O. Special and unique drinks are always at the ready since invention is the mother of thirst quenching.

This Holiday Season, do you know Patience Is A Virtue? It's not what you think, it's Bourbon O's featured seasonal cocktail. Bols Barrel-Aged Genever, along with Scarlet Ibis Rum from Trinidad, over-proof, pot-stilled rum from Smith and Cross in Jamaica, (we're not finished yet) and Ancho Reyes Chili Liqueur. Served tall, topped with ice, with the addition of made-here-only-twice-a-year spiced cider, and topped with fresh nutmeg, fresh cream whip, and an apple slice soaked in 151 proof rum and coated with Demerara sugar then torched for caramelization at your table.

Why not wrap up all the good stuff associated with the holidays in a drink? Patience Is A Virtue won't be here long so slip on in and have a sip.

Bourbon O Bar, Bourbon Orleans Hotel . 730 Bourbon St., New Orleans, LA 504) 571-4685 www.bourbonrleas.com

Our next stop - Batch -- is tucked away in the recently renovated, fully restored Hyatt French Quarter Hotel. However, the bar has already gained a substantial following among Quarterites and frequent New Orleans visitors. Batch bartenders Patrick, Kyle, Shea Leigh and Chuck create signature cocktails in tune with the change of the seasons, just like culinary chefs.

The bar' makes extraordinary drinks with their specialties being spirit infusions. These house-made, flavored spirits are one of the trend-setting movements among the country's top bars and mixologists. While Batch bartenders can put together the classic cocktails with the flick of a wrist, it's these aged, seasonally infused "batches" that appeal to many of the bar's patrons.

One of the hottest current seasonal cocktails is the Batch Breeze, a cocktail made with pecan infused bourbon, simple syrup, house made ginger beer, muddled mint leaves and drunken cranberries.

The bar cooks the fresh fruit down with rum until the berries seem about to burst. Then a small amount of Frangelico liqueur is added to the mixture, which is allowed to soak for a period of 24-36 hours.

The bourbon's pecan infusion takes place over a ten-day period in a glass vessel. After the infusion, the bourbon spends two months aging in a light-char oak barrel.

Another one of the most requested cocktails this fall and winter is Dark and Spooky, a spin-off from the popular Dark and Stormy original. In the Batch version, a pumpkin infused rum is mixed with lime juice and the house ginger beer. This drink definitely rates a high "rum-yum" factor!

To make the infusion, fresh pumpkin puree is placed in a glass vessel with the rum for a period of 12-14 days.

Another top infused and very spirited cocktail, the Pecan Bourbon Manhattan, appears to be on every customer's list.

Another seasonal favorite for December-only bar guests is a chocolate infused Bourbon Milk Punch.

Batch has Happy Hours Monday through Thursday, 4- 7 p.m. with $3. house wines, $3. draft beer, $7 specialty cocktails and $8. bar bites. Some of the recent bar bites included beer battered onion wings, marinated pork taco salad with chipotle cream and Monte Cristo wheels with raspberry compote.

Flights of three 3 oz. draft beer pours are $8. a diario. Also a daily flight special is available with 3 tastes of infused spirits for $10.

Additional bar food and more substantial fare can be ordered daily as well, but whatever's in your glass, don't miss the bar's signature bourbon glazed pecans!

Batch, The Hyatt French Quarter hotel, 800 Iberville St., New Orleans, LA (504) 586-0800 www/frenchquarter.hyatt.com

Just a short walk away, the upscale, boutique Le Marais Hotel beckons with its super, chic and sophisticated club, Vive. The bar's contemporary décor and LED lighting provides a striking setting for patrons anticipating an enjoyable evening" and amazing libations!

The stylish surroundings expand as the bar opens onto the hotel's enchanting French Quarter courtyard with a heated saltwater pool, where guests can visit the outdoor bar intermittently for refreshing libations while lounging on comfortable furnishings, weather permitting.

The modern bar offers a heady selection of classic and signature cocktails, wines and beers. Bar supervisor J.T. and bartender Olga are adept at creating craft cocktails with fresh juices and house-made ingredients.

One specialty drink that's making waves in the purple-ish lighted bar is Poire Violette, a violet Pear martini, made with Absolute Pear, Triple Sec, Apple Pucker, Crème de Violette and fresh squeezed lemon juice.

Other seasonal drinks are Irish Coffee, a raspberry white chocolate martini and the Gone Pecan with Cathead Pecan Vodka and Amaretto.

Crème de Violette scores again in the Bubbly Vive! cocktail, a glass of Champagne with a splash of Chambord and hint of crème de Violette.

In addition to the Sazerac, Pimms Cup, Rum Runner and other traditional cocktails, J.T. and Olga offer some alternative cocktails such as the Pink Dragon with Vaccardi's Dragonberry rum, muddled lemons, strawberries, simple syrup, and a splash of lemon-lime soda.

The St. Catherine blends Cathead Honeysuckle vodka and St. Germain with lemon and lime. Who-Done-It? is a fresh twist on an Old Fashioned combining Buffalo Trace Bourbon with Hoodoo Chicory Liqueur and Regan's bitters.

Vive hosts Happy Hours daily from 5-7 p.m. featuring $3 domestic beers, $5, Mondavi Woodbridge wines and $5. well drinks.

As a heads-up, J.T. is known as the hotel's unofficial concierge, the go-to guy to find local destinations to please guests' special tastes in music and food!

Vive, Hotel Le Marais, 717 Conti St, New Orleans, LA
(504) 525-2300 www.hotellemarais.com

News Flash: The 21st Amendment Bar in Le Marais' sister hotel, Le Mazarin, is hosting a Repeal Day Party December 5, from 11:30 a.m. until " . Specialty drinks and music will be the order of the day as the bar celebrates the 81st anniversary of the Federal repeal of Prohibition, the 21st Amendment to the U.S. Constitution.

The bar, located in the former La Louisiane restaurant space, revels in the bygone days, with its décor - the glorious and the notorious - and especially the cocktail phenomenon of the Prohibition period.

Upon the ratification of the amendment in 1933, President Franklin Roosevelt reportedly said, "What America needs now is a drink!"

So, come on by and taste a Lockjaw - or one of the newer versions of the La Louisiane cocktail made with infused barrel- aged rye whiskey, or any of other drinks handcrafted with house-made syrups, locally grown herbs, fresh squeezed juices and infused spirits!


Make your own Sazerac at home

After trying more than a dozen Sazeracs in New Orleans—and interviewing every bartender who would let us bend their ear—SVV came home and put his newfound mixology knowledge to use. We even hosted a cocktail party the following week where he whipped up his own Sazerac for the masses, which has the following ingredients:

  • 6 dashes of Peychaud’s bitters
  • 1 pizca de amargo de Angostura
  • 1/3 ounce of simple syrup
  • 2 ounces of rye (preferably Sazerac Rye from Buffalo Trace)
  • a rinse of Herbsaint or Emile Pernot

New Orleans is home to some of the greatest bartenders and humans on this God-green earth, and they aren’t afraid to share their secrets with strangers. SVV received one-on-one training from no less than three mixologists, just by asking, and he watched intently as five more whipped up this boozy concoction, which is essentially a whiskey martini.

To a man and woman, they made this drink exactly the same, with the following steps being critical to an authentic Sazerac:

  • Chill the glass. Scoop some ice into a rocks or highball glass, pour water in, and let it rest on the countertop while you complete the process. Since the drink doesn’t have ice to keep it cold, this is critical
  • In a shaker, combine ingredients. Pour another healthy portion of ice and all the above ingredients except the Herbsaint (otherwise known as absinthe).
  • Stir! Absolutely do not shake the mixer . You’ll be struck by lightning or visited by haints, neither of which is desirable.
  • Wash the glass with absinthe. While traditionally bartenders would do a rinse with the spirit before dumping it out, modern mixologists use olive oil sprayers, which we saw everywhere in New Orleans. One now lives in our bar because it’s handy! Just a single, heavy spritz into the chilled glass does the trick.
  • After a vigorous stir to blend everything up, dump out the ice water and strain the liquor from the mixer into the glass.
  • Servir. Enjoy and get ready for a second!

This is an alcohol-forward cocktail, so be aware and pace yourself accordingly. The hint of licorice from the absinthe combined with the medicinal properties of the bitters combined with the strong shot of whiskey makes it heady, and psychedelic, some might say.


Ver el vídeo: Top 10 bars in New Orleans French Quarter!